Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 31 D E D I C I E M B R E D E 1929. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 33. INFORMACIONES Y NOTICIAS DEPORTIVAS Fútbol. L o s partidos de campeonato de L i g a Sevilla, u n tanto; Iberia de Zaragoza, dos. E n Chamarrín, el Real M a d r i d es vencido p o r el D e p o r t i v o Español. E n M u r c i a eJ Betis Balompié es derrotado p o r el titular. O t r o s partidos. FÚTBOL Sevilla F C un tanto; Iberia de Zaragoza, dos Lo que puede el entusiasmo. -Quien h u biese presenciado el desarrollo del encuentro entre el Sevilla y el Iberia, el pasado domingo, solamente durante los primeros quince minutos, se hubiera marchado del campo, convencido de que nuestro campeón se sumaba bonitamente los, dos puntos en litigio, por buena diferencia de tantos. Con un equipo de técnica superior al de los zaragozanos, con individualidades de más valía, hombre por hombre y línea por línea, con un medio centro como Abad, que jugó cuanto quiso, y quiso toda l a tarde, con el aliento de su público en fin, parecía lo natural que si en el acoso de los primeros quince minutos los delanteros no sabían dar con la puerta, lo habrían de hacer después, cuando los nervios se encalmasen al apreciar l a inferioridad del enemigo. Pero en fútbol ocurren cosas... Que no son absurdas precisamente. E l entusiasmo en estas lides vence a, l a técnica más depurada cuando ésta se desenvuelve en un ambiente de equivocados personalismos que dan al traste con l a eficiencia. Y eso es lo que sucedió el domingo. E l Iberia se encontró frente a un trío inferior eminentemente personalista, que, al no ligar una sola jugada, daba ocasión a que la, defensa (lo mejor del equipó contrario) se colocase y no pudiera fallar. Y frente a la i equivocada actuación de Campanal, Gual y Carreño, los maños, que al principio parecían resignados, se crecieron, y, dando el pecho, lograron burlar a la segura defensa sevillista y marcar los dos goals precisos para vencer. Bien es verdad que en el primero colaboró de modo eficacísimo Eizagjuirre, saliendo a destiempo; pero, aun así, el Sevilla debió ganar a su rival por mucha diferencia, de haber actuado en forma nada más que mediana el trío centralde su línea delantera. a todo gas defendiendo además como jaba? tos su meta. Resumen: Que se nos fueron de manera que causa rabia los dos puntos tan necesarios para aspirar a clasificarse, Campanal, Guál Carreño: he ahí los causantes de l a derrota que se forjó, en el p r i mer tiempo, durante l a cual Abad sirvió balones y más balones al adelante, por una y otra ala y por el centro, con precisión matemática. Los: tres jugadores de referencia tuvieron una y cien veces el tanto fusilado personalmente o pasando el balón, y no quisieron hacerlo. Nosotros decimos que no supieron. E l resultado fué que. el entusiasmo de los aragoneses pudo más que l a técnica del campeón andaluz, porque ésta se desenvolvió en- un ambiente de equivocados personalismos de tres de sus delanteros. Los demás. -El resto de los jugadores del Sevilla, no jugó mal en verdad. Los extremos Oselito. ¡Qué poco dura la alegría en de la delantera cumplieron su cometido de la casa der pobre! L o que es preciso es que se tomen las medidas convenientes, para que no suceda otra. A ú n es tiempo de enmendar, el yerro. El arbitraje. -Pasémoslo por alto. E l se- ñor Comorera, creemos que inocentemente, se equivocó repetidas veces en contra de los forasteros. N o hablemos más de este asunto n i del: otro. D e lo malo, poco. -Antonio Olmedo. Alineación de equipos. Fué como sigue: Iberia: Jaumandreu; Sauca, Sorribas; E s pelde, Cavia, Salas; Ruiz, Tomasín, Calvar, A r i l l a y Paco. Sevilla F C E i z a g u i r r e Monge, Sedeño; Rey, Abad, A r r o y o Roldan, Campanal, Gual, Carreño y Brand. n ti V Si en vez de colocar la portería apaisada, la colocan de arriba a abajo, ganamo en el primer tiempo por 4 a 0. recoger los enormes pases que prodigó el media centro Abad, para dar buenos cen, íros, particularmente Brand. ¡Qué falta hubiese- hecho Aranda! ¿N o es cierto, don José? L a linea media actuó perfectamente llevada por Abad, que lo hizo, si cabe, tan bien como, contra los franceses en el memorable partido del Estadio. L a defensa, segura y bien colocada, cumplió asimismo su difícil misión, y Guillermo, autor por omisión d e l p r i m e r tanto del Iberia, no jugó mal el resto, del partido. ¡Y así, perdió la tripleta central! Del Iberia, que es ün conjunto mediano, destacó la defensa, muy superior al resto del equipo, y el centro delantero, i m petuoso y eficaz en el remate. L a línea; media, menos que mediana, y bien el portero, que hizo la misma jugada de Eizaguirre. en el primer, tiempo, costándole el goal la turística salida. i E l partido queda reseñado diciendo que eh primer tiempo fué del Sevilla en dominio aplastante, sin que aprovechase ninguno de los delanteros una de las múltiples ocasiones de marcar que les ofreció, -Abad, y el seCarreño, marcando de cabeza el único: g u n d ó l a excepción de sus comienzos del tanto del Sevilla. Iberia, que al lograr el ejnpate, se empleó E l Deportivo Español de Barcelona venció al Real M a d r i d por cuatro tantos a dos M a d r i d 30, 10 mañana. -En la pendiente. De nada le sirvió al M a d r i d poner supremos alientos en la pelea. Inútiles resultaron, los impulsos ardientes de un primer tiempo, transcurrido en perpetuo derroche de energías. Poco se ha conseguido con el último cambio de. papeles. E l Real Madrid, en la pendiente, necesita algo más que l a promesa de una recompensa, el parche de un jugador o el destello, tan esperado como mencontrable, del genio que salve los partidos en la inspiración de un segundo. Todo lo que necesita lo tiene el Real Madrid, pero no lo sabe administrar. Frente al E s pañol fué, a ratos, el equipo soberbio, capaz de vencer al más poderoso rival. Pero las rachas de fiereza pasan pronto y las pausas de aliento- -casi podemos decir de desconciertos- -van haciéndose más largas, más duraderas, a medida que transcurre el tiempo. Durante ellas, un conjunto que sepa cómo conviene emplear las energías puede apoyarse a ciencia y p a c i e n c i i de que el Madrid no reaccionará. Que es. lo que supo hacer con brillo, que a l a postre tomó caracteres de burla, el equipo campeón de España. s Jornada brillante- -la del, domingo último lo fué en todos los aspectos, menos para aquellos qué opinan que brillo es sinónimo de triunfo a- toda costa- día de s o l lleno en Chamartín; juego de clase, con frecuencia, emocionante siempre, y victoria de los T