Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D O M I N G O 22 D E D I C I E M B R E D E 1929. E D I C I Ó N cho de dinamita en el quicio de una ventana del cuartel de Londau. Pocos días más tarde, una bomba hacía saltar una casa en la rué de Clichy. Ravachol fué detenido este mismo día, por denuncia de un mozo de u n restaurante, y el asunto se vio en l a Audiencia, resultando Ravachol- condenado a muerte. E l día de la. vista, una íormida. ble explosión de dinamita destruía el café donde estaba empleado el denunciante. Estos atentados anarquistas, que culminaron con la bomba lanzada por Vaillant en el salón de sesiones de la Cámara de Diputados y cuyas represiones provocaron el asesinato del presidente Carnot, llegaron a poner a París y a Francia entera en estado de gran inquietud. Otras crisis estallaron aún, entre ellas las huelgas de mineros, que turbaban el orden público y el escándalo de Panamá, que amenazó seriamente el régimen, pero Loubet venció todos estos obstáculos, sin que un solo instante su fisonomía, sonriente y paternal; se alterase, pues estaba firmemente decidido a cumplir con su deber, persiguiendo a los culpables y defendiendo la República. L o u b e t se deshace d e l presidente d e l C o n s e j o p a r a acabar c o n su mala racha Cuando después de su elección a la Presidencia de l a República pareció que iba a empezar de nuevo l a racha negra, Loubet, sin perder su sonrisa, pensó que hacía falta poner orden. A su regreso de Versalles le habían recibido con silbidos. Poco tiempo después, a l presentarse en la tribuna del Hipódromo de Auteuil, el domingo en que se corría el gran Steeple de caza, recibió un bastonazo en el sombrero. Como buen meridional, empezó a pensar que tenía cerca algún pájaro de mal agüero, v se fijó en Charles Dupuy, presidente del Consejo, que había asistido a los últimos días de las presidencias de Carnot, de Casimir Perlier y de Félix Faure. Convencido de que le hacía mal- de ojo, decidió inmediatamente deshacerse de él, y para ello rogó a sus amigos de l a Cámara que le pusiesen en minoría. L a empresa tuvo el éxito deseado y desde este día, según asegura Le Journal, se acabó la mala sombra. l í n regalo de! R e y de España Entre los recuerdos de l a vida del ex pre sidente de l a República que citan los periódicos, París Soir ha interviuvado a propósito del atentado de que fué objeto cuando regresaba con el R e y de España de l a función de gala en el teatro de la Opera, a un tal De Cauze, que era jefe de las cuadras del Elíseo cuando el automóvil no había desterrado todavía los suntuosos enganches. De Cauze precedía a l coche regio, en calidad de caballerizo del presidente L o u bet, en el momento del atentado. Loubet- -dice de Cauze- -dio pruebas ese día de extraordinaria sangre fría, lo mismo que el Rey de España. Felizmente, la bomba no. hizo nada más que una víctima; uno de los caballos del coche, herido, que murió cuatro días después en las cuadras del Elíseo. E l caballerizo agrega que fué después de este viaje cuando. el Rey D Alfonso regaló a Loubet cuatro magníficas muías, que llegaron con soberbios arneses, estilo andaluz. Aunque renunció, no sin pena, a exhibirlas con tan multicolores atalajes, el presidente Loubet, que era muy aficionado a los bonitos enganches, salió con frecuencia en coche arrastrado por las cuatro muías. L a gente se. paraba en las calles, algo extrañada, y esta sorpresa causaba gran diversión a Loubet. 1 D E ANDALUCÍA. P A G 38. por ello dejaron de acumularse las dificultades. L o s siete años de su mandato fueron de los más movidos, lo mismo desde el punto de vista interior, que exterior; el asunto Dreyfus; el proceso en el Tribunal Supremo, que condenó a l a expatriación a los jefes nacionalistas Paúl Deroulede y Marcel H a b e r t los violentos debates sobre las Congregaciones; el viaje a Roma, que originó la ruptura de relaciones con el Vaticano y l a separación de la Iglesia y del Estado; l a guerra ruso- japonesa, y, por último, el desembarco del emperador G u i llermo en Tánger y l a alarma de 1905, que pocos meses más tarde dio origen a l a r u i dosa dimisión del ministro de Negocios Extranjeros Delcassé. Emile Loubet asistió a todos estos acontecimientos, sin conmoverse, confiando en el acierto de los G o biernos a los que había entregado el Poder. Las dos mujeres y el hombre que ocupaban el interior de la camioneta no han sido identificados. Se atribuye la causa del accidente a- negligencia de la guardabarrera. Son muchas las cartas que hemos recibido con motivo de l a catástrofe en San í adurní de Noya, cartas que, naturalmente, tienen relación con el nuevo accidente que se ha de lamentar, y del cual damos cuenta en las líneas anteriores. D Sixto Espinosa Orozco nos escribe, proponiendo que se debe ordenar el inmediato establecimiento de barreras mecánicas de absoluta seguridad, y, entre tanto, excitar a las Compañías a que tengan personal idóneo en los pasos- a nivel, y que estos guardabarreras tengan grave responsabilidad cuando ocurre uno de estos accidentes. Añade el Sr. Espinosa que los que se ven obligados a viajar constantemente en automóvil están expuestos a mortales peligros en los pasos a nivel, y cita el caso de que no hace muchas noches dicho señcr, cruzó por el existente en la linea de L o r c a a Baza, sin ver obstáculo ninguno y casi en el mismo instante pasó el tren correo, que por unos segundos no le arrolló. Loubet se retira de Ja vida política Dejó l a suprema Magistratura con la misma sencillez con que había llegado a ella. Pero se complacía en recordar que en su vida política había contribuido a estrechar la alianza franco- rusa, a fundar la Entente Cordmle entre Francia y la Gran Bretaña, a reconciliar a Francia e Italia, y a hacer más estrecha la amistad entre Francia y España. A l hacer este balance extraordinario se comprende fácilmente que todo lo deU N G R A N ÉXITO D E L más fuese despreciable para él. Así se explica que cuando los amigos del MAESTRO VIVES ex presidente tuvieron la intención de preMadrid 22, 4 madrugada. E l p ú b l i c o sentar su candidatura para representar al ha tenido o c a s i ó n de volver a gustar, en departamento de Drome en el Senado, el las primicias de Noche de verbena el Cuerpo electoral dijo que consideraba un arte pintoresco y la gracia colorista del poco tibio al antiguo candidato de las i z maestro Vives, tan rico de expresivos m a tices. Sobresale en esta partitura, donde quierdas de 1899, Loubet, no insistió y se cada s i t u a c i ó n y personaje tiene su l í n e a retiró de una manera definitiva. Desde hace cinco años había dejado P a- c a r á c t e r y motivo, d i s e ñ a d o con- el jugoso rís para retirarse a Montelimar, en su pe- nervio, que caracteriza al autor de D o ñ a Francisquita la estructura instrumental queña casa cíe campo, llena de recuerdos de trabajada pulidamente con moderna traza, íu vida política; retratos de sus amigos de sin una c o n c e s i ó n al vulgo, al efecticismo, juventud Gambetta y Tules Ferry, los buscon una honradez a r t í s t i c a que. eleva l a tos de Eduardo V I I y de Alfonso X I I I fotoi n t e n c i ó n y la calidad de l a obra. U n a pergrafías de todos los Soberanos que había re- fecta unidad la define, a d a p t á n d o s e a la i n cibido, o de los que fué huésped. Pero en su t e r p r e t a c i ó n del libro de Luis de Vargas que ha confeccionado, interpolando elecuarto, el adorno se reducía a las fotogramentos de sainete y de comedia, una f á fías de su padre y de su madre. bula sentimental, donde lo m a d r i l e ñ o y lo E n este cuadro sencillo y familiar, acomargentino se fusionan, en lo que respeta a su tipismo, con acertada e n t o n a c i ó n pañado de sus hijos y cuidado por una viej a y abnegada criada, Malvina, y una herE l á p i c e del é x i t o en el primer acto, lo d e t e r m i n ó un gran d ú o de tiple y b a r í t o n o mana enfermera, ha muerto este g r n servique es un primor de factura, de donaire, de dor de su Patria, que a través de los inciinconfundible acento m a d r i l e ñ o L o dijeron dentes de su prestigiosa carrera política, ha muy bien S é l i c a P é r e z C a r p i ó inimitable, sabido ser un sabio y un filósofo. -Certa. M B O t Mi ft P Vj? OTRO AUTOMÓVIL ARROLLADO EN UN PASO A NIVEL Don Benito 21, 4 tarde. Esta mañana, la camioneta propiedad de Manuel Tena Bote, vecino de Medellín, y que hace el servicio, entre aquel. pueblo y D o n Benito, fué arrollada por la máquina 799 al cruzar el pasó a nivel. L a camioneta, por efecto del formidable choque, fué lanzada a más de 300 metros y quedó completamente destrozada. Viajaban en el vehículo dos mujeres, madre e hija, y un hombre, que quedaron instantáneamente muertos y sus cuerpos mutilados de manera horrible. E l conductor de la: camioneta- y el ayudante resultaron heridos; y aquél, conducido a la casa de socorro, falleció poco después. y J o s é Luis Llovet, s u b r a y á n d o l e con gracioso modo. Este n ú m e r o y el terceto c ó mico, que le precede, de ritmo vivo y á g i l fueron ovacionados, y Vives, requerido por el auditorio, hubo de presentarse en el proscenio. E n el acto segundo, el a ñ o r a n t e canto a la Patria, tierna p á g i n a evocadora, y una bella romanza, merecieron t a m b i é n los mismos honores. Vives, en otros n ú m e r o s extrae del acerbo argentino p í r i c a s motivaciones, que ha elegantizado, uniendo al c a r á c t e r popular su manera transformadora. E s de lamentar que apremios de espacio y de tiempo no nos permitan extendernos en m á s oportunas consideraciones. Noche de verbena si para nosotros tiene a l g ú n defecto, es lo excesivo de sus proporciones; é s t a s amenguan sin querer, lo que es f á c i l mente subsanable con algunos cortes. Sin ida, por é s t o el é x i t o brillante, del acto primero s u p e r ó al del segundo. -A. L a s dificultades durante el mandato p r e sidencial Aunque Loubet creyó conjurado el mal de ojo con la salida de- Charles Dupuy, no E l catarro descuidado es la bronquitis, la p u l m o n í a la tuberculosis. Ahora mismo, en la farmacia o d r o g u e r í a m á s p r ó x i m a adquiera un E M P L A S T O poroso del D r WITÍT E R de fieltro rojo. Pida: U n parche W t P í T E R A p l í q u e s e l o y n o t a r á alivio inmediato. PROHIBICIÓN A LOS MENORES Madrid 22, 4 madrugada. L a Gaceta de hoy publica un real decreto de la Presidencia del Consejo de ministros, prohibiendo la asistencia de los menores de catorce años a las corridas de tofos y espectáculos de boxeo.
 // Cambio Nodo4-Sevilla