Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
para negar a tener alas. V i v i r con sentido, vivir votado a la aparición suprema de un Ángel, y no solamente como tibio canal para la perpetuación de la especie. ¿Ángel que va de la tierra al cielo, del cielo a la tierra? ¿Q u é más da? P o r escalera, que no por meteoro, subían y bajaban los mismos Angeles de Jacob. ¡Bendita la escalera y su mecánica, racional sucesión! ¡Benditos los peldaños, bendito cada peldaño! ¡Y el cielo, que a través de la escalera se ve, cuadriculado como, en Museo, lienzo preparado por la analizadora lucidez del copista. E L A N O L I T Ú R G I C O -M a s si los elementos de análisis en el a ñ o civil son, después de todo, adolecidos de cierta pobreza abstracta y sólo ¿percibidos a contener la experiencia y el recuerdo vividos por cada cual, ¡qué opulencia figurativa, al contrario, la del ordenado tesoro, cuyo desfile forma el que llamamos A ñ o L i t ú r g i c o! Porque aquí la experiencia y el recuerdo son colectivos; y cuando la liturgia es católica, universales y el corazón que late a su medida, en graves ritmos regulares, es el corazón de toda la Humanidad, el de todo pueblo y toda raza, el de todo paisaje y clima, el de cualquier clase o afán, el de los vivos como de los muertos, el de la Cultura y, añadida a la Cultura, la Comunión de los Santos: U n solo corazón, con una palpitación ú n i c a ¿Q u é quiere decir transfusión de sangre? M i sangre católica no necesita transmitirse, porque está consubstanciada ya, y, si me nutre, si verdaderamente me nutre, es porque no me nutre a mí solo. A cada fiesta del año, a cada época y solemnidad cargadas de sentido, colmadas de valor de perpetuación, turgentes de plenitud ideal, un latido gigante me agolpa esta sangre en el rostro; y cuando en la plegaria litúrgica j u n t ó l a s manos, la una de las manos no sabe si la otra pende del mismo cuerpo, aunque esté siempre segura de que es su hermana. Hermanas las manos, hermanas las voces... Mas para símbolo de esta unanimidad, hasta la misma palabra hermano parece mezquina. N o en fraternidad, sino en simbiosis, siento a los humanos en esta Natividad que ahora se acerca, en esta jocunda Epifanía, en la P a s i ó n y la Ascensión, en la esperanza de la Pentecostés, en la madura cosecha del Corpus Christi, en la Asunción de María, sublimación del Eterno Femenino, y en estas dos conmemoraciones inmediatas y paralelas, de resonancias intelectuales tan profundas, consagraP A L M A D E MALLORCA. INAUGURACIÓN D E U N M O N U M E N T O das a Todos los Santos y a Todos los Muertos... Y en cada oficio, y en cada rito, y en ESTATUA D E D. ANTONIO MAURA, QUE CORONA E l MONUMENTO ERIGIDO A L ILUSTRE cada Coro, v en cada Sánelas, y en cada ESTADISTA EX SU CIUDAD NATAL. (FOTO FIORTIZ) Amén. E n latín, o casi en latín, con fórmulas uniformes, uniformes en todo el mundo, lejos de la blanda Babel de las. pieda- E N E L IV A N I V E R S A- adhesión espiritual que logre la efemérides por parte de la dispersa e inerte masa que se des vernáculas. Puntualmente, invariablemaurismo, no el monumenmente: un solo Signo, en el espacio y en el R I O D E L A M U E R T E llamó Maura pueda parece queentre aquellos to a contarse tiempo, ante los ojos de un solo Señor, que- -bien raros, lo sé, porque todo monumento DE MAURA lo abarca todo con una sola mirada. suele ser frío homenaje infecund -que se levantan sobre una base de coherencia positi ¡Dios mío, qué solos han estado los pobres hombres del siglo x i x! Creyeron en el El monumento hecho y el monu- va y de eficacia popular, y, lo más importante, de conjuro para la ejemplaridad de las getriste mito de la vida interior y cada mento por hacer neraciones. No. Y no porque exista sobre cual, en juego lúgubre, anduvo hurgando la propia alma, que era como sondear el prqSe ha cumplido el cuarto aniversario de el haz de España una sola mente ni un p o vacío. Así llegaron a estar, de anárqui- la muerte de D Antonio Maura. L a con- solo corazón que se retraigan de la justicos y sin esperanza... Pero ya el exceso memoración, otros años reducida a las exe- cia, ya que no del amor, de adherirse a un mismo del mal puso en camino del reme- quias familiares y a las que organizan a l- homenaje nacional al recuerdo glorioso de dio. P a r a la Humanidad enferma de vague gunos Centros mauristas, que, por lo vis- Maura. ¿Q u i é n lo, r e g a t e a r á Pero es que d ame, it aquí los sanatorios de la litúrgi- to, aún viven, se subraya y califica hogaño el monumento a Maura, si no hubiera de ca pureza. H e aquí los alegóricos mil qui- con la ceremonia inaugural de un monu- ser una estatua más que exorne una plaza, nientos metros dé altura, he aquí el oxíge- mento al ciudadano glorioso en su nativa si hubiera de perpetuar genuinamente la memoria de aquel varófi de virtudes aposno, he aquí el reooso- cuando ya esté tran- Palma de Mallorca. nuilo ofrecido, mejor que por otra ninPor muy certera- -y lo es, de seguro- -tólicas, debería estar rodeado v apoyado guna, por la ideología del Monasterio de que la inspiración y la mano del artista es- -después de su muerte m á s que nunca- -Beuron. tuviesen para plasmar la estatua de Maura, por el civismo militante, en pos de su lecdando a su traza la arrogante majestad i n- ción de medio siglo, de todos los españoles EUGENIO D O R S olvidable del tribuno, poniendo en su acti- en todos los momentos; debería erguirse, no tud la serenidad augusta qiae atribuye e i n- sobre el baldío cívico en que se alza el vefunde, en quien la dice, la- practica y la cuerdo de Maura, sino sobre campos dilahonra, la Verdad; por mucho calor que en tados de acción ciudadana, de ejercicio sinla recordación entusiasta o emocionada pon- cero de la democracia. ga el noble pueblo mallorquín en la inauMas pedir esto sería pedir que la evocaguración del monumento, y aun por mucha ción de Maura lograse lo que no pudo lo: Lea V. mañana flBC
 // Cambio Nodo4-Sevilla