Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO EXTRAOR DINARIO 20 CENTS. AÑO VIGÉSIMOW SEXTO. ABC Las grandes ciudades de Europa. N U M E R O EXTRAORD 1 NARIO 20 C E N T S AÑO VIGÉSIMOy SEXTO. LINZ, SOBRE EL DANUBIO 1 Remontando la corriente del Danubio hemos Alegado a Linz... Sobre las aguas lechosas, las dos ruedas laterales del barco chapoteaban con un ritmo uniforme y somnoliento, y desde las praderas llanas, que venían a morir en las orillas en suave declive, llegaba el tintineo tembloroso de las esquilas y el saludo matinal de las campanas, que anunciaban la misa de domingo en las ermitas lugareñas. Los montes lejanos de Bohemia se habían escondido entre la niebla, y el cielo se velaba de gris. L a mañana era fría y sin luz, y parecía que el invierno próximo venia hacia nosotros arrastrado por las aguas brumosas... Pero, de trecho en trecho, dejando la faena campestre, se alzaba un busto de moza, y una manecita sa agitaba en el aire, mientras la voz delgada era un relámpago de claridad v i v a y dulce entre la tormenta de los m o t o r e s y las ruedas... Gute. Reise... Gute. Reise... Y de pronto, la ciudad se vino encima de nosotros. Entre las nubes bajas que se cernían sobre el valle apareció la afilada aguja de la Catedral nueva, y alguien anunció: Linz. Hemos recorrido estas caüles en calma de domingo y con tristeza de otoño pueblerino... Las encrucijadas, con sus Cristos sangrantes en hornacinas iluminadas por una lucecita temblorosa, y las arcadas obscuras, que unen las callejuelas angostas, nos hacían pensar en nuestras viejas ciudades de Castilla; pero alguna tiendecita, con su escaparate de telas encendidas, donde descansaba, sabiamente combinados los matices, po romada orfebrería barroca, o un restaurante con los pomposos anuncios de sus platos nacionales, nos recordaba que estábamos en las márgenes de esta vía fluvial que corre hacia el Oriente. Hemos entrado en la iglesia de los Capuchinos para ver la tumba de Montecúccoli... Aquí descansa, olvidado de todos, el que fué vencedor de Turena. Tuvo una larga v i da y supo aprovechar los reveses como enseñanza; prisionero, estudió las ciencias naturales, las matemáticas y el arte militar; vencedor, honró ai taéx EN EL CIRCULO: VISTA GENERAL DE LINZ, CON LA CATEDRAL NUEVA EN EL CENTRO. ABAJO: EL PUERTO DE LINZ, SOBRE EL DANUBIO