Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL PUEBLO ESPAÑOL D E LA EXPOSICIÓN D E BARCELONA, REPRODUCCIÓN FIEL DE LO MAS CARACTERÍSTICO DE TODAS LAS REGIONES ESPAÑOLAS EL ARTE ESPAÑOL EL AÑO 1929 A c u d e n primero a la memoria, como sucesos a r t í s t i c o s de gran magnitud, las E x posiciones de Sevilla y Barcelona, tan admirables como p é s i m a m e n t e anunciadas, que, si hemos de juzgar por algunos hechos, m á s bien parece que existió en el á n i m o de algunos elementos directivos un secreto deseo de ocultar la existencia de tan extraordinarios C e r t á m e n e s Prescindiendo del é x i t o práctico, es justo reconocer que la E x p o s i c i ó n de Barcelona, en tocante a Bellas Artes, superó a todos los cálculos. M i s buenos amigos L u i s P é r e z Bueno y Pedro M A r t í ñ a n o realizaron una labor de selección de obras de arte escondidas en catedrales, conventos y casas particulares, que no ha tenido precedente. Q u i z á desde el punto de vista del arte antiguo sea ésta la E x p o s i c i ó n m á s importante celebrada en Europa. Y así como los objetos de artes industriales- -bordados, telas, vidrios, esmaltes, muebles, j o yas, cueros, hierros, o r f e b r e r í a cerámica, a r m e r í a etc. -admitieron la posibilidad del transporte, la arquitectura española, tan rica, tan varia y tan de moda en Norteamérica, h a b r í a de estar ausente del Certamen, de no haber tenido M i g u e l U t r i l l o la feliz idea de formar el Pueblo E s p a ñ o l reproduciendo fielmente lo m á s c a r a c t e r í s tico de todas las regiones españolas, realizando una soldadura estética de grandes dificultades, con el resultado m á s brillante. E n este Pueblo E s p a ñ o l se pasa, sin graves trastornos, de Santiago de Compostela a Andalucía, y de Extremadura a las P r o vincias Vascongadas. ¡Síntesis afortunada, que parece condensar en su mezcla el espíritu arquitectónico de E s p a ñ a! Reconozcamos el valor de este gran cock- tail urbano... ción. M a s a la natural belleza sevillana se a g r e g ó algo muy interesante desde el punto de vista arquitectónico. T a l ha sido el variado conjunto de pabellones americanos y españoles. L o s americanos concurrieron siguiendo tres orientaciones a r q u i t e c t ó n i cas. Unos- -ejemplo, M é j i c o- a p o r t a n d o brillante muestra de arquitectura de tipo precolombino. Otros, t r a y é n d o n o s una manifestación del arte colonial de la época de nuestros virreinatos del siglo XVIII- -así la Argentina- y, por último, una tercera manifestación arquitectónica, cual la de la R e pública Dominicana, reproduciendo el edificio que el hijo de Colón levantó en la isla, edificio español sin influencia alguna americana, mas edificio evocador de un momento tan glorioso como el de la gesta colombina. L a arquitectura colonial representada en Sevilla ofrece gran interés. Cuando menos, el que ofrece- un viejo amigo que retorna de A m é r i c a después de haber vivido muchos a ñ o s y adquirido el aspecto del indiano que ha triunfado... L o s pabellones regionales construidos en el recinto de la E x p o s i c i ó n sevillana son t a m b i é n excelente muestrario de estilos en esta gran feria arquitectónica y folklorista. Unos m á s acertados que otros; unos bien atendidos por las Diputaciones, contrastando con algunos, en los que se echa de ver a primera vista el deseo de salir del paso sin gastos considerables n i quebraderos de cabeza. Recordemos, como a f o r t u n a d í s i m a reconstitución de arquitectura naval, la carabela Santa Marra, mandada por su autor, el capitán, de corbeta D Julio Guillen, que cuidó los m á s pequeños detalles con amor y competencia de gran arqueólogo. Brillante actuación, que demanda extraordinaria recompensa. Grave e imperdonable injusticia comet e r í a m o s si, al hablar de la E x p o s i c i ó n sevillana, no dedicásemos un recuerdo de hondo afecto al verdadero espíritu animador del Certamen, al malogrado arquitecto D A n í bal González y Alvarez- Ossorio, cuya memoria es grata a todo buen sevillano, y que ha sabido refrescar el estilo plateresco hispalense, poniéndolo al servicio de las necesidades modernas, y creando tipos arquitectónicos que tanto han influido en el renacimiento de ¡a arquitectura hispanoamericana de N o r t e a m é r i c a E n L o s Angeles, S a n L a parte a r t í s t i c a de l a E x p o s i c i ó n sevillana es de otro valor y de otro g é n e r o E l orientalismo sevillano de lo que resta de la antigua ciudad, b a s t a r í a para justificar el viaje de muchos extranjeros, y aun de nacionales de otras regiones, sin el aliciente de lo aportado con motivo de la E x p o s i- EL ANTIGUO HOSPICIO, CONVERTIDO EN MUSEO MUNICIPAL DESPUÉS L E LAS- OBRAS D E RESTAURACIÓN
 // Cambio Nodo4-Sevilla