Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 2 D E ENERO D E 1 930. NUMERO 10 C T S CERCANA A TETUAN, SEVILLA DIARIO DO. ILUSTRA- AÑO V 1 GE- S 1 MOSEXTO N. 8.430 OLIVE. SUELTO R K D A C C l ü N P R A D O DE SAN SEBASTIAN SUSCRIPCIONES Y ANUNCIOS: M U Ñ O Z GLOSAS R E P R O C H E S A B E U R O N -E l reproche, que algún lector del mundo católico e verá quizá tentado a producir contra el mu. vimiento de restauración litúrgica de Beuron es el de una excesiva audacia... AsusCuando queremos buscar y amenizar nuest a r á n a los tradicionahstas pacatos- -que no tros días con temas amables, salta a nuestro quieran ver en el negocio, m á s que una conocimiento el constante bullir comunista en toda Polonia. L o s Tribunales dictan a cuestión de escrúpulo y puntualidad y para diario sentencias condenatorias de delitos quienes, en esta vindicación de la letra comunistas; en ¡as cárceles cumplen conde- contra el espíritu sobra cuanto tenga olor nas conspiradores rusos y sus cama radas a espíritu de la letra -las perspectivas femeninas, y por las fronteras pasan, camiideológicas que frecuentemente se abren en no dé su paraíso comunista, los indeseables los libros de Herwegen, de Peter Wush, de que vienen a minar las masas obreras y las Romano Guardini. Y que, según el segundo, campesinas. la primavera litúrgica coincida con una primavera metafísica y tenga el mismo Rusia es hoy- -sigue siendo al presente- -sentido. que ella ha de parecerles concepto no un campo de batallas sin tregua. Fracasado menos arriesgado que el mío, muy disei proyecto guDernamental de las granjas de puesto a identificar, entre las contemporáproducción colectiva nacionalizada, el hamneas palpitaciones de los tiempos, la rehabibre hace sufrir a algunas comarcas, y en las litación de la liturgia en religión con la capitales escasean los víveres y se expenden con bonos algunos productos del mayor uso rehabilitación del dibujo en pintura. doméstico. E n Moscú, por ejemplo, se limitó E l reproche, del filósofo, empero, tenderá el consumo del petróleo. a manifestarse en sentido diametralmente E l sistema de! terror no cesa, y en los dia- opuesto al de esas almas pías. ¿P o r qué- -se rios- -no hay otros que los oficiales- -enconp r e g u n t a r á el filósofo- puestos los adictos tramos diariamente el floriloquio de c r í m e a. Beuron y filiales a trascender el terreno nes y castigos justicieros a saber: práctico del culto y los jardines de la eru E n Wsbrikiestania una partida de badición, puestos a formular sobre lo litúrgico sumaezow- -indígenas del Cáucaso- -organiuna doctrina de fondo, contentarse con eszó ataque armado contra el Soviet de K a tas, por decirlo asi, escapadas a la generaN o olvido que de esta misma condición zan, próximo a Zamarkanda, y las fuerzas lidad, en vez de ensayar una construcción sintética, allí donde se limitan, lo m á s a me- y situación monásticas se deducen, para los de la Czka- -hoy, en abreviatura, G P V -nudo, con establecer analogías y compara- iniciadores, dificultades y obstáculos de pu- fusilaron inmediatamente a i- de los amoticiones sacadas del mundo del pensamiento, blicidad, trámites y reservas. No desconoz- nados. E n Wologda, fusilado fué el campede la mora! o de las artes? ¿P o r qué no co que la eficacia de la plegaria litúrgica, sino Romanof, que atacó, con vecinos suyos, considerar el problema de lo litúrgico como por ejemplo, no puede anunciarse, por lo la Comumdad agrícola Gromowoy, asesiun caso particular del Problema de la For- menos en el mundo católico- -v a pesar de la nando al director y otros empleados de l a ma y- convertir la glorificación de ésta en Opera Ferrari- como la eficacia de un es- institución oficial. E n Chankow se condeteoría v bandera a la vez? Por qué desoír pecífico. No ignoro que, más hondamente nó a muerte a Zubricz, jefe de una banda este imperativo de las horas, que nos mue- todavía, sobte cuanto significa exaltación de cue combatía las instituciones agrarias sove a considerar la restauración de lo formu- la forma y perfección de la forma, pesa viéticas. Dos campesinos, K o b y l i n k a y Martopol, lario como una divisa general de Cultura? cierta fatal condena de impopularidad, y Por mi parte, yo estaría siempre dispuesto que si, al decir de Goethe, el grosero sigue del villorrio Niedizdiew, distrito de Sumsa hacer la prueba siguiente: Tomar el Vom solamente su capriclro, mientras el hidalgo ky, fueron fusilados, acusados de la muerte de Woynoff, miliciano del Soviet. Por Geist der Liturqie, de Romano Guardini. y aspira a ordenación y ley la recíproca es asesinato del comunista Szpaka, en la a l traducirlo al pie de la letra, sin cambiar til- igualmente cierta, es decir, que el gusto de dea L o k n i a se ejecutó a los aldeanos Dziadde, del dominio de la Liturgia a, por ejem- la ordenación y de la ley únicamente lo tie- rzenk y Yarmolenko. pío, el dominio de la Gramática, con sólo ne el selecto... Mas. aun así. parece lícito Han sido presos en el distrito de Zitoreemnlazar las expresiones substantivas con- desear para este nuevo apostolado el em- mieerz muchos miembros de la conjura rucernientes a la religión por las análogas co- puje y poder difusor que el primer aposto- ral anticomunista, los cuales incendiaron iy rrespondientes al lenguaje. Nos saldría así lado cristiano tuvo. Que, si la teoría del edificios soviéticos, y en- la aldea Kamyszaun F s p í r i t u de la Gramática dotado exac- juego de la santidad y del la belleza chew. ha sido mortalmente herido el comitamente de la misma significación ideal. Y sobre la bondad en lo litúrgico parece, en sario de la requisición de cereales, A p o quien dice un Espíritu de la Gramática sí, difícil, más difícil, m á s rarificada m- lonnyk, sin que se encontrara a los maldice un E s p í r i t u del Dibujo O un E s- telectualmente era, sin duda, la teoría de la hechores. píritu de la Cortesía o un E s p í r i t u de la Trinidad. Pero en poco tiempo esa teoría Se refieren estos hechos- -acaecidos en conDicotomía botánica o un Espíritu de la pudo incendiar el mundo, y no se quedó re- fines de Rusia- -a la lucha, exacerbada más cluida en un cenobio neoplatónico ni yacente Legalidad entre las especulaciones, discusiones y acuer- cada día, entre el campo y el Estado coP R O P A G A N D A D E B E U R O N- Y dos de algún teológico concilio, sino. que fué munista. también, acaso, un espíritu de la Discipli- predicada, ésta sí, sobre los tejados y L a estadística hecha en el centro y los na militante Porque, si la vida- religiosa desde los tejados cayó, así polen que el. vien- próximos territorios moscovitas acusan uo- tiene su juego- -su Gran Juego- como de- to acarrea en el corazón en flor de las mu- menos cifras de asesinatos, ejecuciones y odios que en los confines de la inmensa Remuestra, en páginas tan luminosas; Romano chedumbres. pública roja. Guardini, la vida de las ideas tiene también A D I Ó S A B E U R O N -S i este último el suvo, y conviene jugarlo puntualmente, Stalin parece bogar a la desesperada en sin encogimiento que se escude en la pru- verano no he podido acercarme a Beuron. i un barco averiado, y en tanto que aparta j dencia o en el pudor. Suelte haldas y cenda- otro a ñ o será. de si y de la urdimbre gubernamental a Otro a ñ o s e r á si. no se corta en mí este j les. la muchacha que baje á í a palestra para hombres como el ideólogo leninista Buc naimpulso de acercarme a todos los- santuatomar parte en el concurso d e p o r t i v o e l r i n el culto amigo de las artes, Lunaczarsrios, donde, por la noche, un vago resplanvelo era un rito, en ciertas circunstancias; ky, y al sagaz diplomático. Czvczerin, deja dor anuncia que hay luces encendidas en en otras, lo verdaderamente ritual es la rocrue se envilezcan las masas excitadas por un dilla, desnuda. Déjese de herméticas o aris- veneración de. una verdad, y desde donde delirio de ateísmo inverosímil. L a Tuzallega basta mí. a través de la bruma, un tocráticas abstenciones quien posea una verda antirreligiosa en todo el país adquiere ya dad muy importante que dar al mundo; no tenue llamamiento de campanas. el carácter de aguda psicosis colectiva B a está escrito que ésta verdad hay. que presílicas magníficas dé arte bizantino y da EUCÜIÍIQ D ORS dicarla sobre los tejados Quizá- -objeción, no ya ahora de filósofo, sino de entusiasta- -lo que se eche un poco de menos en el movimiento de Beuron es la amplitud de la propaganda- -sobre todo de la propaganda in partibus itt fidelium, quiero decir en el mundo de los no adictos ni ganados previamente a la causa, en el distraído mundo lair co de las curiosidades y aun de las modas- Sí, dentro de la producción intelectual alemana, iniciativas, después de todo, personales, y hasta arbitrarias, en el mal sentido del mote, y hasta bastante flojas- -de estilo espengleriano. o keiserlingiano, o maxscheleresco- se ganan rápidamente una internacional resonancia, un éxito en círculos mundanos, periodísticos y diletantescos, y hasta la adhesión de tantas mentes dóciles, a merced de una obstinada difusión, con puntas y ribetes de charlatanismo, ¿n o podría esperarse, aun sin necesidad de llegar tan lejos en lo instrumental, una penetración menos lenta del ambiente literario de nuestros días por las ideas de restauración litúrgica, ideas que, desde luego, tienen la ventaja de emanar de fuente colectiva y de llegarse a un primer público naturalmente bien preparado? ¿Q u é razón hay para que, en los medios leídos de, P a r í s o de Buenos Aires, por ejemplo, el nombre del monasterio de Beuron sea menos conocido por las gentes que el nombre del campamento de Homrnen? A B C E N FRONTERAS ESLAVAS Los bolcheviques