Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 12 D I C I E M B R E D E 1929. NUMERO 10 CTS. PRADO CERCANA A TETUAN, SEVILLA SUELTO DIARIO ILUSTRA DO. A Ñ O VIGÉSIMO Q U I NT O N. 8.412 OLIVE, REDACCIÓN. DE SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES Y ANUNCIOS: MUÑOZ se ha desplazado. Quiero decir que los ojos gún ademán distinto y pronunciado, seguramentales de la Humanidad que vive en el mente necesitará habituarse antes al manejo barco no se dirigen a Europa, sino a Norte- de todos esos útiles, herramientas y afanes américa. Y entonces es cuando r. os damos de la civilización moderna, incluso de la ciperfecta cuenta del trabajo- de zapa espiri- vilización más standardizada. España puede Sobre la cubierta del transatlántico tual que los Estados Unidos han realizado pasar por esa prueba sin demasiado riesgo, Si es posible creer, como ciertos sabio, con, inmejorable éxito en estos últimos años. porque su carácter personal es comoaiingún aseguran, que la vida de los seres animados Mediante esa conspiración activa e inteligen- otro profundo. Después, tensa y excitada por tuvo su principio en el mar, en cambio teñe te, los norteamericanos han conseguido cap- la nueva corriente, tendrá ocasión de decir mos hartos motivos para decir que un inte- tar las voluntades de casi todos los individuos su palabra. lectual, lo que se llama un intelectual, es en de mentalidad media que circulan por la es. JÓSE M S A L A V E R R I A medio del mar y sobre la cubierta de un pecie de. vestíbulo o antesala de los Estados Unidos: los países situados en las costas del transatlántico donde más indefenso y más fuera de ambiente se encuentra. Y al hablar mar Caribe, desde Panamá y Puerto Rico C R Ó N I C A S D E PARÍS de indefensión no me refiero a los peligros hasta Cuba. propios de las largas navegaciones, pues hay Qué invencible seducción pfesentan las Vida de sociedad que suponer que, en caso de naufragio o ante realizaciones del progreso para el alma l general la señora de antej la eventualidad de tener que abalanzarse a simplista y práctica del buen filisteo Y se de E salir para y Roma, dom e Marsengo, a- las asistirán un bote con el salvavidas puesto, un intelec- comprende. Las almas verdaderamente prác- fiestas del regio enlace del príncipe del Piatual puede hacerlo tan bien o mejor que cual- ticas, las que, dotadas de un enorme buen Bélquiera de los otros pasajeros. Estoy hablan- sentido, han llegado a conquistar una rica monte con la princesa María- José, de. calle dado, en su elegante do de otra clase de debilidades. En efecto, posición económica y social, es lógico que gica, han algunos almuerzos y casa deja para comidas, un intelectual sobre la cubierta de un transat- admiren los frutos evidentes de una civiliza- Pauquet, a sus amigos de Madrid y obsequiar lántico se encuentra impotente e indefenso ción que está, ella también, llena de buen lia. A l último asistieron, entre otras de, Itapersofrente al más serio de sus enemigos: el bur- sentido y de espléndidos éxitos. Antes dé ñas, la duquesa de Montellano y su hija, la gués. divisar las primeras playas americanas ya condesa de Villanueva de las Adías; la conMientras el intelectual pisa tierra, mien- senotan los efectos del entusiasmo. No hago desa de Güell y la suya, las marquesitas de tras logra apoyarse en todos los firmes y va- más que oír hablar de la riqueza confortable Nules y de Viílatorcas, hijas de la duquesa riados soportes de la cultura terráquea, el in- de los hoteles yanquis, de la rapidez de los de Fernán- Núñez, el marqués de Vitient y telectual puede reírse de todos los burgueses trenes yanquis, de la perfección de los ca- el Sr. González- Moreno. o filisteos del mundo. Allí se siente fuerte, minos que construyen, del sabio sistema de con los periódicos y los libros, con las cá- su enseñanza primaria, del esmero y eficacia M uy elegante también el té dado por el tedras y los salones, con las librerías y las de sus Universidades; de todo, en fin. Por- secretario de la Embajada argentina en. MaRedacciones, y, sobre todo, con los infinitos que resulta que todo lo hacen bien ios yan- ¡drid, Sr. Penard, en su artística garcoriniere, medios de locomoción que le permiten escapar quis. cercana al Champs de Mars. Entre otras Sólo he podido descubrir un disidente en personas, asistieron: S. A I. el archiduque o poner las distancias necesarias entre él y su adversario. Pero en un transatlántico no este coro de entusiasmos. Es un profesor de Guillermo, sobrino de la llorada Reina doña es posible escapar, ni mantener las distancias, Venezuela, que ante las alabanzas de las Cristina; lady Bateman, la duquesa de Clerni escoger el ambiente que se desea. Allí no perfecciones y grandevas norteamericanas mont- Tonerre, cuyas Memorias han obtenihay más remedio que declararse vencido y opone algunas tímidas objeciones de orden do un gran éxito; la princesa Robert de caer de lleno en el fondo de esa atmósfera sentimental, como el individualismo hispano, Broglie, la duquesa de Medina de Ríoseco especial, característica, inconfundible v única el sentido de la vida del latino y cosas de y su hija, la marquesa dé l a Puebla déV Moñque rodea y empapa a las naves ultramarinas. semejante endeblez. No sirven para nada. taibán; la vizcondesa do Curia! la duquesa Es la atmósfera espiritual propia del nuevo Se ve que los Estados Unidos, en efecto, de Dato, Mr. y Mrs. Bambridge, que tan han llegado a la cima de su esplendor, y que buenos recuerdos, han dejado de su estancia rico. un poder Desde luego, no habrá inconveniente en el acento de su civilización ejerce todos los en la Embajada de lá Gran Bretaña en Mafascinante adelantar que el mar no es, ni mucho menos, filisteos sobre los espíritus de Les gusta drid la señora Anchorena de Fernández, disSí, tinguida dama argentina, y la señorita Ferla patria del pensamiento. Todos los que han París y Suiza, Europa les gusta. e Italia, y viajado conocen ese estado de inapetencia lla, Madrid. ¡Pero Nueva Barcelona, Sevi- nández- Anchorena, el duque de Moríiy, el! Nunca mental, lindante con la estupidez, que se apo- como ahora ha llegado a ¡niYork... ese nom: marqués de Virient, el conde, de. MontreuiU mente dera del hombre de más ágil espíritu en cuan- bre, Nueva York, con una fuerza táii domi- el de Caumout- La Forcé, el deBlois, el. arto desaparece la tierra de ¡a línea del hori- nante, con un prestigio de tan profunda re- tista español Federico Madrazo, M De zonte. Los mismos marinos, como se sabe, verencia. Para estas gentes: q e me rodean, Róuvre y muchos más. u conservan siempre una especie de humor in- Nueva York es la ciudad presidencial y culConcurrencia muy selecta acudió también fantil, entre bonachón y candido (por lo cual, minante, la ciudad neta, la ciudad sagrada; acaso, las mujeres suelen aceptar con tanta el centro del Universo; algo como sería al vernissage dé los cuadros de nuestro comcomplacencia sus galanterías amorosas) No; Roma antiguamente, o como París en el si- patriota Alfonso de Olivares, hijo de los condes de Artaza, que ocupa un puesto muy la mar no está hecha para el pensamiento, glo x v m distinguido entre los artistas de avant- garde. y, aunque es verdad que la mejor cultura y Ha tenido este original pintor la idea ds Pero no habrá más remedio que aceptar las galas de la civilización han escogido muchas veces, para manifestarse, a los pueblos este fenómeno con todas sus consecuencia exponer sus últimos cuadros en uno de lo comerciantes y ricos, no es menos cierto, que La América del Norte ha creado una civili- cabarets más de moda, Le Bateau Ivíe, silas ciudades verdaderamente creadoras y de zación de realizaciones materiales que hala- tuado en la plaza del Gdeón, cuyo decorado alto pensamiento han solido situarse a algu ga los instintos más inmediatos y espontáneos se presta admirablemente para fondo. de esos na distancia del mar. Atenas estaba colocada de la Humanidad, y es inútil hacerse el des- lienzos modernistas. Aunque en otra ocasión me tierra adentro, mientras Tiro y Cartago se entendido y menos todavía oponerse con deses- el espaciopropongo consagrar la atención, y que merecen a las obras de esta alzaban sobre el mismo borde del agua. No peradas actitudes, porque ese género de c i- joven y aristocrático artista, he de consigha sido Genova la que lia dado riquezas en vilización, ese nuevo acento de vida se que el éxito de la pequéña Exposilibros, pinturas y esculturas a la Humanidad, vara detrás a toda la gente. La Humanidad nar aquí sido rotundo, y que hasta los menos sino Florencia, la ciudad interior. Tampoco quiere vivir bien y Norteamérica ofrece ción ha de la moderna escuela admiraban fervientes brilla la civilización francesa en Marsella o al hombre, ante todo, un plan de existencia la elegancia y la sobriedad de color en lienen Burdeos, sino en París y sus alrededores. mejorada y confortable. ¿Por qué España zos como los Fratettim, los Trapecistas, el Londres, no obstante sus antiguos y formi- había de plantarse y oponerse con inútil Traje daWes mueiíes, es ana ciudad interior. Como terquedad al nuevo fenómeno vital? Si Es- puestos. verde, que figuraban entre los exJNuremberg, Siena, Toledo, Moscú, Viena, paña tiene que dar alguna nota original y fuerte en el concierto de los pueblos: si Es- Asistió al vernissage una selecta repre ¡Berlín. Tebas, -Bagdad, Jerusalén, Roma. Lo primero que se ob- -rva en el buque es paña está preparándose, y yo así lo creo, sentación del mundo artístico y muchas daque el centrg de la admiración de las gentes para introducir en la cultura del mundo aí- mas aristocráticas, E L PASAJERO E N E L OCÉANO 1 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla