Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. EN E L C E N T R O D E L E J E R C I T O Y DE LA ARMADA E L G E N E R A L VmMO D E R I V E R A CON E L G E N E R A L Y E L C O R O N E L D E L E J E R C I T O P E R U A N O S R E S I) P E D R O MARTÍNEZ Y DONE u u O R M í L A R V ¡TROS CONTTJKRENTES A L B A N Q U E T E C E L E B R A D O E N OBSEQUIO D E ESTOS. (F O T O D U Q U E) mente, realizar el símbolo de Sevilla- Porque Sevilla es eso: España cu Sevilla, Ls Sevilla, efectivamente, donde está más lograda la unidad nacional por fusión m el gran crisol de su espíritu, al üa- po Í) MI amor, de todos los elementos racionalee- i legados con el Santo Rey Fernando ¡jara! a reconquista. Sobre la levadura de toda las viejas razas que poseyeron la ciudad- -r esde Hercules fnndator y el mito de Qeriórt. basta los árabes, nasando por tartesos, fenicios, griegos y romanos- -cayó el zumo v i tal de los pueblos peninsulares- -portugueses, gallegos, extremeños, catalanes leoneses y castellano; v se formó- -uo hay desdoro, sino honor, en decirlo- -este pueblo. i ue tiene aiso del espíritu de todos, la luminosidad de torios y aun dejos del habla de todos cu ese lenguaje singular, ¡ue es bien entendido siempre y siempre c. -e- nchí do con emoción de cosa propia en tejo- los rincones de España, de las España. perqué este lenguaje fué llevado a las fiabas Occidentales, y a sus ecos se reaii: u allí, por Andalucía, por Sevilla, por E aíu- y la Humanidad, la obra española imperecedera que incorporó a l a civilización cristiana las tierras inmensas del Nuevo Cundo. A l final de aquella inolvidable fie. a E s p a ñ a en S e v i l l a bubo tina nputt Ms a U bórica, que- encendió en la noche a ul do abril sevillano la lámpara del desipiio de la ciudad: sobre un enorme mapa de E s paña, trazado con arenas coloreadas en la plaza de la Real Maestranza, ocupaban los grupos re. sfionales sus lugares correspondientes. B a b i a llegado el entusiasmo al límite m á x i m o a los acordes del ranchoso himno nacioual forjado con. las notas diversas, virilmente armónicas, de todos lo? cantos de la Patria, y de pronto snrge jo inesperado y, sin embarco lo iae era de esperar: sureño un ¡arrapo de bellísimas muchachas, cada una de las cuales Ikvabp n alto rr. bandera de ceda nra de Jas Kenablicas americanas... E l clamor de los espectadores, -enardecidos. hizo reíem i ar é! sólr ALMODOVAiR D E E RIO (CÓRDOBA) E A U L T I M A D F C A ín E L M A R Q U E S D E ONTJ V E S O S (x) E N E L ACTO D E E N T R E G A R L A (IKFT D E p. V D I E S T R O PALME. ÑO I I A L TERM. ÍNAR L A U L T I M A C O R R I D A D E L A X O V o r O SANTOS
 // Cambio Nodo4-Sevilla