Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Banco Español de Crédito Caiplta) 50.000.000 de pesetas. Domicilio social: Alcalá, 14, MADRID, CAJA DE AHORROS Intereses que se abonan: í por 100. Libretas máximum, 10.000 pesetas. Sucursales en España y Marruecos. Corresponsales en ias principales ciudades del mundo. Ejecución de toda clase de operaciones de Banca y Bolsa. (Juentas corrientes a la vista con un interés anual de 2 por 100. CONSIGNACIONES A VENCIMIENTO FIJO Un mes 3 por 100, Tres meses. r. 3 por 100. Seis meses 4 por 100. Un año 4 por 100. ¿L BANCO ESPAÑOL DE CRÉDITO pone a Jisposición del público, para la conservación a valores, documentos, joyas, objetos precióos, etc. un departamento de cajas de alquiler con todas las seguridades que la experiencia aconseja. Este departamento está abierto todos los días laborables, desde las ocho a las catorce y desde las dieciséis a las veintiuna ñoras. HORAS DE CAJA: de diez a catorce. ARA CUENTAS CORRIENTES, de diez a catorce y. de dieciséis a diecisiete. ESTUFAS Antigüedades, 2.000 cuadros antiguos; precios marcados. Por traspaso local. San Mateo, 15 cuadruplicado LHUIDACION 1I H 0 EÜTE ¡PARA PE SU DINERO PRODUZCA! UNA FÁCIL INDUSTRIA AGRÍCOLA Cna instalación perfeccionada, patentada, grande o pequeña, económica, potente y segura, para extracción de aceites de orujos, convertirá a usted fácilmente en un industrial con excelentes beneficios. Diríjase a José P. de Gracia. Pi y Margall, 9, MADRID, COCINAS í CAMPARAS por gasolina. Fabricación nacional. Catálogo gratis. L. BALMES, Echegaray, 2 3. MADRID, por gasolina. Estufa, hornillos y lámparas de alumbrado, de 25 a 750 bujías. Catálogo gratis. CASA; IxAORDEN, Fuentes, 9, Madrid. CALEFACCIÓN y LUZ Aparato enchufado a la luz, instalado en su casa, completo, con alt a v o z potente, RADIO 100 PTAS. RADIO- EIJECTRICIDAD Ave María, 44. Nota: Avisad por teléfono, y os llevarán el. aparato, para oírlo en vuestra casa, sin compromiso de compra. Teléf. 70151. 84 FERNANDEZ Y! G O N Z Á L E Z EL PASTELERO 1 D E MADRIGAL 11 8i d í a que de Medina, que era el emporio del comercio español, adonde refluían todos los productos de la industria europea, venían rieras galas que en nada convenían a una monja, para la infanta, y que su servidumbre se aumentaba. D o ñ a A n a de Austria apenas contaba veinticinco años y era muy dama y muy hermosa. E n su semblante se veía el sello inequívoco de raza de la Casa de Austria. T e n í a los cabellos rubios; el color, blanco y pálido; los ojos, grandes y azules, de un azul claro Como el del cielo por la m a ñ a n a la nariz, recta y un tanto larga; la boca, pequeña, de labios rojos y el i n ferior grueso y un poco prominente; la garganta, larga y bella; las formas, redondas y dulcemente mórbidas, y el conjunto, bello y majestuoso. Decían algunos viejos qué la conocían y que se acordaban del Emperador D parios, que doña A n a se par e c í a t o d a al Emperador, lo que no tenía nada de extraño, puesto que era su. nieta; y que en lo que más se parecía era en que, a pesar de ser afable, era altiva, y en que se sabía hacer respetar la majestad, dando a la majestad un gracejo indefinible. Preguntábanse muchos por qué razón- era monja una infanta tan hermosa, sobrina de un- Rey tan poderoso como Felipe I I cuando muchos poderosos príncipes, siendo aún muy joven doña A n a la habían solicitado por esposa, y no sabían qué explicación darse sino qu e la infanta era tan altiva y tan pagada de sí misma, que no había encontrado un esposo que fuese digno de ella, m á s bajo que Jesucristo. Pero los que tal decían se engañaban; todo consistía en que doña A n a de Austria había nacido excesivamente apasionada y soñadora; en que desde muy joven había contraído un espiritualismo exagerado; qué había buscado, siendo a ú n muy- joven y antes de que. hubiese hablado en su corazón el amor humano, lo grande, lo bello y lo sublime, en la d i v i nidad; había, caído en la contemplación y había contraído eso que se llama vocación al claustro. Por esto había sido monja doña A n a de Austria. Pero el claustro es uniforme y monótono; las monjas, frías y, feas, y en el recinto de los conventos la contemplación toma el carácter del ascetismo severo y descarnado. D o ñ a A n a no había nacido para mon: VEÍA CON SUMO D E S A G R A D O Q U E M A D R I G A L E R A U N A V I L L A REVOLTOSA... dado ocasión a que la Chancillería de ValladolitJ des- tinase exclusivamente un alcalde de casa y corte para los procesos de Madrigal, que este alcalde fuese y viniese continuamente de Madrigal a Valladolid y que siempre hubiese en Madrigal algunos alguaciles de la Chancillería para ayudar a la justicia del pueblo. -Dábanse quejas por la Chancillería al R e y de-