Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 11 D E D I C I E M B R E D E 1929. N Ú M E R O E X T R I O 20 C T S DIARIO DO. ILUSTRAVIGÉ- AÑO S 1 MOQUINTO N. 8 4 2 1 g íg. F U N D A D O E L 1 D E J U N I O D E 1905 P O R D T O R C U A T O L U C A D É T E N A A Y E R S E C E L E B R O E L S O R T E O D E L A LOTERÍA D E E L GORDO E N ZARAGOZA, E N E L 53.453. L O S P R E M I O S SEGUNDO, TERCERO, CUARTO, QUINTO Y SEXTO, E EL O N A S E V I L L A JAÉN, M A D R I D Y B I L B A O Noticias de los agraciados con el premio mayor. Información de Barcelona. L o s que han sido favorecidos p o r la fortuna en la capital de Cataluña. E n Sevilla se reparten diez vigésimos del tercero en el barrio d e la M a c a r e n a L o s otros partícipes d e los cinco millones. Impresiones preliminares Madrid 21, 2 tarde. Todo igual, aunque podrá no estarlo, el solemne acto del sorteo se celebra todavía este año en el viejo local, ya que el nuevo edificio de la calle de Montalbán no está terminado. Es posible que en el futuro 1930, el sorteo más aparente, como dicen en los pueblos, si el público viera por un agujeriío el pequeño salón de la Casa de la Moneda, quizás sentiría desmayar su entusiasmo. Todo se conserva, en espera del esperado traslado, y por eso hace muchos anos no se realizan obras. E n una de las ventanas asoma el tubo negro de la estufa, que i i a sido hoy desenchufada. E l cristal que lo sostiene está roto. E l papel de l a techumbre se ha despegado con la humedad, y cae en graciosas estalactitas, dignas de l a Gruta de las Maravillas, de Aracena. Pero, ¿acaso este salón no es otra Gruta de las Maravillas? Por lo demás, el artefacto mecánico de la suerte parece un gran molino de tostar café, rodeado de algunas jaulas de las que se han escapado los pájaros. Esto es todo lo que aprecia la vista. U n público silencioso y patético l ena los bancos, y los. rostros no denotan ciertamente la alegría; antes bien, una emoción mal contenida los mantiene contraídos. L a s mujeres guapas que. asisten al sorteo desdeñarían aquí un flirt con el mismo Rodolfo Valentino si resucitara. Vienen vestiditas sencillamente, con un velito y. traje negro como para un duelo y con los bellos ojos fijos en el bombo, sugestionadas por el canturreo de los números. N o están para nada. L o s gordos que van saliendo del bombo son desengaños, que se clavan como flechas en su acongojado corazón. Después de esto, completen ustedes el cuadro con el grupo de periodistas y tomadores de números- -estos hombres sombríos que se nutren de la suerte de los demás- -que escuchan el canturreo inacabable de los niños de San Ildefonso, como los viejos marinos el rumor del mar. (E n estas cosas l a pincelada de color ante todo. Este año el sorteo ha sido idéntico al anterior, como son idénticos todos los reclutas de una compañía, pongamos por objetivos faltos de interés. Qué el tercer premio fué el primero de los gordos que salió a la pales ra? M u y bien. Pongámoslo así. Se produjo la casualidad de que surgió a l a tercera o cuarta bola, pero, ¿y si- hubiera salido a l a una de la tarde? Pues lo mismo. U n niño hizo funcionar Ja palanca del bombo mayor, tocó l a deí pequeño; uno cantó: Y otro dijo en voz natural: 7.894 5.000.000 de pesetas pero rectificó su languidez enseguida, como sacudido eléctricamente, y empezó a gritar: Cinco millones de pesetas. Cinco millones de pesetas. Cinco millones de pesetas. P a recía haberse vuelto loco, pero era que se entregaba al cumplimiento de un deber: el de repetir por tres veces el. número premiado. Cayó el tercer premio en Sevilla ¿Creerán ustedes que vamos a hacer consideraciones sobre l a materia? ¿Hemos de hablar de l a Exposición Iberoamericana y de l a Giralda y hasta de Belmonte y GitaniHo de Triana? D e ninguna manera, y mucho menos entregarnos al chistecillo fácil, retorciendo l a frase porque el tercer premio haya caído en Sevilla, como pudo caer en Perales del Tajuña. N o esto jamás. H a y que decirlo doblemente. N o pasa nada. N o cae nunca a ningún espectador. N o nos cae nunca a nosotros. ¡Eso sí que sería periodístico! el gordo en A B CY, Nunca le toca al S r Elizalde, que preside el sorteo y que se vería obligado a abandonar su empaque, suspender el acto por dos horas, y mandar inmediatamente por una botella de manzanilla y unas pastas. ¿Será interesante conocer que. este año forman la mesa presidencial, juntamente con el jefe de l a sección de Loterías- -este hombre que ve cómo todos los años aumentan los billetes del Sorteo de Navidad y que su sueldo sigue estacionado eternamente- los señores Alvarez del Vayo, del. Cuerpo Pericial de Contabilidad; Retortilio, del Administrativo, y el concejal señor Castán? A las diez y veinte fué extraído el número celona) pesetas, décimo, A las L o s dos. premios de quinientas mil que ocupan los lugares noveno y también corresponden a Barcelona. doce y diez cantan los niños el 59.494 premiado con 1.000.000 de pesetas y que ocupa el séptimo lugar de los premios. E s para Madrid. A las doce y media en punto, hace su aparición el gordo. Emoción. Griterío. Desorden. Desasosiego. E l niño José Balaguer, dice: Y el tono de voz de José Jiménez se eleva al sobreagudo, y chilla: 53.453 ¡15.000.000 de pesetas! Mientras los niños hacen el acostumbrado paseo hacia la mesa presidencial, repitiendo el número premiado, el barullo estalla. E l presidente agita l a campanilla, por mera fórmula. L o s quince millones, para Zaragoza. E l cuarto premio de 3.000.000 de pesetas nos saluda, a l a una menos cuarto. Corresponde a Jaén, y es para el 23.770 premiado con los T o t a l que no toca. Esta reflexión nace de lo íntimo de nuestra conciencia, porque esto de que hay favorecidos, es problemático... Antes de salir a la Calle, uno de los niños canta el 2.000.000 de pesetas; y vendido en Madrid. Cinco minutos después, el 21.202, de medio millón, que le corresponde a Barcelona. Aparte de esto, van saliendo números premiados con diversas cantidades de menos importancia. A las doce de l a tarde tenemos en cartera- -es un decir- los premios tercero (Sevilla) quinto (Madrid) y octavo (Bar- premiado, en el segundo lugar, con 35.677 10.000.000 de pesetas Y como resulta que ha correspondido a Barcelona, las señoras sacan su borlita de los polvos y su es pejito, se aliñan el toca- do y abandonan el salón. Los caballeros las imitamos, sin aliñarnos nada. Hasta el año que viene.
 // Cambio Nodo4-Sevilla