Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. 5 ABAUO 7 DEj UIUIEMBKE DE 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 16. cuenta que pasado mañana es la fiesta de j para el acceso gratuito al sector Sur durante la Patrona de Ja Infantería, y en el gene- la celebración de la Feria, y considerar el raí Castro Girona se da el caso de que su recinto de la Exposición reducido a los líesposa se llama Concepción. mites del sector Norte, a los efectos de la Para el acuerdo de estos indultos no se entrada de pago. Para penetrar en el sector ha reunido el Consejo de ministros, por- Sur durante los días de Feria, cada coche que ayer circulé la propuesta a todos los abonará cinco pesetas por día. Se acordó esconsejeros y éstos han contestado hoy, por tudiar los medios para utilizar el ferrocarril en miniatura, con objeto de resol ver el carta, aceptándola. Un periodista preguntó al jefe del Gobier- problema de las comunicaciones en el recinno si iría inmediatamente a Palacio a des- to del Certamen. pachar con S. M el Rey, y el marqués de A propuesta del Sr. Caravaca, se acordó Estella contestó que, como sólo pensaba hacer constar en acta la satisfacción de la poner a la firma de S. M el Rey los de- Permanente por haber asistido a ella por pricretos de que acababa de hacer mención, mera vez el nuevo vocal, Sr. Traver, el cual no lo creía necesario. ha dirigido una comunicación al Comité dando las gracias por la distinción que se le gvW C 9 ha otorgado. L A E X P O S I C I Ó N IBEAsimismo, a propuesta del Sr. Caravaca, se acordó conceder entrada gratuita a todos ROAMERICANA los soldados y clases de la guarnición el día de la Pureza, Patrona del Arma de InfanReunión de la Permanente tería. Presidiendo el director accidental de la Y después de resolver otros asuntos de Exposición, D. Pedro Caravaca, se reunió trámite se dio por terminada la sesión. ayer tarde. la Comisión Permanente, asistiendo los señores Fernández- Palacios, SamBanquete de despedida pedro, marqués de las Torre de la Pressa, Anoche, en el gran Casino de la Exposiconde de Campo Rey, marqués de Valdeíñigo, D. Felipe de Pablo Romero, Molano y ción, se celebró el banquete de despedida Traver. ofrecido por los delegados de los países conEl Sr. García Padilla leyó el acta anterior, currentes a sus compañeros el delegado de que fué aprobada. También quedaron apro- Cuba, Sr. Quiñones de León; el de Perú, badas las cuentas leídas por el vocal inter- Sr. Grana, y el del mismo país, señor ventor, Sr. Molano. Swayne. E l director accidental, Sr. Caravaca, dio Asistió el director accidental de la Exposicuenta de una propuesta de la Comisión ción, D. Pedro Carayaca, y todos los repremixta del Ayuntamiento y del Comité para sentantes de los demás países, con sus disla celebración de la próxima Feria de Abril tinguidas esposas e hijos. en el sector Sur de la Exposición, propuesta A l servirse el champaña ofreció el agasajo que fué aprobada por unanimidad. Igualmen- el delegado de Brasil, D. Pablo Vidal, en te se acordó dar las facilidades necesarias los siguientes términos: 1 Distinguidos amigos coronel Enrique Quiñones, doctor Francisco Grana y seño! Enrique Swayne. No quisieran vuestros amigos y coleará de las representaciones extranjeras en la E x posición Iberoamericana que os ausentaseis de Sevilla, de esta encantadora ciudad, sia haceros una demostración de cariño, y ¿qué mejor manera de expresaros este unánimusentir que la de reunimos alrededor de esta mesa en una verdadera fiesta de amistad? Aquí estamos congregados en homenaje del sentimiento los representantes de todas, las naciones que acudieron al llamamiento de la noble España para el gran Certamen en que tomamos parte. Cábeme a mí, como presidente ocasional del Comité de comisarios y delegados, interpretar el sentir de todos, lo que para mí constituye un honor y un placer, y lamento no poder hacerlo de modo más elevado y expresivo. Aparte de las muchas ventajas materiales proporcionadas por la Exposición, hay una, de orden moral, de inmensa valía para nosotros la de habernos conocido y estimado recíprocamente en esta convivencia de muchos meses; al coronel Quiñones, desde los primeros días del Certamen; al señor Grana y al señor Swayne, desde poco después. L a armonía siempre reinante entre todos, la cordialidad que nunca dejó de existir, afirmaron relaciones y amistades que el tiempo, el inexorable factor, lejos de destruir, se encargó y se encargará de estrechar más y más. Desgraciadamente, como todo acaba, también esta agradable convivencia va a acaban. Comienza la desbandada. Llegó la hora triste de la partida. Sois de los primeros en abandonar Sevilla. Poco a poco ños iremos todos a nuestros países o a otros, a donde ¿U s a r í a PASXTJMIXi a l Humo de S á n d a l o (1) -N o lo s é mas era un tipo magnífico. Sus manos, blancas, y sedosas, p a r e c í a n posarse en el remo. ¿S e l a v a r í a con J A B O X ACACIAS M A D K I I i E 5 AS (2) -E s posible... ¡Oh, q u é maravilla de voz... Mientras la e m b a r c a c i ó n se deslizaba bajo el puente da loa Suspiros, un diluvio de ellos iajó hasta m í ¿A d o n d e me llevas, gondolero le pregunté. A la felicidad gorjeo quedamente. ¿Y te l l e v o allí, en efecto -Sí, hija; me lleva a L a Felicidad Pero L a Felicidad era una tienda de bisutería. Qué desencanto! -Menos mal que necesitaba C R E M A- P A S T E L a l Jngo de llosas (3) para los labios, y ya iba a aprovechar la ocasión, cuando, ¡z a s! te apareces tú, y ¡adiós, g ó n d o l a canales y eondottieri ¿D a manera que toda esa novela en un cigarrillo egipcio? ¿E s poco? -No; pero juraría que el gondolero se parece como una gota de agua a otra rota ele agua a Manolo Mendoza. (1) Caja- estuche con espe- jo y oepilHto, 3,50. (2) Pastilla, 0,75. Caja original con tres, 2,25. (3) Precio, 2,50. CHARLAS DE HUMO DE EGIPCIOS -TAy, q u é susto m e has dado! -Perdona, mujer, s i entre sin avisarte... ¡P o r Dios! Sabes que. puedes hacerlo y que l o has hecho siempre. Si me has asustado ha sido por esto. -Sí, yo sé que te agrada fumar cigarrillos egipcios. -Pero tengo que hacerlo a espaldas de m a m á Ella no pasa por éste refinamiento de la moda. -Es xi n a preocupación. Xo no fumo, porque no me gusta, porque no le encuentro nada al cigarrillo. Dicen que se s u e ñ a ¿T ú s u e ñ a s de verdad? -No s é q u é contestarte. Un gran pensador afirmaba que los s u e ñ o s no v e n í a n de fuera, sino de nosotros mismos. Es una s u g e s t i ó n como otra cualquiera. Pero, a pesar de todo, en el momento que entraste estaba yo tan lejos de a q u í Me hallaba en Venecia, reclinada dulcemente sobre unos cojines de seda a bordo de una g ó n dola. E l gondolero llevaba antifaz; pero eran tan bellos y fulgurantes sus ojos, que las pestañas, arqueadas, asom á b a n s e por las aberturas. ¡I I ijí ¡j. I i j UBEPUM RIZADOS ONDULAD SE CONSERVAN INDEFIMDAMEN E CON LA ADMIRABLE LOCI I j! I I I i i; I! De absoluta inocuidad Hasta para las cabecitas de 3o s niños. Precio: 3,50. FLORAL 1 A Madrid, Mélico