Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
y le brindamos la iniciativa al director de la Exposición por si quiere rendirle este tributo de justicia a la colectividad que tanto y tan generosamente puso en el Certamen; se alza el precioso edificio, del arquitecto Vicente Tráver, destinado a Casa de la Prensa. Aquí se recibe a los periodistas de todo el mundo, se les habla a cada uno en su idioma y se les ofrece una espléndida Redacción, dotada de sección mecanográfica, biblioteca profesional y cuantos elementos son necesarios para la. información periodística rápida. También hay redacciones íntimas, recogidas, para los articulistas habituados a producirse en el aislamiento. Una gran mesa, situada en el centro del hermoso salón de lectura, contiene revistas y periódicos de todo el mundo, renovados cada día. Más llá, la sección de comuna cacíones: cabinas de teléfonos, centro te egráfico en relación con los cables y estaciones de radiocomunicación, y estafeta de Correos, en la que no faltan ni los avíos para lacrar un sobre. En la misma planta existe un laboratorio fotográfico, en el cual los reporteros y cinegrafistas que trabajan dentro dé la Exposición pueden cambiar placas y películas y revelar negativos o sacar pruebas de ellos si la urgencia informativa lo requiere. Como complemento, una Oficina de Prensa, que suministra noticias, evacúa consultas, facilita material gráfico y contribuye a facilitar el trabajo de los profesionales. E n el trato con los periodistas extranjeros, puede afirmarse que más de un error sobre E s paña y sobre Sevilla ha sido desvanecido bajo los techos de la Casa de la Prensa. Nada más que esto- -y todo esto- -repre- SERVICIOS TELEFÓNICOS sfenta a la Prensa en la Exposición de Sevilla. E l aspecto histórico, el que se exhibe en la magnífica instalación de la plaza de España, renueva la visión firme del gigantesco esfuerzo ibérico, hasta el momento mismo de abrirse el singular y magnífico Certamen Iberoamericano; el aspecto actual, el que se observa por periodistas de iodo éí mundo desde la Casa de la Prensa, ha de alcanzar igual prestigio histórico por la exactitud que ponen en el generoso cumpli- miento de su deber los informadores que la visitan. Ese deber consiste en reflejar en sus informaciones la verdad de lo que vieron en Sevilla, en homenaje a la gloriosa civilización que aquí comenzó, desde aquí se cultivó y aquí ha venido a hacer, en conjunto unánime, su soberbia manifestación culminante. JÓSE ANDRÉS V Á Z Q U E Z (Fotos Oficina de Prensa de la E I. A. 5 mm jes. SALOIÍ E LECTURA Y TERTULIA D E LA CASA D E L A PRENSA
 // Cambio Nodo4-Sevilla