Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 2 DE ENERO DE 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 33. RASTRO D E L DÍA A la vejez, viruela? Hay, por ló visto, muchas vejeces; tantas como oficios y profesiones, y todas venerables, afortunadas, alegres, optimistas. Todas con viruelas. Las viruelas de los viejos de ahora son los homenajes. U n o cada uno, ofrenda de la mocedad pagana a la dichosa y religiosa senectud. L a vejez es un p r i v i legio de los dioses. E l tiempo desgasta en el hombre- -en el hombre normal- -la ambición, la envidia, la concupiscencia, las pasiones de toda índole. L e convierte en el dueño de sí mismo o, lo que es igual, en el dueño de la Naturaleza. Y como la Naturaleza ama el poder omnímodo y no admite en su i m- placable dictadura señorío n i destruye al hombre cuando el hombre se hace insobornable a la apelación de los instintos, corremos el riesgo de desquiciar a la senectud, agitando en su presencia el sahumerio de los homenajes. E l sólo hecho de la ancianidad es ya un homenaje rendido al hombre por l a Naturaleza. ¿Qué más podemos hacer nosotros? ¿Vamos a empañar el obsequio generoso de la Naturaleza, atizando en ios ancianos la vanidad de su propia senectud? Todas las edades tienen su pro y su contra 7 y en el pro adherimos toda nuestra vanidad, con menosprecio del contra. S i el joven proclama vanamente su juventud, con no menor vanidad proclama el viejo su senectud. L a vida sonríe a mis veinte años dice el uno. H e gozado ochenta años de vida. Pocos llegan dice el otro. Y ya que nadie lia pensado aún en festejar la mocedad del mozo que no puede dejar de serlo para convertirse súbitamente en anciano, tampoco se debiera rendir homenaje al anciano, por el sencillo argumento de que no puede desprenderse de. su ancianidad n i par a convertirse súbitamente en mozo. Habría en todo caso una razón de orgullo de época: Que el período de la vida humana fuera hoy más breve que en épocas anteriores y, que la vejez tuviera categoría de excepción. Pero ello fué rebatido ingenuamente por. el padre Feijóo. L a raza no decae con tanta facilidad como se dice. L a vida del hombre no ha sido nunca- -de 30 siglos a la fecha- -ni más breve n i más d i latada. L a Escritura, comentando la edad de- David; dice que de puro anciano el. beneficio dé su ropa no bastaba a defenderle del frío. Y era un barbián dé 70 años... Plinio cita como excepciones de vida larguísima a tres o cuatro romanos que alcanzaron los 90 a ñ o s r Y uno solo- -Marco V a lerio Corvino- -llegó a los 100. Los centeinarios españoles contemporáneos que han desfilado por La, Voz se reirían de la miserable estadística de Plinio. Y siendo la senectud un privilegio independiente de nuestro deseo, recompensado por el hecho mismo de la senectud, y no teniendo ninguna prerrogativa de excepción, ¿por qué nos empeñamos en contagiar a los viejos las viruelas del homenaje diario discursitivo y fotográfico? ¡Cuántos de esos nobles y venerables ancianos podrían escribir el refrán que encabeza estas líneas... -Trivelín. pueblos de la provincia, cuya parada, establecen en ella, molestando al vecindario. Gon todos los respetos para la municipalidad, se proponía una solución, cual es. que dichos vehículos pasasen a establecer su parada en otras calles menos importantes, sitio más adecuado para poder disimular en parte algunos de los hechos que se denuncian y que encajan plenamente en lo que se determina por las Ordenanzas Municipales. P o r lo visto dicha instancia ha caído en el ces tó de los papeles, pues hasta la hora presente, nada se ha resuelto por el A y u n tamiento. ¿E s que son exagerados los argumentos que en dicha solicitud se cons g- Lo que prescribe ¡a ciencia médica para combatir las jaquecas nan? S i es así, díganoslo con franqueza, después de oír el criterio de la comisión o pleno nuestro primer representante. ¿Llevan razón los que denuncian estos hechos? Pues cúmplase extrictamente lo que en justicia y con arreglo a las Ordenanzas Municipales proceda. Pero seguir más tiempo sin resolver el problema no es propio de la seriedad de un Ayuntamiento que fundadamente alardea de independiente. S i fuera en otra época, de tristes recuerdos, se atribuiría quizás con razón esta demora a los abusos caciquiles y deseos de amparar a muñidores electorales de los pueblos; pero en la actualidad, cuando todo lo antiguo ha fenecido, y con acierto se pretende abolir las malsanas costumbres anteriores, sólo podemos atribuirlo a que nuestra primera autoridad, por sus múltiples quehaceres y preocupaciones, no ha tenido tiempo de ocuparse de este asunto. Rogamos al señor alcalde que fije su especial atención en la queja formulada, y resuelva como siempre en justicia la pretensión de los firmantes del referido escrito. -Varios vecinos de la calle Marqués de Paradas. ECOS D E L PUBLICO L a parada de camiones de la calle M a r qués de Paradas A l excelentísimo señor alcalde presidente: Sobre el 20 del pasado mes de noviembre se dirigió un razonado escrito, firmado por respetables personas que tienen su domicilio en la. calle Marqués de Paradas, pidiendo respetuosamente que, en atención a la importancia de la calle y al buen nombré, de la capital, precisaba retirar de dicha vía el sinnúmero de camiones de diferentes L a s n e u r a l g i a s sea c u a l s e a e l l u g a r a t a cado, s o n c a s i s i e m p r e de o r i g e n artrítico. L a s neuralgias faciales o intercostales a l c a n z a n c o n predilección a los r e u m á t i c o s Se h a n e n c o n t r a d o c r i s t a l e s de á c i d o ú r i co e n las v a i n a s d e l o s n e r v i o s y h a s t a e n jas e n v o l t u r a s de l a m e d u l a lo q u e señala el o r i g e n uricémieo do l a s n e u r a l g i a s L a j a q u e c a a t a c a s o b r e todo a l a m u j e r a l a q u e i n q u i e t a h o s t i g a e x a s p e r a p o r sus d o l o r e s v i o l e n t o s p o r las n á u s e a s y v ó m i tos, que s o n l a c o m i t i v a de las c r i s i s p e r i ó dicas. H a c i e n d o u n a c u r a de U r o d o n a l se p r o v o c a u n a a b u n d a n t e eliminación de u r a íos, c u y a s c o n s e c u e n c i a s s o n el fin de a q u e llas d e s a g r a d a b l e s m a n i f e s t a c i o n e s d e l a r t r i t i s m o h a s t a de c a r á c t e r oftálmico, c o n s u s v a h í d o s s u s centelleos y sus n e r v i o s i d a des g e n e r a l E l t r a b a j o t e r a p é u t i c o d e l U r o d o n a l es definido así p o r u n ilustre: p r o f e s o r E s t o y satisfecho de los r e s u l t a d o s obtenidos c o n el U r o d o n a l en t o d o s los casos en ciue está i n d i c a d o D R DOMÍNGUEZ RODIÑO C a t e d r á t i c o d e l a F a c u l t a d de M e d i c i n a de S e v i l l a BASES ACORDADAS E N T R E L A COMPAÑÍA SEVILLANA D E ELECTR 1 G 1 DAD Y SUS OBREROS Primero. Todo el personal obrero que la Compañía admita a su servicio será considerado provisional por término de un año, a contar de las fechas i. de enero o 1. de julio, más próxima- siguiente, pudiendo la Compañía prescindir del mismo durante el transcurso de este periodo, sin abono por despido. Del personal actual hará la Compañía clasificación antes del término de un año para fijar su plantilla definitiva. Segundo. E n casos de enfermedad, el personal de plantilla tendrá medio sueldo por espacio de 45 días, prorrogablc este tiempo a juicio de la Compañía si concurren circunstancias que la determinen en este sentido. L a Compañía se reserva dar de alta y baja de enfermedad a los efectos de
 // Cambio Nodo4-Sevilla