Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
la que la mujer llega a la noche rendida por un traba i o agotador, monótono, estúpido, que no puede satisfacer su ambición espiritual. L a mujer intervendría en nuestras inquietudes con mejor preparación, tendría m á s alegre ánimo y podría ser coqueta. ¿A cuántas mujeres les es dado hoy perfeccionar ese mérito, nunca bastante comprendido por los hombres? Y ¿c u á n t o s hombres disfrutan de una mujer culta, alegre y con tiempo para ser coqueta? ¿Q u é encanto tiene la compañía de la mujer que no sabe hablar sino de los quehaceres de la casa y muestre sus manos destrozadas por la lejía? M e anticipo también al supremo argumento los hijos. Liberada l a mujer de ese t r a b a j ó ininterrumpido y embrutecedor, m á s cultivada y menos agotada, podrá desempeñar mejor s u papel de madre. Y las casas- cunas donde dejar a los bebés durante el día, mientras ella acude a su actividad profesional y, mási tarde, los colegios, permiten ese perfeccionamiento de la organización social que se inicia. Para esa nueva forma de vida no sirven las actuales ciudades. H a b r á pues, que derribarlas. L a arquitectura h a de evolucionar en e l sentido del espacio. Y ha de hacer una mejor distribución de él. H a de suprimirse el despacho y el gt. abiiwtc, y PROYECTO DE PALACIO D E JUSTICIA E N BERLÍN mm claro está que la cocina y otras dependencias que representan gastos inútiles y trabajo para los habitantes. L a casa del futur o será a s í el Ujaving- room de los ingleses, los dormitorios y el cuarto de baño. Y en estas habitaciones pocos muebles, mucha luz y el menor numere posible de cachivaches. U n modelo de casa del porvenir se ha construido en Berlín. E l edificio lo forman seis cuerpos en estrella. Cads, uno de ellos tiene cuatro ascensores de movimiento continuo. E n el patio central, u n gran j a r d í n con toda clase de aparatos para juegos infantiles y un recinto cubierto de cristales con calefacción para el tiempo de lluvia. V a r i a s nuPses cuidan de los pequeñuelos en el jardin o kindergarten. H a y también colegio de primera enseñanza, restaurante para todos los habitantes, servicio de farmacia y médico permanente, oficina de Correos, puesto de incendios, sala de gimnasia para niños y adultos, piscina, instalación de helioterapía. E l sistema ha logrado tal éxito, que l a compañía constructora proyecta nuevas construcciones. L a tendencia que se manifiesta va contra l a casita unifamiliar, aislada, que acentúa el espíritu egoísta de los hombres y des- truye la solidaridad. EL desparramamiento es antieconómico, y, si se agravase, tend r í a m o s que viajar por espacio de varias horas para trasladarnos de un punto a otro, de la casa al lugar de trabajo; la vida social se reduciría a la vecindad; muchos hombres s e v e r í a n privados de un espect á c u l o o diversión, porque implicaría largo viaje. L a s ciudades del futuro serán enormes rascacielos rodeados de parques. Todo un barrio de ahora puede caber en un solo edificio, y el terreno sobrante para j a r d í n S e r í a curioso saber el espacio que se gan a r í a con la desaparición de las habitaciones inútiles que forman la casa de hoy. Y todavía sería m á s interesante calcular la economía de dinero y de lugar que resultaría de la supresión de tiendas y pequeños a l macenes que ahora abastecen a las cocinas unifamiliares. U n o solo, mercado para abastecer al menor n ú m e r o de cocinas co ectivas. Y como complemento, comunicación subterránea para trenes eléctricos: aceras de un nivel superior para la circulación de peatones y calzada para el tráfico de automóviles, que el aeroplano no l o g r a r á- h a c e r desaparecer. ANTCWIO A Z P E I T U A (Fotos Internacional. EL AYUNTAMIENTO D E RUSTRINGEN (ALEMANIA) LA TORRE ES UN ENORME DEPOSITO D E AGUA