Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S u D E D I C I E M B R E D E 1929. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 11 si tratan de quitar con la mano se la deja teñida de rojo; y es que debajo de ella están ocultos incontable número de pulgones, pertenecientes a la espeeie Eriosoma lanigerum, -qué viven a expensas del árbol, extrayendo sus jugos con el chupador que tienen clavado en el tejido vegetal. E n el mismo lugar donde había esta lana se observa luego, en el invierno, que aquellos tejidos han sufrido una notable alteración, apareciendo verdaderos chancros y deformaciones características. Estos daños, que comprometen la vida del árbol, no se limitan a las ramas, sino que afectan también al tronco y las mismas raíces. Hay que combatir, pues, a esté pulgón, tan pequeño y aparentemente tan despreciable, pero cuya labor, sumada a l a de miles y miles de sus compañeros, situados en grupos que constituyen verdaderas colonias, agotan los árboles, mermando extraordinariamente la producción e incluso pueden acabar con ella al destruir las plantaciones. Pero ¿cómo combatir a tan temible enemigo? S i tratamos de, envenenarle con los arseniatos, por ejemplo, que, mediante pulverización, podemos esparcir. sobre el manzano, nada conseguimos, porque este insecto no come, sino que se alimenta, ya lo he- mos dicho, del jugo que. chupa al árbol. N o nos queda tampoco el recurso de acudir a l a nicotina, que tanto resultado da contra otros pulgones, ya que el que nos ocupa se protege con la lana blanca. Cabe- recurrir a disolventes y cáusticos, emulsionies. de petróleo y otros aceites minerales, que, destruyendo esta lana, permitan llegar al pulgón mismo y matarle, pero tampoco el resultado es enteramente satisfactorio, y además tropezamos coii el problema económico del tiempo que se emplee y los jornales que este tratamiento exige; lo mismo ocurre con 1 uso de gases tóxicos, como el cianhídrico. Afortunadamente, existe un procedimiento sencillísimo, que i vence todas estas dificultades: el de la lucha natural o biológica, es decir, dejar que otro insecto se encargue de destruir el pulgón lanígero, realizando gratuitamente la extinción de la plaga. A l ingeniero director de la Estación de Patología Vegetal de Barcelona, D. J a i me Nonell, se debe la implantación de este método en España, y los resultados son enteramente satisfactorios. E l insecto en cuestión, denominado científicamente Aphelinus máli, es como una diminuta avispa. Su admirable labor la realiza del modo siguiente: la hembra fecundada del- Aphelimis deja; un huevo pequeñísimo dentro del cuerpo de un pulgón lanígero; este huevecillo da lugar, al avivarse a una larva diminuta, que evoluciona hasta convertirse en otro Aphelinus adulto, alimentándose, entre tanto, a expensas del pulgón, que deja destruido, no quedando sino la. piel, un despojo negro que- conservá la forma del insecto, en que claramente se observa un agujero, por donde ha salido el pequeñísimo, pero eficaz amigo del agricultor, para ir a repetir su labor destructiva en otros pulgones. Tan prodigiosa labor, que conocíamos ya por lo- que ios libros d i cen, nos produjo, no obstante, asombro cuando en los primeros ensayos acompañábamos al Sr. Nonell por los campos de experimentación; sobre los arboles se veían innumerables despojos negros de pulgones lanígeros perforados todos ellos por los Aphelinus, qué, después de destruirlos, los habían abandonado. L o que sorprende; en el procedimiento es su sencillez. Basta para aplicarás en un campo de manzanos atacados por el pulgón l a nígero, colgar en uno de los árboles ramillas de manzano que contengan pulgón parasitado, es decir, que Heve, consigo el Aphelinus máli, el cual, a! multiplicarse, se extenderá por todo el campo, librándolo en uno o dos años de la plaga, ya que si el pulgón vuelve a aparecer en el ano siguiente, si mionetas, conducen a ésta los frutos tempranos de la provincia limítrofe de Cáceres, de temperatura más elevada. Las únicas huertas que de antiguo venían cultivándose eran las establecidas en la margen derecha del río, muy próximas a la ciudad, las de Santa Cruz y la Alameda Vieja, en número de 38, suficientes para las necesidades de la población, las que, debido a la proximidad y abundancia de estiércoles y basuras de aquélla en el transcurso del tiempo, el terreno es ya puro. mantillo, propio y peculiar de este cultivo. Lucha hoy este horticultor con dos obstáculos, que, afortunadamente, están próximos a desaparecer: uno, la escasa cantidad de agua, aun cuando la superficie cultivada por cada uno no pasa de una hectárea, y en gran número no llega siquiera a esta extensión salir muy fría en el verano, por la profundidad a que se encuentran los manantiales, que impone l a necesidad del depósito para solearla, y el otro obstáculo es la carencia de estiércoles para un cultivo que exige éstos en cantidades ilimitadas, porque sólo así puede formarse esa capa de mantillo de un espesor suficiente para que en ella puedan vegetar con lozanía las plantas que se han citado más atrás. das, para alimentar el mayor número de cabezas de ganado de venta y de labor, con l a aptitud m á s conveniente y económica p a r a s u explotación, c o n abundancia de comida constantemente, logrando p o r éste medio la producción abundantísima de estiércoles p a r a enriquecer el sue o. Esta planta, que bien puede calificarse de providencial para l o s terrenos de riego en las comarcas secas, e x i g e pocos gastos, porque: los mayores, que s o n l o s de preparación del terreno, con l a bores profundas, nivelación y abonos, como se han de distribuir, por lo menos, en s e i s o siete años, resultan muy reducidos, aunque se le agreguen los de escarificación anual y abónos minerales. E n este clima se le dan cinco cortes anualmente, seis en los años excepcionales, en los quis se anticipe la primavera o prolongue el otoño, y además deja enriquecidos el suelo y eí subsuelo C O n los restos vegetales y sus profundas raíces. L a mayor necesidad de esta planta es de agua en abundancia, y como de este elemento se ha de disponer con exceso por el embalse construido, se puede satisfacer aquélla ampliamente, con l a ventaja de que, disponiendo el terreno en eras o tablares grandes y bien nivelados, el caudal de agua se maneja con mayor facilidad que en las siembras espaciadas por el constante choque de Decimos que estos obstáculos desaparecela lámina de agua con los tallos de la alrán en breve, y, efectivamente, el pantano falfa. para embalsar el agua del río Águeda, que es el que discurre por esta vega, está ya L o menos que puede concederse a este terminado, y falta sólo la construcción de trabajador laborioso y humilde es la enselas acequias por ambas márgenes para regar ñanza y ayuda efectiva en l a nivelación del toda la vega, cuya superficie se acerca a terreno, el encalado de la tierra nivelada, los 2.000 hectáreas. L a presa del pantano no procedimientos de preparación de la tierra dista de esta población más que diez kilóme- y el riego con caudales de 30 y 35 litros tros. E l embalse se cree que baste y sobre por segundo; las alternativas más indicadas, para regar toda la vega abundantemente según la extensión de las explotaciones; apacon agua a la temperatura di? J ambiente, que ratos y herramientas más convenientes y ha de. favorecer el desarrollo vegetativo de económicos para el cultivo; formación cíe ralas plantas cultivadas. ciones para toda clase de ganado, con los Cuando estén terminadas las obras, como mismos productos obtenidos en la finca; rahan de sobrar tierra y agua, habrá facili- zas especializadas, ísegún los ¡esquilmos- que dad de cultivar en grandes extensiones plan- se pretendan; en definitiva, todos los medios tas forrajeras y cultivo pratense para ali- para que al comenzar el disfrute del agua mentar el mayor número de cabezas de ga- abundante no; vacile un momento ni tenga nado para cría y engorde, por cuyo medió necesidad de perder tiempo, dinero y fe para hay posibilidad de producir estiércoles con la la solución acertada del nuevo problema que abundancia que se quiera para las otras co- se le plantea. E s de estricta justicia y de sechas temporales, y con esta transformación gran conveniencia e interés de todo el país, desaparecerán los: dos obstáculos menciona- y por eso confiamos que la ¡Con federación dos que hoy se oponen a un cultivo de gran- del Duero y su cuenca, disponiendo: de todos los medios necesarios par a ciímplir este des producciones. cometido dé auxilio y enseñanza con los Pero como en este mundo, según el pro- pequeños, comenzará a hacerlo; efectivo a la verbio, 110 hay atajo sin trabajo, surgen nue- mayor brevedad, porque se aproxima l a fevas dificultades para esta gente, que consis- cha e n que s e vea discurrir el agua embalten en no conocer el riego con caudales de sada por esta hermosa vega. agua por unidad de tiempo ochó y diez veces mayor que los que están acostumbrados JOSÉ C A S C O N a manejar; el tener que disponer la tierra Ingeniero agrónomo. en forma diferente qué en la actualidad para hacer más cómodo, rápido y económico el trabajo de preparación y cultivo: en síntePLAGAS D E L CAMPO sis, cambiar l a base fundamental del cultivo por el trabajo en cultivo por el capital, que U n caso notablc de lucha natural en el intensivo, se ha resuello en gran parte En todos los lugares d e España donde s e con la fabricación privilegiada del azúcar de remolacha y, por consecuencia, el cultivo cultiva e l manzano preocupa a los agricultode esta planta en l a proximidad de las fá- res ver e n l a época del buen tiempo muchos árboles con las ramas recubiertas d e bricas. E n la actualidad, hay un déficit, en co- una borra blanca, que parece lana y que secha normal, de más de seis millones de quintales métricos de grano de maíz que hoy mismo se vende en esta población a 55, pese- tas los cien kilos, y como es una planta de antiguo abolengo en estas huertas, rio hay necesidad de aprendizaje para el cultivo de FRUTALES SELECCIONADOS la misma, que puede ocupar la mayor- ex- F O R E S T A L E S I P L A N T A S D E F L O R E S Construcción de parques y jardines. tensión que sea posible, dentro de una alterD O M I N G O O R E R O Ingeniero agrícola. nativa bien estudiada bajo todos los a s i S E G O R B E (Castellón) pectos. Catálogos y consultas gratis. Otra de las plantas más indicadas y beneficiosas, que conviene entender, su cultivo hasta ocupar 1 8 ó 1 6 de la superficie regable en la vega, es la alfalfa, cuyo consumo debe hacerse, en las mismas fincas regaFrancisco Alvares, Constantino, ÁRBOL ES AM 1 SSA 1 ISIDRO
 // Cambio Nodo4-Sevilla