Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Antigüedades, 2.000 cuadros antiguos; precios marcados. Por traspaso local. San Mateo, 15 cuadruplicada LIQUIDACIÓN URGENTE Almorranas- Varices- Ulceras Curación radical garantizada, sin operación ni pomadas. No se cobra hasta estar curado. Clínica doctor IUanes. Hortaleza, 17, pral. ¡zqda. 10 a 1 y S a 7, MIELES SELECCIONADAS UMBRÍA Y MIEL ESPAÑA COLMENAS PERFECCIÓN M A T E R I A L E S C E R A S ETC. El mejor postre IA MODERNA APICULTURA APARTADO 9.008 MADRID Remesase provincias y Extranjero La Moderna Apicultura. Doctor Esqueido, Í 7 duplicado, Madrid. Teléfono 52225. por petróleo, la más p erfecta. Baterías de cocina incomparables. Precios baratos. MARÍN. 12, Plaza de Herradores, 12. Bonitas SORTIJAS stmil brillantes, con 50 de rebaja. A 3, 5, 7, 10, 12, 15 ptas. Liquidación urgente. Montera, 23, joyería. CALEFACCIÓN Bombas- jentrif ugas y pistón. Instalaciones completas. Motores. Tractore Contado, plazos. COMPAÑÍA H E R R E R A BARQUILLO, 18, MADRID INSTALACIONES DE RIEGO Fabricantes de aceites de oliva ¡MAS DINEROS Los orujos de aceituna, trabajados frescos en el AUTO- EXTRACTOR P. de Gracia dan aceites iguales a los elaborados por presión, José P. dé Gracia, Pl y Margall, 9. MADRID. especializada, sometida prueba, necesitamos. E s cribir con referencias, pretensiones, a U M M o n talbán, 18, M a d r i d preferencia conozca idiomas. 72 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ E L PASTELERO D EMADRIGAL 69 pique, y José K a i v a r y yo nos encontramos cautivos; él en la San Marcos, yo en La Leona. Sea lo que Dios quiera. -T ú no eres mi cautivo, Manuel- -dijo Aben- Shar i a r- -j si te he combatido es porque ño he podido hacer otra cosa; pero m i Leona te llevará l i bre y respetado a tu isla de C o r f ú de la misma manera voy a ver si puedo librar a José K a i v a r y a tus corsarios, que pasarán a bordo de La Leona y como tú serán conducidos a Corfú. -M i r a no seas tú también hecho cautivo- -dijo Manuel K a r u k -N o acabo de prestar un servicio a l a República y estoy seguro de ser respetado. Aben- Shariar salió a la cubierta, do algunas óri denes y un momento después disparó uno de los cañones de crujía y al mismo tiempo fué izada al tope del árbol mayor de La Leona la bandera de parlamento. ¡L a San Marcos contestó con otro cañonazo y dejó ver su bandera de parlamento en su árbol mayor, y viró para acercarse a La Leona. Media hora después una chalupa, en que iba solo con seis remeros Aben- Shariar, atracaba a l costado de la San Marcos. Aben- Shariar saltó a bordo. Eü vez de su traje levantisco llevaba u n hermoso traje de patricio veneciano. A l verle Rugiero Maffei le miró profundamente y le d i j o ¡Q u é es esto, monseñor; en qué situación y en qué lugar tan extraño volvemos a encontrarnos! -Vicisitudes de la vida, ini querido señor Rugiero Maffei; pero ¿por qué me dais el tratamiento de monseñor? S i n duda por costumbre, ¿no es eso? -N o ciertamente, monseñor, sirio porque como aún n o- s e o s t e juzgado ni se os ha depuesto, para mí, sois todavía miembro del Consejo de los Diez. -M e alegro dé saberlo, -señor Rugiero. Maffei, porque comó el: Consejo ha querido prenderme dos veces sin haberío conseguido, yo me daba ya por sentenciado. UTenéis vos la tercera orden de prenderme? -No, ciertamente, monseñor. ¿Puedo preguntaros que órdenes íenéisj? 5 era necesario a l a BeUa Genovesa, y paso a, bordo; de La Lema. Manuel K a r u k estaba sentado a l pie de u n mástil sombrío y terrible. ¡A h í ¡Estás aquí, hermano! -dijo Aben- jShariar. ¿P o r qué me llama hermano quien ha ayudado a Venecia a que me venza? -dijo Manuel Karuk, ¿Y por qué tú- -dijo Aben- Shariar- -has amenazado a mi Bella Genovesa, donde van las personas que más, amo en el mundo? -H e cedido al amor de m i hermana, muerta de una fnánera terrible, y a l mandato de José K a i v a r á quien ha vuelto loco l a muerte de Elena. -i Y en qué son culpables de l a muerte de tu hermana las personas que van a bordo de l a Bella Genovesa? -E n t r e ellas áe encuentra él maldito Gabriel aé Espinosa, el hombre por quien han sucedido horren das desgracias. ¿E s acaso Gabriel de Espinosa el asesino de Elena K a r u k? -No pero ha sido la causa de su muerte. -Y o he estado lejos de Venecia, y nada sé- -dijo A b e n- S h a r i a r- ven a m i cámara y cuéntame lo; que supieres. Y asió de iá mano a Manuel K a r u k 7 le llevó H su cámara. Manuel K a r u k contó a Aben- Shariar! a muerta dada por Gabriel de Espinosa a César Malatesta y, la horrible catástrofe de la hostería del Gato Azul, donde se habían encontrado muertas, l a una a m a nos de la 6 tra, envenenada Estéfana Barbarigo y envenenada también, y con una puñalada en e l corazón, á Elena K a r u k -D i o s quiera- -dijo Aben- Shariar profundamente conmovido- -que sean estas las últimas desgracias que provengan de ese hombre. 1 vf -E s e hombre está maldito de D i o s- -d i j o Manuel K a r u k- has debido dejar perecer a ese hombre; sin tu ayuda, nuestro combate con l a galera veneciana hubiera sido largo, sangriento, horrible; pero la hubiéramos apresado; y luego, Gabriel de Espinosa hubiera sido nuestro, -y A.
 // Cambio Nodo4-Sevilla