Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 20 D E DICIEMBRE D E 2929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. 6 larguirucho; forrado de bayeta negra. A c a so, en. algún momento, la lucecita incierta de na lamparilla eléctrica. Pero es un segundo; el bandido no existe; no se puede llamar bandido a este sutil trazo negro, que v a y viene silencioso y suave en l a negrura. U n mundo de uno a otro bandido; el sen- mentalismo de Rousseau- -sentimentalismo del bandido español- -y la tabla de logaritmos. L a tabla de logaritmos, que es la modalidad moderna. España, querido Espina, ha quedado retrasada en este supremo arte; creo que no debemos derramar lágrimas por tal atraso; usted ha pintado un bandido netamente español, pintoresco, elegante y sentimental. Imágenes; muchedumbre de imágenes. Fernando Mignohi, pintando rápidamente las decoraciones para una escenificación de este bello libro; Mignoni, que no quiere llegar tarde al teatro con sus decoraciones. f Programas. Contestaciones Preparaciones. E D I T O R I A L R E ü S Preciados. 1, Madrid Francisco Alv; rez. Constantiníi l i q u i d a s i c o l e c c i ó n de m o d e l o s de i n v i e r n o A v e n i d a C o n d e P c ñ a l v e r 17. M a d r i d Q EL AZORIN LA EXPOSICIÓN D E BARCELONA Los que no han venido Faltan pocos días para la clausura de la Exposición de Barcelona en su aspecto i n ternacional. Inmediatamente se abrirá de nuevo con carácter nacional. L o s que no la hayan visto y tienen ocasión de venir, deben aprovechar los días que quedan para emprender el viaje a Barcelona. Háganlo cuanto antes, pero no a pie y sin dinero, como aconsejara el conde de Romanones, que así viajan ios rüedamundos, sino en tren, en automóvil o por los aires, y con muchos billetes en la cartera, pues aquí hay una infinidad de cosas en que emplearlos. Esto no se tome en el sentido de no poderse venir a Barcelona sin mucho dinero. Aunque respecto de esto la abundancia no daña, con pocos cuartos se puede visitar Barcelona y admirar su Exposición. Existen hoteles a precios moderados, y con un gasto. de diez pesetas se ve cuanto de hermoso y sorprendente contiene la Exposición. N o creo que ninguna otra de las muchas que en el mundo se han celetn- ado hava costado menos- dinero al visitante. L a peseta o las dos que cuesta la entrada podrían darse sólo por recorrer cualquiera de sus cuarenta y tres palacios. E l cine cuesta bastante más. Por una peseta o dos (esto según las horas, y los días) el visitante tiene entrada libre en estos palacios, puede pasearse por los poéticos jardines de la Exposición y embeberse en la contemplación de las fuentes mágicas. E l acceso al Pueblo E s pañol cuesta otra peseta. Con muchas más no se pagaría el placer que se experimenta recorriendo sus plazas y calles. Trasladarse de) centro de la ciudad (plaza de Cataluña) a las mismas puertas de l a Exposición cuesta diez céntimos, hágase el viaj? en tranvía, en autobús o por bajo tierra, De cualquier punto de la Península que se venga a B a r celona y una estancia en ésta de seis días, hay bastante con ¡00 pesetas. N o habrá para juergas n i adquisición de objetos, pero sí para instalarse decorosamente, visitar a diario la Exposición, frecuentar los más l u josos cafés, dancings y cabarets, y hasta para hacer una excursión a Montserrat. N o hay manera de emplear mejor 5,00 pesetas. Con ellas se puede ver la ciudad de mayor extensión de España (80 kilómetros cuadrados edificados) hermosa y moderna, poseedora Ce una Acrópolis gótica admirable; una constelación de mujeres bellas y elegantísimas; un puerto de mar en plena actividad: unos alrededores ciudadanos que inspiran bucólicas y madrigales y una E x posición que asombra por su grandiosidad, contenido y magnificencia. Conque a liar la maleta y a Barcelona antes del 15 de enero próximo. Piénsese que la Exposición es un espectáculo único, jamás visto, y que en España habrán de pasar muchos años antes de verse cosa parecida. Además, hay que venir por patriotismo. Y a propósito de patriotismo: en general, España ha respondido al esfuerzo de Barcelona. De las provincias han venido miles y miles de personas, y muchas, dicho sea en su honor, de posición modesta. E n cambio han dejado de venir, y no tiene excusa ni justificación el que no hayan venido, reconocidas personalidades de la Banca, de las Artes, de las Letras y de la Política. O no se han capacitado de la importancia de la Exposición de Barcelona (lo mismo podría decirse de la de Sevilla) o l a han menospreciado. E n este último caso han incurrido en grave falta de patriotismo. N o es de extrañar, cuando nosotros mismos no hemos dado a la Exposición de B a r celona toda la importancia que se merece. Si Paris llega a hacer una Exposición como la actual de Barcelona, los parisienses, maestros en el arte de ponderar lo suyo, hubieran llenado el mundo de fotografías y de reproducciones de las cosas más notables de la Exposición. Nuestras fuentes mágicas las encontraríamos en las mesas de los restaurantes y hasta cromofotografiadas en el forro de los sombreros. Incluso el acto de la inauguración lo celebramos casi en familia, sin darle gran trascendencia internacional. Véase qué clase de personajes inauguraron la de París, de 1 SÓ 7, que ni de mucho puede compararse con la de Barcelona de 1929. Tomo las notas de un libro de Octavio A u bry, recientemente publicado en París con el título Napoleón III. Asistieron al acto inaugural- -dice A u bry- -el Z a r de Rusia Alejandro I I I el Rey de Prusia Guillermo I, el Rey de España Francisco de Asís, el Rey y la Reina de Portugal, la Reina Sofía de Holanda, el ex Rey de Baviera Luis I y su nieto el Rey Luis I I el Kedive de Egipto, los príncipes y los grandes duques herederos Wladi mir y Alejandro, Humberto de Italia. Federico de Prusia Enrique de Sajonia. Además de estas Personas Reales, asistieron los príncipes de Metternich, el jefe de Gobierno de Rusia, M Gortschakof; el conde de Goetz, el mariscal Canrobert, el general Fleury, la duquesa de Manchester, el canciller Bismarck, Merin e y una multitud de nobles, escritores y personas ilustres de toda Europa. Nosotros abrimos nuestras dos E x p o s i ciones, como ya se ha dicho, en familia, casi sin el concurso extranjero. Y es posible que se cierren sin que se hayan dignado visitarlas quienes tienen el deber mora! de hacerlo, ya que no la voluntad... ADOLFO MARSILLACH cura rápidamente GEIFE, FIEBRES, DOLORES de C A B E Z A de M U E L A S REUMATISMOS Sin Peligro para el Corazón Fatiga para e l Estomago B O D E G A S D E I J M A K Q Ü E S! T: Í. M É R I T O J E R E Z Y COSAC Cajas s u r t i d a s p a r a regalos de X a ddad, de seis botellas, desde 2 0 h a s t a 50 pesetas, y de doce botellas, desdo 5 S h a s t a 144 pesetas. SERVIMOS A DOMICILIO A G E N C I A E MADRID: CRUZ, 1 Teléfono 50442. MOTORES ELÉCTRICOS M ARELLI M A D R I D PRUM, 5 S t a n d en las E x p o s i c i o n e s de Barcelona y Sevilla. Barcelona, diciembre, 1929. ¿ES SM ea V. mañana ftBC