Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. V I E R N E S 6 D E D I C I E M B R E D E 19 29. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17. regia, llega al pórtico y entra en la Basíli- I damente, mientras la Reina besaba el anica. A la puerta del templo se encuentra el llo pastoral del Sumo Pontífice, con toda cardenal Merry del Val, arcipreste de la y devoción. Basílica, con traje púrpura, rodeado de su L a entrevista duró exactaniente treinta Corte, y de monseñor Pellizzo, secretario y cinco minutos. de la Fábrica de San Pedro, del Capítulo E l Papa, entre otros regalos que ya heVaticano. mos descrito, hizo a los Soberanos italiaE l servicio público de seguridad en el nos el de Tin cofre de maderas preciosas templo lo prestan gendarmes pontificios. E l dibujado por el senador Beltrami, que encardenal, después de haber sido presentado cerraba cuatro volúmenes riquísimos y a los Soberanos por el maestro de cámara adornados con las armas pontificias. E n y de haber presentado a su vez a los canó- ellos está descrita la historia, con ilustranigos, ofrece a los Soberanos el agua ben- ciones, de las Medallas del Vaticano. E n dita, y el cortejo penetra en la Basílica. un estuche había también tres magníficos Los Soberanos rezan ante los altares del ejemplares de cada una de las medallas en Santísimo Sacramento y de las Confesio- oro, en plata y en bronce. Tal medalla es nes, donde había preparados, almohadones, la conmemorativa del octavo aniversario cubiertos de damasco rojo y blanco, para del Pontificado. el personal del séquito. Luego los SoberaE l Soberano Pontífice, cuando el Rey nos se dirigen hacia la salida del templo, Víctor Manuel le presentó a los personaacompañados por los cardenales y el Ca- jes de su séquito, no pudo menos de mospítulo. trar su satisfacción por la bellísima jornada que tuvo por marco el Vaticano y que Final de la ceremonia. Ovaciones habrá sido motivo de. alegría para todos los italianos, paja la Real familia, y de un La banda de la Guardia Palatina entona modo especial para el príncipe heredero, el Himno Pontificio. A l pie de la amplia en quien están puestas todas las esperanzas escalera de la plaza de San Pedro, persona- de Italia. jes del Vaticano saludan a los Soberanos, que vuelven a subir en su automóvil. E l El cardenal Gasparri devuelve la cortejo Real se acerca rápidamente a la salida de la plaza, donde tropas italianas previsita sentan armas, y bandas de música tocan la Roma S, 6,30 tarde. Aún no habían enMarcha Real, y el pueblo prorrumpe en vítrado los Soberanos italianos en el palacio tores semejantes a hosannas. del Quirinal, cuando ya el cardenal GaspaHa terminado el primer acontecimiento rri salía del Vaticano para corresponder solemne de la conciliación. -Turchi. a la visita de los Reyes. E l secretario de Estado iba acompañado del nuncio de Su Santidad cerca de la corte italiana, monseOtros detalles interesantes ñor Borgoncini Duca, y de su séquito. E l Roma 5, 6 tarde. Damos, -a continuacardenal fué recibido en palacio con todos ción, algunos detalles del venturoso acontelos honores e introducido ante. los Soberacimiento, que no dimos en nuestros desnos conversó brevemente con ellos. pachos anteriores, por falta material de A su regreso al Vaticano, monseñor Gastiempo. parri dejó tarjeta en el ministerio de NeLa entrevista entre el Soberano Pontígocios Extranjeros para su titular, el Sr. fice y los Reyes de Italia fué afectuosísiGrandi. ma. Pío X I estrechó la mano del Rey VícE l Popólo d Italia, diario que es, como tor Manuel y de la Reina Elena, con gran todos sabemos, órgano oficioso del jefe del contentamiento. E l Rey se inclinó profunGobierno, comenta el acontecimiento de esta mañana, que completa la situación de hecho creada con motivo del tratado de Letrán. Quien estudie- -dice- -la historia milenaria de la Iglesia en su aspecto espiritual, y, e ü e Mra g a ss la del pueblo italiano, se advierte una identiViSTK EXCLUSIVAMENTE NIÑOS dad de pensamiento fundida en una visión del ideal. La reconciliación es una exaltaGAL! ción de las virtudes religiosas y civiles del pueblo italiano, que p uede considerar este acto como otro capítulo glorioso de su historia fecunda. La visita de los Soberanos italianos al Pontífice- -termina- -es un digno colofón a 1 J i i tantos hechos venturosos. L a Iglesia ha interpretado con toda sabiduría los designios de la divina Providencia. r i i P I l í O SEVILLA- J E R E Z- ALGECIRAS PASAJEROS Y MERCANCÍAS con magnífico ómi. bus BUSSING PULLMAN en combinación con los correos de Ceuta, Tánger y Gibraltar. Salida, 7 mañana: Gran Capitán, 12. Teléfono 22690. v Algecirasr Marina. 3. Teléfono 183. entrar en la sala, son recibidos por el l i mosnero del Pontífice, monseñor Cremonesi; sacristán, monseñor Zampini, y representante de la antecámara secreta pontificia. El cortejo continúa por las salas de los departamentos nobles, donde piquetes de los Cuerpos arm. ados rinden honores. Cuanto más se avecina el cortejo- á la sala del Tronctto, tanto más disminuye su número y varios dignatarios que lo componen, se detienen en los diversos puntos designados por el protocolo. En la sala de la antecámara secreta, el cortejo se detiene. Los Soberanos, acompañados por el maestro de cámara, y seguidos por el secretario del ceremonial y del limosnero secreto, entran en la sala de San Juan. E l maestro de cámara introduce a los Soberanos en el salón del Tronetto, donde aparece el Pontífice, llevando roquete y muceta. Los Soberanos se inclinan, y el Pontífice les invita a sentarse en los sillones. E l biombo de terciopelo rojo es cerrado por el maestro de cámara. E l coloquio privado dura veinte minutos. Los Reyes ante el Vicario de Cristo E l Papa ofrece al Rey una espléndida reproducción- del cuadro de Rafael La Madonan de la silla y su retrato, con bendición autógrafa y con la fausta fecha del 5 de diciembre, en marco artístico de plata. Su Santidad entrega a la Reina un r i quísimo rosario de piedras preciosas, engarzadas en oro. E l Rey entrega al Pontífice, como, recuerdo de su visita, un elegante y artístico tintero de oro macizo, y la Reina un artístico sello cincelado. Cambio de obsequios Presentaciones Luego los Soberanos presentan al Santo Padre al ministro de Negocios Extranjeros y a los personajes de su séquito. E l Papa acompaña a los Soberanos hasta el umbral de la sala. Los Soberanos no ocultan su profunda satisfacción, por la visita al Papa. En la antecámara secreta es presentado a los Soberanos el persona! de la misma y los dignatarios militares y laicos. Los Soberanos en la Secretaría de Estado A continuación, los Soberanos, con el ministro de Negocios y con su séquito, acompañados por personajes de la Corte vaticana y custodiados por suizos, pasan por el departamento de la Secretaría de Estado, donde se encuentra monseñor Pizzardo, secretario de la Confederación de los Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios; monseñor Ottaviani, de la Secretaría de Estado monseñor Espada y canciller Dei Brevi, todos con sus vestiduras de prelado. La Corte noble de los cardenales recibe a los Soberanos, mientras el cardenal Gasparri, que viste de- púrpura, sale al encuentro de los Reyes en la sala llamada del Ángulo. E l maestro de cámara presenta a los Soberanos, que son invitados a entrar en la sala del Trono del departamento, donde se desarrolló el coloquio privado. Los personajes del séquito esperan en la sala anterior. Luego el Rey presenta al cardenal a su séquito, y el cardenal se despide de los Soberanos. Otros regalos del Rey El Rey de Italia, además de los regalos que ya hemos descrito, ha ofrecido al Soberano Pontífice una magnífica cruz pectoral, en oro, que encierra riquísimas piedras de ágata y que lleva las insignias de la- casa de Saboya. L a cruz está rematada, por diez gruesas perlas de bellísimo oriente con otras de menor tamaño, y en sus extremidades adopta la forma de corona imperial, esmaltada de otras pequeñas perlas. También le ofreció, en un estuche, un crucifijo adornado con esmeraldas, rubíes, topacios, amatistas y granates, que sostiene la imagen de Cristo, en oro, y que completa un Descendimiento con figuras, también en oro, de la Virgen María y San Juan. Estos dos regalos pertenecían a la casa de Saboya desde hace mucho tiempo. Turchi. Línea de la Sierra O M N I B U S S A U R E R Sevilla- Aracena- Cortegana- Rosal SERVICIOS DIARIOS Oficinas: Marqués de Paradas, 37. Teléfono 25339 Líneas de Sevilla a Alcatá y de Sevilla a ariftteua ÓMNIBUS D E DION BOUTON Salidas: Puerta de Jerez, jardines de Cristina Oficinas: Almirante ¿obo, 18. Teléfono 22680 En la Basílica Vaticana Se reconstituye el cortejo, que por la sala de Despojo, de los Adornos Sacerdotales, Ducal y Roja, baja por la escalera
 // Cambio Nodo4-Sevilla