Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OPOSICIONES A CORREOS, TELÉGRAFOS Y RADIOTELEGRAFÍA M á s d e 200 p l a z a s P a r a el p r o g r a m a o f i c i a l c o n t e s t a c i o n e s c o m p l e t a s y p r e p a r a c i ó n e n las clases o p o r c o r r e s p o n d e n c i a e l I N S T I T U T O R E O S P R E C I A D O S 23, M A D R I D R e g a l a m o s p r o g r a m a y p r o s p e c t o T e n e m o s i n t e r n a d o É x i t o s E n las de C o r r e o s (a ñ o 1927) i n g r e s a r o n todos n u e s t r o s a l u m n o s en las d e T e l é g r a f o s o b t u v i m o s las p l a z a s n ú m s 3, 11, 22, 54, 90, 97, 101, 102, 109, 111 y 1 5 9 ¿y en R a d i o o b t u v i m o s dos veces el n ú m e r o 1 y 19 plazas, c u y o s n o m b r e s y a p e l l i d o s f i g u r a n en e l p r o s p e c t o que r e g a l a m o s 8 VSUY M PORTANTE P o r b r e v e s d í a s e s t a n d o de r e f o r m a y h a b i é n d o s e r e c i b i d o u n a g r a n r e m e s a de u t e n s i l i o s de c o c i n a a l peso, se v e n d e n desde 3,25 el k i l o G r a n s u r t i d o en a r t í c u l o s de a l u m i n i o a 0,95 pieza. L a s m e j o r e s b a t e r í a s de c o c i n a e n p o r c e l a n a s o n l a s de e s t a C a s a m a r c a s G A T O y L E Ó N m a r c a s exc l u s i v a s y ú n i c a s g a r a n t i z a d a s R I P O L O L Ú n i c a C a s a M a g d a l e n a 27 (f r e n t e a A v e M a r í a) Madrid. ESTUFAS SUBASTA E n este A y u n t a m i e n t o a las d o c e h o r a s d e l d í a 3 d e l p r ó x i m o e n e r o e n v i r t u d de a n u n c i o que i n s e r t a n l a G a c e t a de M a d r i d d e l d í a 6 d e l c o r r i e n t e y B o l e t í n O f i c i a l de i g u a l f e c h a t e n d r á l u g a r l a s u b a s t a p a r a c o n t r a t a r las o b r a s n e c e s a r i a s p a r a e l a b a s t e c i m i e n t o do a g u a s p o t a b l e s de e s t a l o c a l i d a d c u y o a c t o h a b r á de c e l e b r a r s e en el d e s p a c h o de e s t a A l c a l d í a bajo los t i p o s de T R E S C I E N T A S T R E C E M I L P E S E T A S a que a s c i e n d e el p r e s u p u e s t o de las. indicadas obras. L o s p l a n o s m e m o r i a s p r e s u p u e s t o y p l i e g o de c o n diciones facultativas y económico- administrativas q u e d a n a d i s p o s i c i ó n d e l p u b l i c o h a s t a e l d í a de l a subasta, en l a S e c r e t a r í a m u n i c i p a l donde, d u r a n t e las h o r a s de oficina, de n u e v e a c a t o r c e p o d r á n e x a m i n a r s e y t o m a r cuantos datos deseen y presentar p r o p o s i c i o n e s h a s t a el d í a 2 de e n e r o de 1930, en. iguales horas. P a l m a d e l R í o 20 d i c i e m b r e de 1 9 2 9 -E l a l c a l d e p r e s i d e n t e R C a l v o de L e ó n SASTREÉIA ZARDAIN Tía, C a s a m á s s u r t i d a e n p a ñ e r í a S i e m p r e n o v e d a d e s H o r t a l c z a 138, Madrid. Matrícula de la csntrfóuefón industrial T e r m i n a d a l a m a t r í c u l a de l a c o n t r i b u c i ó n i n d u s t r i a l y de c o m e r c i o de esta c a p i t a l correspondiente a l p r ó x i m o a ñ o de 1930, y en c u m p l i m i e n t o de lo d i s p u e s t o en el a r t í c u l o 106 d e l R e g l a m e n t o vigente, q u e d a e x p u e s t a l a m i s m a en l a A d m ó n de R e n t a s p ú b l i c a s (M o n t a l b á n 6, M a d r i d) p o r e s p a c i o de diez d í a s de, o n c e a trece, p a r a las clases no a g r e m i a d a s c o n e l fin de que p u e d a n h a c e r a q u é l l a s r e c l a m a c i o nes, f u n d a d a s ú n i c a m e n t e en i n e x a c t a c l a s i f i c a c i ó n o e r r o r en l a c u o t a s e ñ a l a d a COCINAS X L A M P A R A S por gasolina. F a b r i c a c i ó n nacional. C a t á l o g o gratis. L. B A L M E S E c h é g a r a y 2 3. M A D R I D BLENORRAGIA reciente y antigua. C u r a c i ó n r á p i d a con la I N Y E C C I Ó N M E S T R E S G a y o s o A r e n a l 2, M a drid, y farmacias. C u r a c i ó n c i e n t í f i c a S I N O P E R A R por e ¡D r M o r e no M a r t í H o n o r a r i o s m ó d i c o s D E S P U É S del a l t a S A G A S T A 4, M A D R I D de 5 a 7. T e l é f o n o 17900 Í 2 2 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ EL PASTELERO DE MADRIGAL ¡12. -N o pero se ha quedado asombrado de mí y curioso, y no quisiera que un hombre tal hubiese fijado los ojos en mí, que puede ser que tanto los fije, qus algo Vea; porque estos golillas son gente que de las sombras hacen cuerpo, de lo que yo creo que- viene aquéllo que de algunos alcaldes se dice de que son capaces de ahorcar hasta a su sombra, E s necesario, pues, evitar que don Rodrigo de Santillana me ahorque. ¡O h! y qué suposición tan horrible! -dijo S a y la M i r i a n -Soy tan desgraciado- -contestó Gabriel de Espinosa- -que todo pudiera suceder. ¿Y para qué hemos venido entonces a Castilla? dijo- Sayda M i r i a n ¿Y dónde habíamos de i r? E n África no podernos estar; de Venecia nos han arrojado; el Rey Enrique I V no nos quiere en Francia; el Papa nos dejaría estar en Roma, pero no nos daría un solo escudo; estamos completamente pobres, v nada nos queda m á s que las tierrecillas que he heredado de Juan de Espinosa. -Que, o no son tuyas, o tú no eres el Rey don Sebastián. -Mira- -dijo Gabriel de Espinosa- aún no ha llegado el. tiempo de que se sepa quien yo soy; tal vez yo mismo no lo s é puede suceder también que el misterio de mi vida no se aclare jamás. -No sé por qué no me ha pecado nunca de haberte conocido- -dijo con despecho Sayda M i r i a n -Porque me amas- -contestó con acento Concentrado y de una manera profunda Gabriel de E s pinosa. -Te amo, sí- -dijo Sayda M i r i a n- y te amaré siempre, suceda lo que quiera, aunque por tu causa vamos de día en día de mal a peor; aunque mal escarmentado de tanta imprudencia, sigues cometiendo imprudencias; a qué venir a Madrigal a complicar los sucesos, a engañar a esa monja infanta, a dar ocasión que una imprudencia suya nos pierda? -Siempre hablan tus celos, María- -dijo Gabriel de Espinosa- y tus celos son el mayor peligro que nos amenaza. ¿C u á n d o me he negado yo a tu voluntad? -dijo oii un frío acento de reconvención Sayda M i r i a n- Chancillería de Valladolid, ni la justicia del pueblo, ni las exhortaciones de tres religiosos graves, ni la presencia de una persona real, y menester ha sido valerse de las espadas y apretar los puños y que los alborotadores se cansen, para que se acabe el alboroto; os repito que yo no conozco a M a d r i gal, y que está muy mudado de como yo lo dejé. -Entonces Madrigal no tenia la plaga de estudiantes que hoy tiene- -contestó un viejo- y los ociosos que se vienen al pueblo para hacerse lado por los que privan con doña A n a de Austria, a fin de que esta señora les dé cartas para ir con ellas a la Corte a lograr sus pretensiones. -Los estudiantes- -dijo con la boca llena un bachiller talludo y mal encarado que devoraba un pastel allá en un rincón- -han hecho de Madrigal una villa honrada de un villano villorrio que era, donde los hombres eran poco más o menos caballerías de carga. -Miente el estudiante insolente- -dijo un mozo de los de la villa, adelantando hacia el bachiller y blandiendo un garrote. -N o volvamos a lo de esta mañana- -dijo con una autoridad que dominó a todos Gabriel de Espinosa- y téngase el villano y cállese el bachiller, no sea que se me acabe la paciencia y les pese a muchos de haber nacido. -Pues que se mire cómo se trata al Seminario- dijo el bachiller- que los estudiantes se dejarán rajar primero que consentir en que se los maltrate de obra n i de palabra. -Mejor fuera que estudiaran más y gritaran raenos- -contestó un viejo- y dejaran en paz a las mozas del pueblo, que esta, señor Gabriel, es la causa de todos los disturbios y de todas las desdichas que suceden; porque en sabiendo que cumple una muchacha doce años, ya tiene sobre sí toda esta plaga estudiantina que no temen ni a Dios, ni al Rey, ni a la justicia. -Y a veremos de arreglar eso: lo de los estudiantes, con los padres agustinos, v lo de! escanciar lo de esta, mañana, por la intercesión de la señora doña A n a de Austria, a quien tengo que ver, porque traigo para ella cartas del Papa. Abrieron todos al oír esto desmesuradamente lá
 // Cambio Nodo4-Sevilla