Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
COMO MOSCAS A L A M I E L ASI ACUDEN LOS PEQUEÑOS LECTORES A SU BIBLIOTECA de una oreja, recordándoles la última prevención del cartelito: Las niños mejores son los que aman los pájaros, los árboles y los libros Y al que no sea formalito... ¡Oh, suave empleado que ahora derrochas amabilidad y dulzura! No te agries nunca, como otros empleados municipales. Sigue con los niños dulce y comprensivo, que cuando el iGobierno cree la medalla de la Paciencia, como ha creado la del Trabajo, nosotros la pediremos para ti... La Biblioteca infantil está abierta de diez a una de la mañana y de dos a cinco de la tarde. En ella hay libros de ciencias elementales; para los chicos muy aplicados, sin duda; Gramática, Geometría, Historia y Física. Hay luego libros de cuencos, de narraciones fantásticas, de descripciones instructivas, de fábulas, de deportes. Están los Pinocho, los cuentos de Calleja, los de Grimm y las Peripecias de ¡a Aviación, de nuestro querido Xaudaró. Está el Quijote, está Amicis y está julio iVerne. Y hasta Lope de Vega, con sus Aventuras de Pámfüo, y Goethe, con El nuevo París... Pero yo no puedo dejar de decir a ustedes que lo que más gusta a este público son las aventuras extraordinarias de aquel que se cayó de lo alto de su nariz... ¡L o mismo que nos gustaba a nosotros! E N V Í O Niño, conviene que sepas. y para eso tu próvido Ayuntamiento te ha erigido esa Biblioteca. Es preciso ser sabio para no hacer mal papel en el mundo. Pero j o te digo, por si lo entiendes, que es preciso también saber aplicar la sabiduría. Sabios fueron los que hicieron la torre Eiffel, el puente de BrooMin, el canal de Kiel, y luego anduvieron a linternazos, mucho más duros que los de Pedrito y Manolín. Hay que ser sabios, pero aplicando la sabiduría un poco menos a la avaricia y un poco más a la esplendidez, o sea a los ideales del Bien y de la Justicia. JULIO CARMONA (Potos Alfonso. ALTERNAN E L ALIMENTO D E L ALMA Y E L D E L CUERPO