Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 5 D E E N E R O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 41: PARA DE LA Estudio sobre el aprovechamiento de las instalaciones y servicios. Sevilla y la Exposición. Objetivos nacionales. Planteamiento del problema. El Colegio Mayor. Sevilla, estación invernal. Atracción del gran turismo. La valorización del Recinto. Publicamos a continuación el escrito del Sr. Caravaca referente al aprovechamiento de las instalaciones y servicios de la E x posición Iberoamericana, cuyas conclusiones adelantamos en el número de ayer: ¿Puede lograrse a posteriori esa finalidad utilitaria a que nos referimos, sin que hayamos de lamentar nunca para muchos de los espléndidos edificios permanentes, que r son motivo de nuestro orgullo legítimo, l a T falta de criterio previsor que los hiciese aptos para una utilización adecuada a sus trazas artísticas y monumentales y a las necesidades y conveniencias de la ciudad... Resueltamente nos inclinamos por la afirmativa, que habremos de razonar m á s adelante, de modo cumplido. r Estudio sobre el aprovechamiento de las instalaciones y servicios Para enjuiciar con acierto sobre el importante problema del aprovechamiento próximo y ulterior de las instalaciones y servicios de la Exposición Iberoamericana es indispensable asentar el estudio en plano distinto del que convendría establecer, si sólo se tratase cb encontrar aplicación económica inmediata a los cuantiosos bienes que constituyen l a herencia material del Certamen. Con efecto. N i l a ciudad, al orientar sus propósitos, dando calor y vida a los primeros trabajos de la Exposición, ni el Gobierno, luego, al fortalecer la empresa y recogerla finalmente bajo su dirección superior, le atribuyeron consecuencias limitadas a la brillantez de su desenvolvimiento espectacular. Puede afirmarse, de modo absoluto, que el concepto que ambas entidades formaron de la utilidad y trascendente significación del Certamen da valores únicos y peculiares al problema que nos ocupa, que excluyen- -lo repetimos- -la posibilidad de resolverlo dentro de las normas simplistas de aprovechamiento económico, que se han seguido en la liquidación de las grandes Exposiciones Internacionales. De aquí que interese, ante todo, constatar los objetivos y orientaciones que el Certamen Iberoamericano trató de servir. Sevilla y la Exposición Refiriendo el tema, en primer término, a los intereses de la ciudad, nos será fácil reflejar el sentido director de los esfuerzos locales. Porque es cierto que Sevilla, que justificó con títulos bien ganados su iniciativa de celebrar la Exposición, y eligió para ello un nombre acertadísimo, a favor del cual podía invocar y defender sus mejores derechos de sede española, que convocase a los pueblos de H i s p a n o- A m é r i c a al asistir la obra con los valiosos concursos personales dé sus elementos directivos, y los cuantiosos auxilios financieros otorgados con espíritu de verdadera generosidad, pensó, sobre todo, y ante todo, en identificar los trabajos de la Exposición con las ansias legítimas y necesarias de su engrandecimiento urbano, para que de este modo ni languidecieran o se interrumpiesen las obras de mejora de la ciudad por falta de objetivo prometedor y próximo, ni de otra parte se malograran los frutos del Certamen, precipitando el término de sus trabajos, con anterioridad al de aquellas reformas urbanas, de realización i n excusable, que debían evitar el extraño contraste entre la obra particular, acabada y bellísima, de la Exposición Hispanoamericana y la imprevisora presentación de una ciudad desatendida. De esta relación recíproca de actividades, que en los comienzos de la empresa- -cuando estaba todo por hacer, hasta el ambiente político y la educación ciudadana, que de. bía amparar la labor de conjunto- impuso un ritmo lento en la realización de la obra, y que por último, cuando se ordenaron- paS i consideramos ahora el tema con referalelamente los esfuerzos del Efetado y del rencia al interés nacional, será igualmente Municipio, permitió alcanzar l a rapidez fácil l a apreciación de los valores peculiavertiginosa y eficaz que ha caracterizado res y únicos del Certamen de Sevilla. el período final de los trabajos preparatorios; es consecuencia natural y lógica la E l Estado apoyó primero, y recabó luego, realidad presente. para sí la dirección efectiva de los trabajos, no sólo porque debía asegurar de este L a ciudad ha visto realizado el plan de modo 1 a eficaz continuidad y culminación mejoras indispensables para la atención de de los esfuerzos anteriores, sino porque l a sus principales servicios, y lleva actualExposición Iberoamericana- -el propio t í mente por buen camino las importantes retulo l o indica- -tenía y tiene objetivos nacioformas urbanas, que han de asegurar su nales que cumplir y satisfacer. porvenir progresivo y brillante. L a Exposición, identificada en su desY es evidente que l a atención de esos obarrollo constructivo de casi cuatro lustros jetivos no puede alcanzarse por el simple con las aspiraciones de mejora de 4 a ciudesarrollo espectacular del Certamen. Con dad, presenta, como ejemplo único en la este concepto estrecho y limitado del prohistoria de los grandes Certámenes de su blema, se habrán logrado despertar y avinaturaleza, no la escenografía espectacular var simpatías afectuosas y cariños fraternos y engañosa de bellos palacios, que aguary recíprocos entre los pueblos de la misma dan la próxima actividad demoledora de la raza e idioma que participan en la Exposipiqueta; no la presentación de servicios ción Iberoamericana. Se habrá conseguido improvisados y provisionales, que han de realizar una propaganda universal de nuesperder enseguida la justificación efímera de tro país a favor del período de celebración sus necesarias prestaciones. P o r el contrade las dos grandes Exposiciones simultáneas rio, la obra constructiva del Certamen se de Barcelona y Sevilla. P o d r á n obtenerse, en alza toda ella con caracteres de indestrucconsecuencia, beneficios considerables, que tible permanencia, y son muchos los edifiahora y más adelante redunden en el mayor cios de su recinto que se concibieron con prestigio y provecho de E s p a ñ a entera, jusel propósito de dotar a la ciudad de eletificando así las aportaciones económicas mentos útiles para el desenvolvimiento fudel erario nacional... Pero la obra política, turo de sus actividades sociales. Los serrepresentativa de- orientaciones de Gobiervicios de la Exposición son asimismo, en su no, que se vienen a- usando de cada día con mayoría, instalaciones permanentes, llamamayor relieve, no se completará si se deja das a satisfacer las necesidades de un i m que termine el Certamen de Sevilla sin marportante sector de la población. car antes una sucesión definida del mismo, que robustezca de modo práctico y permaE l problema, en consecuencia, y por lo nente los intereses morales y- materiales que que a Sevilla se refiere, tiene marcados los nos ligan a los pueblos hermanos. Grave cauces generales de su resolución definitierror y sacrificio estéril resultaría d fiar va. Nada o muy poco ha de destruirse. Todo solamente en el grato recuerdo de las fieso casi todo ha de tener- utilización efectitas y esplendores del Certamen de Sevilla, va, porque éste fué el propósito y el senpara establecer más estrechas relaciones e tido director de los esfuerzos locales. intercambios con los países iberoam ericaL a dificultad estriba en que la transferennos. cia de los bienes del Certamen a la administración municipal, no sólo aporta la reaL a Exposición- -siempre se pensó, en ello lidad beneficiosa de unos servicios útiles- -ha debido ser y lo viene siendo, el momeny necesarios que llenan en el sector urba- to propicio para la siembra de importantes no de que se trata obligaciones, que de to- i beneficio de orden cultural y económico. dos modos tendría que cumplir el AyuntaN o se pierda, pues, la mejor ocasión que miento de Sevilla (alumbrado, abastecimien- España tiene para reconquistar espiritualto de aguas, alcantarillado, pavimentado- mente su legítima influencia en los pueblos nes, etc. sino que realizadas las construcde América, y álcese como herencia mateciones permanentes del Certamen con t i n rial de l a Exposición de Sevilla l a gran carácter artístico y suntuario, que excluye institución cultural que con el nombre de casi en absoluto el aprovechamiento indusColegio Mayor Hispanoamericano, y el trial de las mismas, y de los terrenos que prestigio seguro de sus disciplinas especialas rodean, se marca obligadamente la d i les, de su profesorado eminente, de sus rección de los esfuerzos municipales hacia academias, museos, archivos y bibliotecas, el mantenimiento de unas instalaciones de de formación moderna y completísima, sea el lujo, que sólo podrán justificarse si el venero que alimente- de superiores enseñanAyuntamiento acierta a crear y consolidar zas y de amor y comprensión más generosa para un futuro cercano los atractivos de a la destacada intelectualidad de las veinuna estación prolongada de turismo, que te naciones que la Exposición- ha congregacompense por la importancia de los ingredo en ese pedazo de solar español que hoy sos materiales que a la ciudad proporcione preside orgulloso, con su magnificencia arlos costosos gastos de conservación de los quitectónica, el edificio de la Plaza de E s palacios y jardines con que Sevilla quiso paña. adornarse más, sin duda con el deseo abstracto de engrandecer y de hacerse más El Colegio Mayor bella, que con el criterio definido y concreL o que hasta aquí llevamos expuesto nos to de ajustar la concepción de los distintos permite llegar a la determinación de proedificios permanentes del Certamen a una puestas concretas para, el aprovechamiento meditada y posterior utilización de los de las instalaciones y servicios de la E x p o mismos. Objetivos nacionales. Planteamiento del problema
 // Cambio Nodo4-Sevilla