Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 9 DE ENERO DE 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 34. la Cierva, y seguramente tendrá lugar preferente en las bibliotecas de todos ios hombres de- letras. M u y sinceramente agradecemos a nuestro querido colega El Liberal las cariñosas líneas que dedica a la memoria de nuestro inolvidable fundador. chas por sus compañeros de la Comisión, y refiriéndose a la falta de concreción en algunos particulares de la ponencia, de que habló eí Sr. Borrero, dijo que el descender a detalles sería empequeñecer el problema. Con referencia al Colegio Mayor Hispanoamericano dijo que, en efecto, recordaba que estaba creado por una soberana disposición publicada en la Gaceta. E n cuanto a las indicaciones hechas por el Sr. Delgado Brackenbury, las estimó acertadísimas. Detalló, una por una, las circunstancias que concurrieron en la creación del Colegio Mayor Hispanoamericano, y agregó que cuanto se refiera a las disciplinas que en él hayan de cursarse serán en último término de la incumbencia del Gobierno. E n elocuentes párrafos fijó el concepto de que las enseñanzas han de ser precisamente aquellas que interesan a las relaciones entre América y España. D i j o que era dificilísimo crear Escuelas Técnicas y Facultades, que tengan el gran prestigio de las más famosas del extranjero, pero que lo que no era difícil es crear aquello que no puedan encontrar los americanos más que en Sevilla. L a realidad es- -agregó- -que los esfuerzos de la obra de la Exposición han sido para dejar una herencia, que ahora ha de aprovecharse. E l sentido de la ponencia es establecer una zona de turismo, que pudiera llamarse la zona de l u j o y otro sector dedicado a la Feria. Añadió el Sr. Caravaca que la opinión del Ayuntamiento no puede ser más que u n a que la idea central no debe dispersarse, y que desde el momento en que se descienda a detalles, el Ayuntamiento perderá fuerza al formular su petición al Go bierno. Estimó acertadas unas palabras del señor Sampedro acerca del problema financiero del asunto, y al disponerse el Sr. Caravaca a dar algunas explicaciones sobre el mismo, el alcalde, para que la deliberación de tan importante tema no la cohiban apremios del tiempo, propuso que se suspendiera la sesión para continuarla hoy, acordándose así. irnponen la conveniencia de establecer un 1 aeropuerto marítimo, con algún pequeño campo de aterrizaje terrestre. Está Huelva necesitada de que la atención de los espa- 0 ñoles no la envolvamos con el respeto, que a veces resulta inercia para la acción. E l h amor, con obras se acredita; y dos poblaciones, tan seguras de nuestro afecto como acreedoras a nuestro interés, nos indican algo que se debe hacer. Impulsemos, pues, los brazos y agitemos la voluntad. N O T A S FINANCIERAS IUICIOS HOMENAJE A LA M E- Y C O T I Z A C I O N E S MORIA D E L PRIMER Impresiones bursátiles MARQUES DE LUCADE L a atención del mercado se halla recon- DOS CRÓNICAS A B C DE Con este título publica Andalucía Aeronáutica el siguiente suelto: H a sido para esta revista una gran satisfacción registrar una duplicidad muy característica, que a nosotros, ciertamente, no podía pasar desapercibida. L a primera crónica cordobesa de la edisión sevillana de A B C, ha sido para solicitar un aeródromo en la vecina ciudad. Y también el primer artículo local en dicho diario de Huelva, ha sido para que la pluma de Siurot demande una estación aeronáutica en la vía onubense. Para Andalucía Aeronáutica, que desde su primer número viene propugnando el establecimiento de campos de aviación en todo el sur de España, no pueden I T n i más legítimas n i más justas las peticiones entabladas. Responden a una necesidad. Córdoba es nudo ferroviario y centro estratégico del sur de España. Acaso en este orden sea el mejor de todos. Cerca de la meseta manchega, recoge toda la actividad de los aeródromos de los Alcázares, Grana da y Sevilla. N o en balde fué Corte de Jalifas y de emires: sabían perfectamente los árabes su valor inmenso, que actualmente tiene su eco en las rutas aéreas, obligadas a prever en la población vecina un aterrizaje cómodo y seguro. Huelva es de escaso valor militar, pero de indudable prestigio político. Su situación fronteriza con un país hacia el que no podemos dirigir suspicacias, su levadura histórica y sus condiciones naturales, también 1 centrada en el corro de moneda extranjera, cuyas divisas siguen avanzando al impulDice El Liberal, de Sevilla: so de una desenfrenada especulación, que Perpetuar en libros- -que tienen más suarrolla cualquier movimiento contrario. L o pervivencia que la piedra y el bronce, y es que tiene de artificioso esta alza queda real mismo tiempo homenaje más férvido, flejado en la relativa tranquilidad con que hondo y sentido que cualquier otra materiase cotizan los valores mobiliarios, incluso lización de la idea, sin la ostentosa vanidad los fondos públicos, que, con la sola excepque significa el monumento público- -la meción del Amortízale 1927 libre, 3 por 100 moria de los hombres que se hicieron acreey las series bajas del Interior, se muestran dores! al recuerdo y a la gratitud de sus consostenidos, y aun firmes en algunos A m o r ciudadanos, es método que va entrando ya tizables, como los de 1900, 1927 con i m en las costumbres y prácticas de nuestros puestos, 1917, 4 y medio e Interior. días, acaso porque la sensibilidad y el esNada nuevo hay que considerar en los píritu modernos huyen de esas exteriorizavalores, municipales y en los garantizados por ciones que todos sabemos lo que significan, el Estado, que repiten cotización. Las céen orden a la estima y a la recordación. dulas Hipotecarias siguen avanzando, y también denotan resistencia las del Crédito A u n no estimándolo así, de hecho, PrenLocal. sa Española ha erigido a l a memoria de su creador uno de estos monumentos espirituaEntre los efectos públicos extranjeros celes, recopilando e n n libro, impreso con el den un céntimo las cédulas argentinas y galujo y buen gusto en ella característicos, los na dos cuartillos el Empréstito de Marruetrabajos leídos y los discursos pronunciados cos. en las veladas necrológicas que a raíz de la E l grupo bancario señala un alza nueva muerte del primer marqués de L u c a de Tena de tres duros en el Banco de España y de se celebraron en Madrid. L a primera, en el cuatro pesetas en el Río de la Plata Círculo de la Unión Mercantil, organizada L a Chade vuelve a cotizarse vigorosamenpor L o s propagandistas ele España y l a te, y otro tanto ocurre con las Minas del segunda, por el Círculo de Bellas Artes, Rif y Los Guindos, por el alza del cambio. en el Palacio de la Asociación de la PrenPor contra, la Felguera y Azucareras piersa; actos ambos que por la fecha de su ceden un cuartillo, y el Monopolio de Petrólebración fueron a modo de funerales civileos, un duro. También predomina la oferles a la preclara memoria del patricio sevita en los valores ferroviarios, cediendo los llano, que con su solo esfuerzo prestó a su Alicantes 2,50 al contado. Los Explosivos; Patria un señalado servicio, elevando y se inscriben en baja después de haber acudando un gran impulso a la Prensa de su sado firmeza en el Bolsín de por la mapaís, ya que símbolo de la riqueza y de la ñana. L a negociación Se dirige principalmencultura de una nación es el estado floreciente hacia l a Española de Petróleos, que está! te y la valía cultural de sus periódicos. muy pedida, avanzando 1,25 pesetas, que Olvidadizos de por sí los hombres- -tal representa un 2,5 por 100. es l a condición humana- apenas si tras el E n cuanto a la moneda extranjera, la i m recuerdo lloroso de las primeras fechas que presión es la apuntada al principio; no se suceden a la pérdida de las grandes figucotizan oficialmente más que francos y dóras va desapareciendo aquella estima del lares, los primeros con 105 céntimos de recuerdo, que debiera ser el pago de graventaja, y los segundos con 28; las libras, titud a la obra y al esfuerzo que realizaron. extraoficialmente, suben 1,20 pesetas. E l tiempo, que lo v a borrando todo, -oscurece también la memoria de los grandes hombres, y llega un día- -no muy lejano, dado lo a prisa que ahora marchamos- -en Interior 4 por 100: Series F E y D que todo recuerdo acaba por desaparecer. 71,85; C, 72,50; B, A G y H 73 Y a evitar esta ausencia moral tienden Exterior 4 por 100: Series D G y H estos monumentos escritos, que con sólo 8 ó, oo. abrir sus páginas, nos recuerdan en todo Amortizable 4 por 100: Serie A 75,50. momento quiénes fueron los hombres a que Amortizable 5 por 100, 1900: Serie B están consagrados y cuáles las obras que 93,25: nos ligan a su memoria con indisoluble graAmortizable 5 por 100, 1917: Series C, titud, aunque en este caso concreto del p r i B y A 91. mer marqués de L u c a de Tena han de pasar Amortizable 5 por 100, 1926: Series B muchos días para que su memoria pueda ir y A 100,10. esfumándose, ya que sólo bastará ver un Amortizable 5 por 100, 1927, sin impuesperiódico para asociar su nombre a la obra tos: Series E D C, B y A 100,75. de perfección que realizó en la Prensa. Amortizable 5 por 100, 1927, con impuesE n el libro citado se insertan trabajos y tos: Series E D C, B A 88,85. discursos de D Manuel Aiexandre Romero, Amortizable 5 por 100, 1929: Series F, D José Gallo de- Renovales, D Manuel E D C, B y A 100,15. Delgado Barreto, D Mariano Marfil, don Amortizable 3 por 100, 1928: Serie E Luis Martínez Kleiser, D. Antonio Sacris 71,05; D y C, 71,20; A 71,50. tán, D. José Francos Rodríguez, D. Nicolás Amortizable 4 por 100, 192 S, sin imDíaz Molero, señor conde de Coello de Por- puestos Series F E D C, B y A 88,50. tugal, D Dionisio Pérez, D. Alfredo Ramí- Amortizable 4 y medio por 100: Series rez Tomé, conde de Gimeno y D. Juan de E D C, B y A 91,60. TENA Bolsa de Madrid