Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 8 D E E N E R O D E 1930. ADICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 10 POR TIERRAS DE ARAGÓN La lucha económica actual Las derivaciones de. la última guerra, que ensangrentó los campos de la Europa occidental, se traducen en una agudización de nacionalismo productor, pues las enseñanzas emanadas de L lucha demostraron que pueblo que no se baste a si mismo, tiene en eir tred. cho el calificativo de nación. Sensible y doloroso es para la economía de un pais no disponer dentro de su perímetro de elementos que, cual el petróleo, son factor esencial de la vida moderna; pero lo es mucho más si no se obtienen elementos necesarios a su propio consumo, cuando las circunstancia. del medio permiten salir airoso de ta! empresa. L a generosa idea del Sr. Briand, vislumbrando en lontananza los Estados agrupados de Europa, parece de momento idea cerebral de difícil acoplamiento y ejecución, y en muchos años la resultante es un esfuerzo de todos los pueblos para una revisión del archive de producciones, movilizando a la par la potencialidad en espera de cerebros especializados, v por todas partes una lucha económica, tenaz y persistente, está planteada entre todos los pueblos vecinos o distantes. Por eso, nosotros, que en la pasada centur i a tuvimos la desgracia de emplear el máximo de energías en luchas intestinas, quedamos rezagados, porque fué el siglo de. la evo 1 uc ón del mundo, merced al vanor, a ta electricidad, al ferrocarril, al telégrafo v tantas conquistas científicas, que trastrocaron radicalmente el modo de ser v de sentir. mientras otros pueblos se transformaban, nos- en día, merced a la creación de l a Confederac. ones Sindicales H i d r o g r á ü c a s lo que era otros estábamos frenados para avanzar ráesperanza, será realidad, y terminadas, como pidamente. Hoy, que la tranquilidad refulge anies decimos, de manera rapidísima as obras en todos los sectores de la sociedad, pretenque permiten regar hasta 700.000 hectáreas demos ganar el tiempo perdido, en forma en esta cuenca del Ebro, Aragón podrá subibérica, a grandes zancadas, colocándonos asi venir a las necesidades de triple población en el plano que por geografía, por historia a la que hoy tiene, conquistando asi la estepa y por derecho nos corresponde. y transformándola en emporio de riqueza, como lo demuestran las vegas múltiples del El puesto de la agricultura Ebro y de sus nos tributarios. En esta sana y patriótica emulación, la Parece, y es verdad, que, tanto en la agriagricultura tiene que ocupar el lugar de cultura del regadío como en la del secano, avanzada, estimulándose, organizándose v las victorias fáciles, ios efectos teatrales nan perfeccionándose, para que en todo momenterminado. E l arado nravant- el superíosfa- to el consumo interior esté satisfecho, y a to y el nitrato, la segadora y la cosechadora, la par para aumentar la exportación y coopemarcan un avance imposible de superar, v, rar con el máximo de esfuerzo al equilibrio sin embargo, como es deseo innato ai género de la balanza comercial, aspiración unánihumano el progresar, romo las ciencias funme, aun cuando de difícil realización. damento de la agricultura avanzan de manera insospechada, tal avance se traduce en Orientaciones agrarias de Aragón nuevas orientaciones, nuevos métodos, nuevos motivos de preocupación, nuevas espeA ta! finalidad, esta región aragonesa se ranzas en el sendero de que las tierras y adapta a esta trayectoria, pudiéramos decir todos los objetos de actividad en el campo de modo fulminante. Es esencial a su vida rindan más. agraria y. económica el aumento de las actuales zonas regadas y la perfección de las Aitas investigaciones que no disfrutan de un riego estival permanente, pues en esta zonas regadas es donde Se vislumbra, y asi ocurre, una actuación reside la puj? nza y la riqueza de Aragón. de a ta investigación, donde cerebros priviLa vida del secano, difícil por la penuria legiados o personas especializadas y capae inconstancia de las lluvias, no puede ser citadas laboren para facilitar elementos de base de una agricultura intensiva, como lo progreso. Pero las concepciones técnicas, requieren las actuales circunstancias. las conquistas, de laboratorio, la experimentación en pequeño son obra de sabios, que la Proyectos, obras de lentísima ejecución, esmayoría de las veces no se preocupan o no peranzas y anhelos hidráulicos, eran las cavislumbran el aspecto utilitario de sus invesracterísticas de pasados tiempos, encontrantigaciones. Centros y personas menos elevado por ello plena cabida las predicaciones e das, más al. ras de la tierra, con el contraste imprecaciones de Costa a! observar cómo padiario de las dificultades de la vida a g r a r a saban los tiempos sin pedir a las tierras la son los que deben apropiarse el lado práctico contribución a nue eva i obligadas; pero, hov ¡i Aficionados al fútbol I! La rivalidad entre las d o s fiestas llevada a la pantalla EN E PilEl L F Í U 8 ÜH 0 B 6 EfilL por Blanquiía Rodríguez y Ricardo Núñez. Dirección: Floriárt Rey. Adaptación musical del maestro Remacha. ESTR EN O martes, 7 de enero, en el Se despacha en contaduría. Sistema Filmofono.