Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
en primeros de enero, forma nuevos grupos para ia enseñanza de l a asignaturas de esta carrera, que se compone- de tres cursos, convalidándose asignaturas a los Bachilleres. Soliciten plan de estudios. DESENGASTÓ, 27, MADRID A P A R E J A D O R E S DE O B R A S Recobrando las fuerzas después Gracias á su gran valor restaurador, ha conseguido Bovril la aprobación universal de medicas y enfermeras. Estimula y ñ u t e sin que se experimente la reapción de drogas y estimulantes nocivos. E l bien que hace Bovril á tm convaleciente, es un bien permanente, y representa tanto más terreno ganado en el camino de la salad. E n su casa debe tener el Bovril siempre á mano, no solamente para casos de apuro, sino también para uso diario como bebida saludable que estimula y nutre al mismo tiempo. uA MSOTOHWAUO m CNDEBWOOD, último modelo, garantizadas, 621 pesetas. Máquinas ROYAL, REMINGTON, CORONA y otras, a precios aún más, bajos. Visite esta Casa. El mayor surtido en máquinas nuevas y reconstruidas. Alquiler y reparación de máquinas de todas marcas. ENRIQUE LÓPEZ, PUERTA D E L SOL, 6, Madrid. Lea usted TIENE- -QUE- -SER BLANCO Y NEGRO Precio: DOS peseta. 146 FERNANDEZ Y GONZALE 7- E L PASTELERO DE MADRIGAL ÍU sabroso; no tengáis por ello remordimiento ni vergüenza alguna, porque quitándole de en medio habréis librado al mundo de un traidor. Se detuvo Gabriel de Espinosa, y permaneció m i rando por algún tiempo de una manera terrible a fray Miguel, que estaba completamente aturdido, completamente dominado. -Y a veis- -dijo Gabriel de Espinosa- -que he empezado por no hacer caso de los consejos de mi prudente primo el Rey de F r a n c i a porque yo he sido, soy y seré leal, valiente y caballero; porque yo uso de la espada contra el puñal de los traidores; porque no quiero recobrar mi Trono si para recobrarle me he de ennegrecer con la m á s leve sombra de traición. -i Oh! -exclamó fray Miguel de los Santos cayendo de rodillas- ¡Sí, vos sois el noble, el valiente Rey don Sebastián! ¡A h! Conque no mentía mi noble primo el Rey de Francia cuando, preguntándole yo qué interés podías tener en que fuese Rey mi tío don Antonio si siendo yo Rey podía honrarte y favorecerte agradecido, me contestó que t ú me creías un impostor, un miserable, un hombre obscuro, que me aprovecha- ba de mi extraordinaria semejanza con el desgraciado Rey don Sebastián para pretender su Corona. -Osconfieso, señor, que yo no he conocido vuestra majestad hasta ahora; que no había creído las cosas extraordinarias que de vos me habían contado; os confieso que, asombrado por la que yo creía en vos extraordinaria semejanza, con el R e y don Sebastián, con vos mismo, porque yo os he conocido desde niño... -U n día, cuando el Rey don Sebastián sólo contaba quince años, o, por mejor decir, una noche, t i raron precipitadamente de la cuerda de la campana ¿el convento de agustinos descalzos de Lisboa, y cuando el portero llegó a la puerta, el que llamaba preguntó con vehemencia: por fray Miguel de los Santos y tiró por la reja de la puerta, dentro de la portería, un bolsillo lleno de oro, lo que dio por resultado que la puerta se abriese y entrase un joven, con trazas de muy principal por el rico traje que vestía, pero con el rostro cubierto por un antifaz. i A medida que hablaba Gabriel de Espinosa, el ros- tro de fray Miguel de los Santos se iba descomponiendo y marcándose la sombra de su mirada. ¿Cómo era el traje que vestía aquel joven? -dijo con la voz temblorosa de ansiedad. CREO E N V U E S T R A GRAN EXPERIENCIA PERSPICACIA, SIRE. Y EN VUESTRA GRAN -U n birrete de terciopelo leonado con una pequeñ a pluma de buitre de su color natural en un joyel de esmeraldas; un justillo de terciopelo también leonado, con cuchilladas de raso blanco, tomadas de o r o calzas blancas, borceguíes leonados, puñal y espada,
 // Cambio Nodo4-Sevilla