Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PUERTO D E LA CRUZ (TENERIF E) U N C A P R I C H O D E ROCA. UNA PUÑALADA D E ESPUMA... del territorio peninsular, aun aquellas co- sa esenciales de l a región. Es un poco crudo decirlo; pero es verdad. U n a verdad amarga y desolada. Descartando el caso lamentable de L a s Hurdes, no conocemos de ninguna otra región española sobre l a que sea tan ostensible esta falta de espíritu fraterno con que se miran y se ven pasar cuantas cuestiones y problemas se suscitan en torno a aquellas islas. P a r a la g r a n masa del público español existen, ciertamente, las islas Canarias. L o aprendió en los colegios, en l a Prensa, en los libros. Muchos, en una escala obligada hacia las A n t i l l a s o hacia la América del Sur. L o que no aprendió- -110 lo sabe a ú n- -es a amarlas, a no considerarlas como una pequeña colonia ultramarina, situándolas- -espíritualmente- -a la misma altura de Cabo Juby o de Fernando Póo. Canarias; -se ha dicho muchas veces- -necesita de una labor de conocimiento, de una cruzada de amistad, de confraternidad con el espíritu de l a Península. N o es difícil hacer derivar hacia ellas ese sentido de amplia proyección nacional por el que tantas veces se ha propugnado. Muchas maneras hay para lograrlo. U n a de ellas, viable, práctica, serta llevar hasta aquel archipiélago- -imitando el ejemipilo de Alemania, F r a n c i a Bélgica, Inglaterra- -esa corriente de turismo español desparramada por E u r o pa. Bastaría que se pensase seriamente en ello; Y que fuese el Gobierno el que se anticipase a romper la cinta inaugural. A s í se iniciaría ese anhelo de amplia amistad de aquel considerable grupo de españoles atlánticos. Hemos querido ilustrar estas notas con unas fofos de un artista tinerfeño: A d a l berto Benítez. Son- -simplemente- -insinuaciones breves de las bellezas de Tenerife, la isla verde, luminosa, veteada de sol. ISMAEL DOMÍNGUEZ N o ha bastado que estén a tan breves singladuras de Cádiz, n i que los mapas las sitúen- -geográficamente, históricamente, políticamente- -en su verdadera posición. H a habido gentes que hsr. llegado hasta a arrancarlas de cuajo, colocándolas junto a la; Baleares, 0 -por una discutible afinidad aparente- v- al lado de Cuba o de Puerto Rico. N o ha bastado tampoco que algunos escritores- -Ortega M u n i l l a Blasco Ibáñez, Gómez C a r r i l l o Zamacois, Felipe Sassone... -las hayan hecho apeadero de sus andanzas transmarinas, n i que haya paseado en ellas- -e n Fuerteventura, la más triste- -sus tristezas de desterrado el buen D M i g u e l de Unamuno. Tampoco h a sido bastante que la Prensa canaria haya clamado insistentemente contra se doloroso despego y ese desamor con que se m i r a n a veces, dentro VILLAFLOR (TENERIFE) E L SUAVE R E M A N S O D E L V A L L E ESPONJOSO D E F R O N D A S E S UNA AMABLE INVITACIÓN DESCANSADA A LA VIDA
 // Cambio Nodo4-Sevilla