Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 4 DE E N E R O DE 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 24. da reconforta más y mejor que ese sol campesino de E l Pardo, bajo las encinas, achaparradas. ¡Final de tarde... M e es grato disfrutar, de tu compañía en esta hora cuando las estrellas se deciden a encender sus fanales y tú coges la revista de modas, ya ojeada por enésima vez. ¿Quieres dejar esa revista y sentarte aquí, a m i lado... ¿Enarcas las cejas? ¿Pavoroso conflicto de elección... ¿Acaso un vestido... ¿Tal vez un color... Habla, mujer. De lo que sea: de reconvenciones o de trapos; pero habla. M e ahogo en estas lagunas en que me hunde tu mutismo. Invierno, se ha acabado el día. ¿E n qué vas a emplear lo que queda de tarde... ¿Alguna visita... S i es así, yo iré un rato al Círculo; si no podemos salir juntos a buscar un cinematógrafo o un hotel donde refugiarnos. ¿Qué dices... Nada, siempre nada. ¡Vaya por Dios, mujer... L a noche de invierno está detrás de los cristales v tú pareces que te has apagado con el día... -Gil de Escalante. E n Tánger ha dado a luz con toda, felicidad un hermoso hiño la condesa de V i llapatierna. E n la iglesia parroquial de Santa Bárbara ha recibido las aguas bautismales el quinto hijo de los señores de T o r a de R a d (D. Tose) A l neófito, apadrinado por los señores de Urquij. o (D. Juan Manuel) se le impusieron los nombres de Luis Enrique. L a marquesa viuda del Rincón de San Ildefonso ha marchado a Jaén. L a marquesa viuda de Suya ha regresado de Las Arenas. Madrid 5, 11 noche. L a vizcondesa de San Enrique pidió ayer para su hijo el laureado oficial del Cuerpo Jurídico, con destino en Aviación, D Juan Antonio Ansaldo y Bejarano, la mano de la encantadora señorita Pilar San Miguel, hija de los marqueses de Cayo del Rey. A l acto asistieron las familias de los contrayentes, exceptuando a D Ignacio A n saldo, hermano del novio, que se encuentra en Suiza, a donde marchará en breve l a vizcondesa de San Enrique. E n la residencia de la señora doña Teresa Cabanillas, viuda de Iribarre, se celebró ayer una animada fiesta, a la que concurrieron muchas y muy bellas muchachas. L a casa estaba muy bien adornada con glicinas malvas, que justificaban el título de fiesta de las glicinas con que se anunció en las invitaciones. Se bailó un cotillón con derroche de regalos, y a última hora se sorteó una rifa, en la que todos los concurrentes obtuvieron bonitos premios. L a señora de Iribarre, auxiliada por sus hijos, obsequió a sus invitados con una bien servida merienda. E l conde de Cuevas de V e r a ha marchado a Sanit Moritz. H a n llegado de París: la marquesa de Ivanrey y l a condesa viuda de Calktayud. E l señor Calvo Sotelo a Barcelona Madrid 5, 1 madrugada. E l ministro de Hacienda marchará mañana por la noche a Barcelona. con el propósito de descansar unos días. Permanecerá fuera de M a d r i d de seis a ocho días. tral de la Cruz Roja, Avenida de la Reina Victoria, a los niños pobres que reciben asistencia gratuita en aquel establecimiento sanitario. La infanta doña 1 sabel en el teatro M a d r i d 4, 3 madrugada. S. A R. la i n fanta- doña Isabel asistió anoche, en el teatro Fontalba, a la representación de la comedia de los Machados L a L o l a se va a los puertos E n uno de los entreactos llamó a su palco a L o l a Membrives y a Ricardo Puga, a los que felicitó muy efusivamente, por su acertada interpretación. E l director de la Guardia Civil Barcelona 4, 3 tarde. H a llegado esta mañana, de Madrid, el director de la Guardia Civil, general Sanjurjo. E l Ayuntamiento de Arcos pide una. recompensa para Primo de Rivera Recibimos en Sevilla el siguiente telefo- nema: Arcos de la Frontera 4, 2 tarde. A y u n tamiento esta ciudad, sesión celebrada ano- che, acordó aclamación, teniendo en cuenta obra engrandecimiento üspaña en genera! y muy particularmente múltiples beneficios acordado pueblo, entre ello línea ferrocarril Jerez Almargen, más de medio siglo deseada, elevar Su Majestad el Rey respetuosa súplica se conceda a general Primo Rivera, como gracia especial, grado capitán general, con lo que no se perjudica tercero, es número uno escalafón teniente general. Se ha pedido apoyo todos pueblos beneficiado nueva línea ferrocarril. DE ECOS SOCIEDAD DIVERSOS Tarde de sol La Gaceta dé hoy Madrid 5, 3 madrugada. L a Gaceta de hoy publica un decreto ley de Fomento, declarando incorporada antes de primero de abril próximo a la red que explota la Compañía de Ferrocarriles Andaluces la línea de Sevilla a Alcalá y Carmona, y otro decreto de Justicia y Culto, nombrando al óbis po de Barcelona, doctor Miralles, para la diócesis de Mallorca. LA FAMILIA REAL Y LA CORTE Audiencias Madrid 4, 2 tarde. Su Majestad el Rey recibió esta mañana en audiencia a los señores ministro del Perú, Sr. Leguía, al que acompañaba el primer introductor de embajadores, duque de Vistahermosa; doña María Terán, viuda de Montero, e hijo don L u i s alcalde de Madrid, Sr. Aristizabal; presidente de la Diputación, vizconde de Salcedo Bermejillo: gobernador civil de Valencia, Sr. Hernández Malulos; D. Adelio Benavente, con el doctor Sáez de los Terreros y D. Juan de Osma y el duque de Bailen. E l príncipe de Asturias Su Alteza Real el príncipe de Asturias recibió en audiencia a los señores siguientes: Señor Palacios, secretario general de Asuntos Exteriores; Sangróniz, secretario general del Patronato Nacional de Turismo D Pedro Muñoz Seca, D. Manuel Aullón Costilla y el doctor Ismael Alonso de Velasco. D e campo Sus Altezas Reales los infantes D Juan y D. Gonzalo marcharon esta mañana al Real Sitio de E l Pardo, donde han pasado el día. El Dispensario Central de la Cruz Roja E l próximo lunes, a las tres y media de la tarde, S. M la Reina y las infantas repartirán juguetes en el Dispensario Cen- Invierno. P r i m a tarde soleada. E l Pardo. Junto a las encinas achaparradas hay feria de automóviles en espera. L a ciudad pudiente, ávida de sol y de aire puro, hace casi de la campiña un paseo urbano. Las niñas y la mamá. E l cadete. E l sacerdote y el colegial. L a pareja de novios en arrullo. E l matrimonio enmudecido. y grave. Los vendedores humildes. Y los chiquillos que lo invaden tocio y corren tras- del aro o saltan con la pelota. Tarde invernal después del almuerzo. Por la carretera, los coches, con dirección a E l Pardo, avanzan en fila india. A l buen sol de enero, tibio y reconfortante, brillan el hule en los tricornios de la Guardia C i v i l Público pudiente que huye de la ciudad cercana, ávido ce sol y de aire puro. Más atrás, en Puerta de Hierro, sentada al margen de la carretera, quedó esa abnegada familia de la tortilla de patatas, que sabe a papel de imprenta. Sol de invierno. E s a prima tarde, bajo las encinas, cuando se forma ese paseo que recuerda a tantos otros de la tradicional Castellana. Revolución, producto de las revoluciones de un motor. L a gente necesita ahora, cuando menos, de la expansión de unos kilómetros para hacerse a la idea de que huye de una multitud. Engaño. Los automóviles. forman también legión y multitud sus ocupantes en el Paseo de! Prado. ¡Cómo cruje el caído fruto de las encinas bajo la suela ciudadana! Allá lejos, el perfil de la sierra se destaca sobre un fondo de azul gris... Saltan los perritos monstruosos esos perritos que las damas exhiben en los cojines de sus. automóviles, como un adorno más. E l cadete mira francamente a ta niña y la niña al cadete con el rabillo del ojo. Las naranjas están pálidas en la cesta del vendedor. Paseo invernal y urbano sobre el suelo agreste fronterizo a una sierra que fabrica oxígeno. L a mutación del crepúsculo es rápida en las tardes de invierno y más rápido aún el desfile. hacia la ciudad, que espera con sus teatros, sus cinematógrafos y sus tardes de hotel. Apenas el sol hundido por un horizonte que se torna rojo, se escucha el concierto de bocinas y claxons. Falta la carretera de guardias urbanos; intervienen los civiles para encauzar la circulación. Parada en la carretera, bajo uno de esos grifos de petróleo, junto a los que se alzan pequeños monumentos de arquitectura, donde el amarillo y el rojo- -colores nacionales- -juegan como motivos de ornamentó; E s ta parada no es una parada de turista romántico. Tiene su razón de interés: la diferencia de unos céntimos con la gasolina de la ciudad. Luego, la carretera otra vez, lisa y cuidada como los parquets de los salones... Invierno. Siéntate aquí, junto al fuego, mujer. E l fuego es un decir: cerca de un mueblecito que disimula un radiador. V e n go un poco cansado de paseo y tu mira- LA EXPOSICIÓN I B E ROAMERICANA Expedición de maestros vallisoletanos H a llegado a nuestra capital una expedición de veinticinco maestros de V a l l a dolid. L o s excursionistas, que han estado en Córdpba visitando los monumentos, se proponer permanecer varios días en Sevilla visitBÍndp l a Exposición Iberoamericanas