Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES n D E D I C I E M B R E D E ig g. EDICIÓN D E ANDALUCÍA- PAG. 6 3 Pero el niño prodigio, o de precocidad misteriosa inexplicable, es llamarada íugaz; diríase que es acuniülador. que se descarga con las primeras chispas. Casi nunca el niño prodigio alcanza la elevación del genio. E l genio es de formación o floración más lenta, surge después de l a pubertad, o todavia más tarde, al iniciarse la madurez, o bien avanzado este periodo. -Es frecuente que la existencia del genio no sea sospechada por quienes conviven con él o le rodean. -Incapaces para descubrirlo, interpretan, inversamente sus características. E s cierto- que el genio suele venir envuelto como uña crisálida en un capullo tejido de timidez, torpeza, i n adáptábilídao! al ambiente social en que nace y se desarrolla. Sus primeras manifestaciones chocan con el término que rige, y a que el genio es esencialmente revolucionario, porque su aportación destruya, subvierte o reemplaza normas o principios que se consideraban intangibles e inalterables. Y entre el momento de su aparecer y el del reconocimiento hay un periodo de inquietud irritante para las muchedumbres apoltronadas. N o gustan las muchedumbres, de desprenderse de sus credos: por eso los declaran tabú. H a y una resistencia en las m u chedumbres ante las nuevas ideas, aunque reconozcan él valor ficticio de las viejas. Cuando las ven irremediablemente por tierra, se encuentran en la situación de aquel a quien dijeran de pronto l a inanidad de su tesoro. 1 JVos vemos favorecidos diariamenini- te con innumerables cartas, en que los lectores de A B C exponen ciativas y observaciones, y de ellas oportunas JVo siéndonos posible te contestar pondencia, municantes muchas plausibles. materialmen- a tan copiosa corresrogamos a nuestros coque reciban con estas de líneas nuestra disculpa y no interpreten a descortesía respuesta ta falta particular. L a aparición del gienio es, pues, chigua contra el mito del día. Empero, el genio es hijo de su instante. D e l Renacimiento nacieron hombres cumbres, y el espíritu filosófico alemán determina la aparición de K a n t y Fichte. Parece, por tanto, que se concentra en ellos una. aspiración colectiva. Vayamos con cuidado: los momentos históricos, vistos al. través del cristal empañado del tiempo, parecen abarrar al conjunto de hombrea contemporáneos del hecho o- hechos que los definen o caracterizan. E n realidad, fué siempre una minoría la autora y responsable: la muchedumbre permaneció ignorante, indiferente, cuanto no contraria. Pero, cuando no existe un foco de minoría, es imposible la aparición del genio. D e donde resultan que el genio es una resultante de factores que se anticipan para preparar el advenimiento. Llegamos al punto que más nos interesa. L a teoría del genio sintético por superposición de esfuerzos vendría a confirmar esa noción del genio y de su aparición que hemos deducido. L a existencia de focos de minoría reemplaza al genio, y es su germen. Edison fué producto del- ingenio inventivo de un núcleo, como lo es también el muchacho elegido para sucesor en la dinastía. E n tonces, si comprobamos l a ausencia de esos núcleos, concluinemos: el genio no puede venir. Falta la minoría que. concentre el fuego de su aspiración, y destruya el mito dominante, y obligue a la masa a salir de su conservadurismo inerte. ANTONIO A Z P E I T U A Por eso la morfología del mundo no sigue la línea evolutiva, sino l a revolucionaria. L a s muchedumbres no hacen suyas las ideas con el mismo ritmo con que aparecen, sirio oue ó e la resistencia u hostilidad hacia ellas saltan en brusca transición al paroxismo innovador. Concluímos así, que toda la fuerza de lo tradicional reside en las m u chedumbres. Estas piensan tener algo, y no se deciden a la renuncia, por miedo a quedarse sin nada. Siendo el mito indispensable para las muchedumbres, el mito actual no desaparece hasta que se impone el mito nuevo. L a verdad científica, como la nueva forma de expresión en arte, son mitos para las muchedumbres, incapaces de análisis que define el valor intrínseco. ¡Ginebra, noviembre, 1929. E. B h o j a c e r r é de caftán sola... Después Medíante fricciones diarias d e A g u a d e C o l o n i a A ñ e j a principalmente en pecho y espalda, después del b a ñ o o de lo ducha, se sentirá usted m á s ágil y perderá la predisposición a resfriarse. Es un A g u o d e C o t o n f a p u r a y concentrada, l a b o r a d a con esencias nafuralies d e floxes y frutas y envejecido cuidadosamente e n nuestros l o b o r a t o r i o s Cuando se prepara usted la barba con este jabón, le afeita sín notarlo, coma sF la hoja corriese sola. Hace mucha espuma, que brota instantáneamente, no s e d e s h a c e y persiste en la c a r a sin secarse mientras dura el afeitado. Una espuma cremosa que llego en pocos instantes hasta la ¡mismo base del pelo. Asi enjabonado, la hoja se desliza con suavidad, pone usted término a las molestias del afeitado, la convierta n comodidades y ahorrg tiempo. TIMBRE AFAPJB Jahón f ai fiara Ta barha PEUtÜMtBtA MAOÜIO BvetCS- AIAtt a 50 LiTRO Lqhmajiñ a CAL PERFUMERÍA MADRID BUENOSAJRCt LQNDON Tqua Pueden usar nuestro Crémo de jaban, en tubos, quienes prefieran esta otra forma de enjabonarse. Precio, 1,50
 // Cambio Nodo4-Sevilla