Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 5 D E E N E R O tema tan interesante. L a empresa era entonces irrealizable porque, por desgracia, no podía Sevilla ofrecer al turismo de lujo otra cosa que su clima invernal incomparable, con temperaturas las más suaves y apacibles del continente europeo, nitidez de cielo, escasa variabilidad del tiempo, que por lo general es más regular y seguro durante los meses del invierno que en el otoño, y por supuesto que en la primavera, que con frecuencia registra los períodos más prolongados y desagradables de lluvias torrenciales... H a y que reconocer que eran insuficientes estos atractivos, aun siendo como son los básicos por excelencia. Sevilla carecía de todo confort para el turismo de lujo. Los que llegaban a Sevilla, atraídos por la fuerte tradición de sus monumentos arquitectónicos, o por el caudaloso y riquísin. o acervo artístico e histórico de sus Museos y sus Archivos, o solamente por la literatura de la ciudad, m á s copiosa que la que cu. -dqu era otra del mundo haya podido producir, debían abandonarla a los pocos días, obliga dos a precipitar su regreso por la falta de confort y de atractivos sociales, tan necesarios en la vida de los pueblos progresivos y cultos, y decepcionados amargamente, muchas veces, por el contraste entre el ambiente pintoresco y sugeridor que pudieron leer de antemano en libros y novelas y la realidad de su visión de viajeros de unos días, de unas horas... 5 D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 43. del Sector Sur, su aprovechamiento ha de tener necesariamente aplicación general distinta. Elegidos dichos terrenos por el A y u n tamiento para la celebración, a partir de 1030, de las tradicionales ferias de l a ciudad, está marcado, de antemano, el criterio que ha de regular el posible aprovechamiento de los edificios e instalaciones existentes. Conviene, sin embargo, precisar algunos particulares interesantes, sobre los cuales, no existe hasta ahora especial pronunciamiento. Entendemos convenientísimo, si no necesario, para los intereses municipales, recabar de la Junta de Obras del Puerto l a cesión a favor de la ciudad de la llamada Avenida de la Raza y terrenos de su izquierda, desde la Avenida de Moliní hasta el final de aquélla, por lo menos. Esto es, donde se hallan instalados el Parque de Atracciones, algunos pabellones particulares y las llamadas Galerías Comerciales. De este modo puede mantenerse íntegramente la actual disposición viaria sin interferencias dé dominio de ningún género, A la Junta de Obras han de interesar poco las referidas parcelas de terrenos, que en manos del Ayuntamiento permitirían conservar en. algunos años las instalaciones del Parque de Atracciones, que son de su propiedad, y aun los edificios de las G a lerías Comerciales, que con el de Maquinaria, llenarían durante el período de las ferias de. abril una interesante aplicación, cual es la de dar cabida a exposiciones o ferias de muestras, d maquinaria industrial y agrícola, etc. etc. A mayor abundamiento no hay que pensar durante veinte años al menos en variar nuevamente el emplazamiento de las ferias, y por tanto ninguna otra aplicación permanente debe tener cabida en dicho sector que no sea antes muy particularmente meditada. Nada, cabe rectificar sobre lo que ya de antemano se ha precisado acerca de la situación e instalación del ferial de ganados. Cabe, sí, completar los atractivos de las fiestas p r i maverales con concursos y exposiciones ganaderas en dicho sector E n cuanto a los pabellones regionales y particulares, su destrucción en muchos casos es inevitable. E l Ayuntamiento debe dar facilidades, sin embargo, a las. Diputaciones o entidades locales que prentendan conservar sus actuales pabellones, condicionados desde luego el aprovechamiento de los mismos. E n cuanto al Palacio del Aecite, construcción permanente que ha de conservarse, podría el Ayuntamiento gestionar su traspaso a la Diputación provincial, que dentro de las nuevas modalidades de enseñanzas agropecuarias, encontraría aplicación m á s acertada que la que el Municipio pudiera darle. E l Pabellón de Maquinarias puede mantenerse durante todo el tiempo en que el Sector Sur se aplique a recinto de feria, dándole adecuación apropiada para distintos servicios, a saber: Parque de automóviles, almacén de efectos de fiestas, etc. etc. E l resto de dicho pabellón, con fachada a la Avenida de Venezuela, se destinará a completar l a cabida de las Galerías Comerciales, a los efectos ya indicados con anterioridad. E l ferrocarril en miniatura puede conservarse, con algunas variaciones en su trazado. P a r a las ferias será un elemento útilísimo de transporte, y durante los días festivos, motivo de distracción y recreo en el Parque de María Luisa. E s conveniente prolongar un doble ramal hasta la barriada de Hoteles del Guadalquivir, con lo cual, a diario, podría realizar un servicio práctico. L a estación central y talleres, deben trasladarse al Sector. Sur, detrás del Pabellón de Maquinaria, para dejar libre l a zona de su actual emplazamiento, que puede y debe tener próxima utilidad, parcelando ios te- dial de los atractivos extraordinarios y excepcionales de Sevilla, como ciudad de i n vierno. H a n de ser, preferentemente, los países anglosajones y escandinavos la cantera de ese nuevo turismo. Anuncios de las temperaturas diarias en los órganos de reclamo? de dichos países. Propaganda continua cíe Sevilla y de la región andaluza. P a sajes reducidos en líneas confortables de navegación desde el Norte de Europa y en los ferrocarriles españoles. Precios baratos y de temporada, por quince días, un mes, dos o tres, en los hoteles principales de Sevilla. Programa de fiestas que llenen el período entre Navidad y las fiestas de primavera, que por sí solas aseguran una continuidad o renovación en el movimiento de viajeros, son los elementos que el A y u n tamiento debe poner en juego, con la absoluta seguridad del triunfo, que sólo puede negarse ante el desmayo, la apatía o la desesperanza prematura. Las consideraciones anteriores aclaran el problema casi por completo. Sevilla, ciudad c e invienio, abierta al gran turismo europeo, necesita del Gran Casino que se construyó para l a Exposición. Y del teatro, que, no sólo puede cumplir la útil finalidad de desenvolver lucidas campañas artísticas, s i no que también, uniéndose circunstancialmente a los salones del Casino, puede y debe ser el marco de espléndidas fiestas sociales que se organicen en los períodos más brillantes de la estación. Y necesita la ciudad de los primorosos palacios de la Plaza de América para que en los mismos tengan cabida exposiciones parciales y monográficas de arte... Y necesita igualmente de uno o dos restaurantes de los que se levantan en el Parque de María Luisa. Y del Stadium, y del golf, y del polo, etc. etc. E n resumen, por lo que al solo aspecto de la temporada invernal se refiere, ya queda marcada la utilización de los más importantes edificios del Certamen, entre los que se comprenden casi todos los emplazados en lo que se ha venido llamando Sector Norte de la Exposición. Respecto a las instalaciones y servicios H o y ocurre todo lo contrario. L a E x p o sición vigorizó los esfuerzos de Sevilla y hubo de crear en el recinto del Certamen y en la propia ciudad atractivos mucho m á s completos de los qu eel normal servicio de nuestra capital requiere. Todo ha sido hecho fuera de la medida y de la capacidad ordinaria de Sevilla... Y como nada. o casi nada puede ni debe destruirse, ahí están hoteles magníficos, algunos como el Alfonso X I I I de un rango social sin par en ninguna, otra ciudad europea, y el gran Casino, de extraordinaria amplitud y suntuosidad y belleza, y su teatro de gran lujo, con espléndido y desusado amueblamiento, y los P a r ques de ensueño, y los palacios primorosos donde renovar exhibiciones artísticas, y también los campos deportivos de golf, de tennis, de carreras de caballos, de polo y Stadium y buenos restaurantes y cabarest y amplias avenidas y alumbrado y pavimentación inmejorables, carreteras magníficas, circuitos turísticos próximos, de valor extraordinario. Y sobre todos estos elementos, el clima suave y templado del invierno, los monumentos de la ciudad, la simpatía acogedora de sus barrios típicos, las procesiones, las romerías, la feria pinturera, los bailes y costumbres populares, etc. etc. en suma, cuanto puede procurar, y ahora muy de veras, solaz y grato recuerdo a quienes por sus condiciones o privilegios se hallan obligados de continuo a imaginar motivos de entretenimiento que absorban sus muchas horas de ociosidad forzosa y voluntaria, o de reposo bien ganado, o de ansias y deseos necesarios de ver mundo y de aprender para sí y para los demás. ¿D e b e Sevilla desaprovechar el actual momento- -no tendrá otro mejor- no entrando en noble emulación y competencia con otras ciudades y poblaciones extranjeras que quizás con menores derechos, atraen el interés del gran turismo en la estación invernal? Sería muy grande la responsabilidad municipal si no se diera el paso decisivo hacia la creación de esa temporada de turismo que aconsejamos, sin temor al largo período de escasos rendimientos en los años p r i meros que se sucedan. Mucho ha anticipado p i r a el éxito de la propaganda la celebración del Certamen. Con todo, es largo el camino que ha de lograr la valoración mun- Programas. Contestaciones Preparaciones EDITORIAL RETJS? Preciados, 1. OPOSITORES Regalos instructivos Preciosa colección de 18 hojas de cons tracciones recortables con las que se pueden armar sus principales edificios. Ptas. 3,50 La más linda que pudo idear la fantasía de una niña, puede construirse con la colección de 24 hojas recortables estampadas a todo lujo por L A TIJERA Ptas. 5,00. Gran novedad. Bonita construcción recortable compuesta de nueve hojas con las que se forma un nacimiento completo. Ptas. 1,50. Un lindo teatrito con sus decoraciones y personajes puede construirse con las nueve hojas recortables que junto con la obrita para representar vale 1,50 Ptas. De venta en PAPELERÍAS, LIBRERÍAS, BAZARES Ediciones L A TIJERA MADRID. -A p a ñ a d o 4001. EL PUEBLO ESPAÑOL CASA DE MUÑECAS NACIMIENTO DEL SEÑOR TEATRO PARA NIÑOS El riñon es el filtro del cuerpo. Si queréis tenerlo en condiciones bebed
 // Cambio Nodo4-Sevilla