Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
pasión. Bajo los naranjales, poes- cíe Ángel Navea, autor también argenti: y que no desdeña los cánones clásico? lo cual no empece- ¿por qué había de empecer? -que sean inspiradas y algunas de factura graciosa y retozona, como Ipicuí, que puede citarse como modelo en su género. E l poeta costarricense H e r n á n Zamora Elizondo ha publicado otro librito, titulado Las horas vagabundas, de poesías de sencilla y encantadora ingenuidad. Otro poeta de Costa Rica, Gonzalo Dobles, ha dado a luz Jardines olvidados, algunas de cuyas competiciones están henchidas de acento v i r i l por el patriotismo y el amor a la raza. E l fino poeta argentino Alberto L a r r a n de V e r é Horeb volumen de composiciones poéticas, dedicado a sus hijitos y, por consiguiente, i m pregnadas de candor y delicadeza. P o r último, son dignos de mención, igualmente, los tomos de versos En la ciudad hechizada y En la cumbre de la soledad, del vate venezolano F Guevara Núñéz, y Ánfora colmada, de la poetisa chilena Elena Osuna de Mutis. Menos florecimiento que la poesía alcanza; la novela. Entre las recientes citaré Rosas de invierno, del ilustre lexicógrafo ecuatoCORDOBA. B A N Q U E T E D E MÉDICOS riano Gustavo Lemos, novela escrita con l a alteza de miras de quien piensa procer, sien CONCURRENTES A L B A N Q U E T E D E L O S M É D I C O S T I T U L A R E S C E L E B R A D O B A J O I te hondo y camina recto. U n sentimentalismo P R E S I D E N C I A D E t. A J U N T A D E D I S T R I T O (F O T O S A N T O S) suave idealiza los personajes de la trama, que en ciertos trozos se adivina autobiográ- rana, es un cuento estirado, que da de sí... él autor maneja con soltura el diálogo, lo fica. Como era de esperar de quien dedicó todo lo qué puede dar un cuento Aparecen que presta calor de humanidad a las creaciogran parte de su vida, al estudio de la Filo- en él un idilio vehemente y desgraciado, nes de su imaginación. Romance de Zina, logía, una prosa correcta y fluida realza el atisbos felices en los caracteres, descripcio- de Enrique Popolizio, es un manojo de cuen nes bien enfocadas, pero todo sólo bosqueja- cos algo picaros y no del todo logrados, que libro. E n Arausi, novela histórica del escritor ido y en embrión. 1 denotan un escritor en formación. Dejo para otro trabajo, por no dar descostarricense Diego Povedano, aparecen tan Entre los romos de cuentos y novelas cor- bien combinados y en tan justas proporcio- tas mencionaré Parábolas, del escritor ar- medidas proporciones a éste, el ocuparme de nes el elemento histórico y el novelesco, que gentino Francisco G i l Esquerdo, colección de los libros de ensayos y de erudición, y sólo se lee sin fatiga y aun con interés creciente. apólogos en que marchan acordes el noble voy a dedicar algunas líneas a las revistas, Arausi, personaje central de la obra, es un propósito y la acertada realización, la fértil que también aparecen en gran número, haalma femenina de la época precolombina, fantasía y la prosa impecable y matizada. biéndolas entre ellas excelentes. E n el Boleque, forjada en la adversidad, adquiere un Corazones, de Antonio Rubén Ferrari, libro tín del Instituto de Investigaciones Históri- noble temple, que subyuga por sü grandeza. de narraciones, en las que pasan cosas cas, de Buenos Aires, encuentro un intereEl vals del tío Job, novela, por Luis A cuando en tantas que falsamente lucen ia sante trabajo del investigador argentino en Crausaz, escritor argentino residente en P a- etiqueta de cuento no pasa nada. Además, nuestro archivo general de Indias José Torre CÓRDOBA. L A FIESTA niños. DE LOS REYES MAGOS DISTRIBUIR JUGUETES ENTRE LOSACÓ LA C O M I T I V A D E LOS M O N A R C A S O R I E N T A L E S A L L L E G A R A L A CASA HOSPICIO PARA (VOTO S A N T O S)
 // Cambio Nodo4-Sevilla