Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E n eJ aeródromo de Cuatro Vientos. ¿QUIERE USTED SER UN BUEN D E AVIACIÓN? MECÁN ICO Pues no tiene usted necesidad de i r a L e Bourget, n i a Friedrichsliafen, n i a Petropawcioski, o como se llame el astillero de las alas soviéticas Este de los mecánicos es y a u n producto nacional, como el vino de J e rez, como el vino de R i o j a o como los g u i tarristas. P a r a encontrar u n buen guitarrista no hay que cruzar ninguna frontera; esto es evidente. Pues l o mismo pasa hoy para tener u n buen mecánico de Aviación. N o necesitamos para nada al extranjero. Basta con i r por él a Cuatro Vientos, y y a está. E n C u a tro Vientos se enseña la ciencia mecánica con igual delectación, reposo y suficiencia que en Andalucía se aprende el cante, la guitarra o el toreo. Y he ahí por qué, lo mismo que han florecido esplendorosas como plantas ind genas, el torero, el músico folklorista y el cantor, florecen hoy buenos, excelentes, excelentísimos mecánicos. Jactémonos de ello an es de seguir adelante. Nos hallamos en el aeródromo de C u a t r o Vientos y en la parte destinada a Escuela de Mecánicos. N o recordamos por qué m o tivo hemos llegado a esa dependencia de la Aviación. P e r o ya que estamos aquí- -j y SK S j y reste- -informemos a l público. A u a s y talleres. Pedagogía práctica experimental en todos los talleres y todas las aulas. Junto al torno, junto a l a fragua, junto al banco de carpintero, la pizarra en que se han de desarrollar las fórmulas científicas. Y junto a los pupitres de las aulas, las piezas descuartizadas, disecadas, que han de estudiarse. E n la fotografía. adjunta ha sorprendido Duque uno de los talleres, en la imposibilidad de sorprenderlos todos, y a que todos son igualmente interesantes. E n l a E s cuela hay talleres de forja, de calderería, de soldadura, de ajuste, de carpintería, de motores y hasta de sastrería y de p i n t u r a de todas las especialidades que contribuyen al nacimiento de u n avión. (L a sastrería va comprendida e n la confección de las alas de los aparatos. E l mecánico, después de. labrar con el martillo, con el soldador y con la gubia, ha de saber coserle un traje a los planos de sustentación. Preguntamos al comandante A l v a r e z R e mentería, director y alma de l a E s c u e l a ¿T o d o s los alumnos h a n de aprender esos oficios? N o s contesta: i- -A q u í reina un principio que no puede infringirse: T o d o s han de hacerlo todo, y todo bien Desde l a construcción de una pieza pequeña; al ajuste de u n motor, todos han de saber hacerlo, hacerlo por si y h a cerlo sin defectos. Cada trabajo, para ser útil, necesita llevar un control del instructor respectivo y otro del maestro de taHer. L a enseñanza va. escalonándose y ningún alumno puede pasar a otros estudios sin dominar absolutamente los que preceden. ¿Cuánto; tiempo permanecen en total en la Escuela? A l principio se desarrollaba el curso en año y medio. H o y con l a selección que se hace entre los aspirantes, terminan todas las enseñanzas e n un, año. ¿U n a selección... E l comandante A l v a r e z Rementeria nos explica un atinado procedimiento de psicotécnica puesto en práctica para dotar a l a Escuela de buenos aprendices. E l en su m o destia, atribuye l a paternidad de l a idea al consejo de u n profesor marianista amigo suyo. H e aquí el procedimiento, digno de ser r e cogido é imitado en muchos centros de a c tividades y estudios oficiales o privados. L a convocatoria para el actual curso de mecánicos fué de 200 plazas, y se presentaron 7.800 instancias de individuos aptos para concursar. ¿Cómo escoger los más idóneos entre u n número tan elevado? E l inconveniente se obvió con gran habilidad y modernismo psieotécnico. T o d o s los aspirantes recibieron u n formulario de preguntas p a n u q u e informasen sobre su grado de instrucción; méritos profesionales, detalles fisiológicos, circunstancias familiares y datos de moralidad; hechas las preguntas hábilmente para que el solicitante dejase descubrir parte de sus condiciones intelectuales, morales y físicas. Cuarenta y cuatro preguntas, entre las que hay como éstas: j Qué libros lee usted en sus ratos de ociót www EN UNA D E LAS CLASES D E L A E S C U E L A LOS MECÁNICOS HAPSf D E J A D O SUS P U P I T R E S P A R A Q U E L O S A B A R Q U E E L ÓBJE IYO: