Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E N ALEMANIA SE COME M U C H O GANSO, Y H A Y CASAS, COMO ESTA D E ODERBKUCH, EN DONDE SE LOS CEBA. Todos estos gansos que aparecen en los g r a b a d o s adjuntos son gansos desuñ a d o s a l a degollación. Y a la d e g o l l a c i ó n p o r San M a r t í n Esto es lo curioso. E n A l e m a n i a se haft bla de la San M a r t í n de los gansos l o mismo que hablamos aquí de l a San M a r t í n de los cerdos. N i aquí n i allí, ni a gansos ni a cochinos les deja de llegar su San M a r t í n N o falla en parte alguna l a h e c a t o m b e -a q u í muy en su punto l a palabra- y no falla tampoco, por lo vista, el santo especializado en este cargo de dar... el santo y seña para que l a degollina se desate. ¡Q u é S a n M a r t í n m á s terrible! C o m o M a r t e es raíz de M a r t í n y Marte es dios de espadas, San M a r t í n ha cogido el c u chillo y se h a hecho advocador de matanzas. O I r a y a su calidad, los degüellan. Se prepara, se embala, se e n v í a el hombre se lo manduca y la t r a n s u b s t a n c i a c i ó n sobreviene: el ganso pasa al hombre y el hombre, entonces, se asimila la substancia y hace el ganso. L a frase hacer el ganso no proviene, sin duda, de otro origen. E s t e animalito heroico se nutre para n u t r i r a los d e m á s no a costa de su s a n g r e- -que eso es lírico- sino de s ü grasa, que es prosaico. Y eso es hacer el ganso, realmente, en toda W regla. Sacrificarse por ideas o ideales es heroico y honroso y es humano: eso es hacer el hombre -o sea hacer siempre algo que está por encima del hombre; el hombre, según Pascal, sobrepasa infinitamente al hombre y lo sobrepasa en esa f o r m a viviendo para morir por los ideales superiores- pero consagrarse a la panza, dedicarse a la cría del tocino tn anima violi, o sea en derredor del alma propia- -alma hueca, como l a del c a ñ ó n en estos casos- v todo para que los d e m á s le desplomen a uno y se lo zampen, eso es hacer el ganso A L a moraleja es un roenudilk) que hemos encontrado en el interior del ganso. E l cisne muere c a n t a n d o e! ganso, m o r a l i z a n d o Toda muerte tiene su moral, y todo lo que acaece no es m á s que s í m b o l o nos dijo Goethe en su día. Allí donde hay sacrificio, allí hay una enseñ a n z a fabulosa, Nosotros dedicamos e s t a fábula a las personas que anden todavía por el m u n d o con l a pretensión aquella que h i z o furor, allá a principios E n A l e m a n i a se come m u cho ganso, y hay casas- -como ésta de Oderbruch, que es l a presente- -en donde se los ceba al por mayor (primer grabado) y cuando est á n (segunda l á m i n a) b i e n de carne, y de grasa, y de pluma, les quitan en v i v o el plumón (tercer grabado) a fin dé confeccionar con él los edredones, y, u n a v e z clasificados por grupos (grabado cuarto y ú l t i m o) con arreglo a su punto, de gordu- Y CUANDO ESTÁN BIEN D E CARNE, Y D E CRASA, Y D E P L U M A