Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRIO- SEVILLA 10 D E E N E R O D E 1 930. NUMERO 10 CTS. PRADO DE SAN SEBASTIAN CERCANA A TETUAN, SEVILLA do dejaba de pouer enriquecerse y vivir a sus anchas en. Cantón, en Shanghai. A menos que el colera o el ti tus, o las drogas y sus sueños, no cortasen o desviaran el porOtro golpe de gong E l blanco es luego y el amarillo, es agua. venir de los ambiciosos. Lo que no había que temer era el fracaso Así uecian los chinos, al comparar su manera de ser con la de los occidentales, que de Índole jurídica, l o d o lo amparaba la exinvadieron y conmovieron el Celeste Impe- traterritorialidad, que en la practica, y según rio con la l u n a de un incendio que parecía he podido observar yo con mis propios ojos, no iba a ext. nguirse nunca. Eso parecía, mas y conmigo cualquier viajero, no se parece los letrados que se educaron en Confucio en ñaua a lo que de ese capitulo del Derectiu sonreían con ¡a boca y los ojos, y su rostro internacional dicen los textos. Previsora prosemejaba entonces una de esas mirillas de longación de acuerdo por el que las Embapuerta que al rociarlas se llenan de luceci- ladas y Legaciones y los buques de guerra tas; sonreian, y musitaban el proverbio a r r i- son territorio del país cuya bandera exhiba copiado, y solían a ñ a d i r el agua apaga ben, la extraterritorialidad otorgada por C h i na a sus dominadores concedía a éstos el priel fuego vilegio de no ser juzgados sino por ellos Pues, señor, la cosa lleva trazas de cummismos, habiéndose creado para los casos plirse. Desde mediados del siglo x i x hasta la mixtos unos Tribunales también señoreados guerra europea no cesaron de multiplicarse por la autoridad extranjera. De ordinario los las hogueras simbólicas, a pesar de la sublepleitos veíanse y se fallaban por los cónsuvación Taiping y otros episodios que aspiles, suprema, única jurisdicción, y que i m raban a vindicatorios o liberadores, y que la ponían hasta la pena de muerte, sentencia mayoría de las veces sólo sirvieron para ejecutada por funcionarios que pagaba la adaumentar el poderío de Inglaterra, Francia, i ministración amarilla. Imaginaos los usos y Alemania, los Estados, Unidos, Rusia y deabusos que se derivaron de tal disposición, más naciones que se habían instalado en los los sobornos y fraudes, los negocios prepapuertos del Extremo Oriente. Cada rebeldía rados, el libertinaje compartido en infinitas motivaba y justificaba una nueva concesión ocasiones por los procesados y sus jueces. al intruso. Llegaron los derechos de éste a Es deletéreo el ambiente oriental, y muchas tal extremo, que los mismos mandarines, conciencias, así que las ha macerado el eflucon su túnica de seda, abotonada con perlas vio del Far East. no vacilan en claudicar a de jade y su pluma de pavo real en el gorro, cambio de la fortuna, que no se retrasa. O a r o cedían el paso en las alzadas a cualquier que existen las personalidades honorables, y diablo rubio que surgiese, fumando la caabundan entre las que representaron diplochimba v encasquetado el salacot. E n esto, máticamente a España, que. como es lógico, es decir, al cabo de lustros y lustros, el congozaba también de ese fantástico derechode flicto de 1914, que se reflejó allá en Asia asilo. Pero son muchos, o fueron, los cóncon el encarcelamiento de los alemanes, a los sules que a un tiempo se despedían de la que se embarcaba como a cerdos en los bucarrera v de Asia, millonarios va. Sé de a l ques de carga: con la aceptación de la avuguien que fundó un Casino con varias ruda de los cipayos v la llegada de los rusos letas, y como a la entrada colgaba una banfaméh cos. que en su ruina solicitaron indera europea, el lugar era poco menos que cluso tirar de los famosos carruaiitos en sagrado. Y así. centenares, miles de ejemplos. que el caballo se substituye por un- hombre. Porque la extraterritorialidad hizo que hasta Advertida v animada por tan desmoralizador los chinos terminaran por unirse a los exespectáculo, que. para colmo, vino a coincipoliadores de su Patria. Los chinos ricos, dir con intestinas sacudidas regeneradoras, se entiende, que se hacían subditos o protecomo la que implantó ¡a República, cambió gidos de un Gobierno blanco, y de este modo de táctica la China, y, tras sus estudiantes, burlaban la justicia del taotai. con sus jauy las mujeres, que va no caminaban sobre las del hambre v la decapitación para los los muñones a que reducían sus pies las belmercaderes deshonestos en sú comercio. dades antiguas, en pos de la universa izada vanguardia juvenil, principió a ononerse y a Según los cables que van circulando estos rechazar por fin a los blancos, haciéndoles días or la Prensa del mundo entero. China retroceder v entregarse ooco a poco... Sí. es ha decidido que acabe la extraterritoria idad, de t nn del aeua apaarar el fuego. que era un melodrama con aspecto de vodevil. A pe ar de su antagonismo, han venido Entre las concesiones ya históricas figu- encontrándose unidos los dos géneros tearaba la extraterritorialidad. Ello nació en. los trales. Como el blanco v el amarillo. Y de primeros tiempos de las factorías inglesas, oronto, el agua anaga el fuego... cuando corbetas y fragatas, con la cruz de FEDERICO G A R C Í A S A N C H I Z San orge en el pabellón, daban batalla a los juncos de los fabulosos ríos chinos, v los fusileros británicos no tardaban en derrotar a una soldadesca vestida con pieles de tigre y que brincaba y aullaba entre las ve as de fibra vegeta v forma de ala de n i u r c é l a g o Pronta v segura victoria. v luego, el vivac Artículo estimulante en los esteros espejeantes, con un fondo tíCon motivo de nuestra Exposición han pico de viviendas con la techumbre en cuerno y bosquecillos de bambúes. Comenzó el venido, y siguen viniendo, millares y millatráfico del opio, de la seda. la porce ana, del res de. españoles a Barcelona. Los que nunt é el comercio legítimo v el clandestino, el ca habían estado en ella y los que llevaban progresivo v el embrutecedor; y fueron apro- más de cinco años sin verla, todos han queximándose a. cada uno de los emporios las dado y quedan maravillados de la espléntribus más diversas, hasta convertidlos en dida urbanización de. la ciudad. Se han esotras Babe es. Los japoneses no se descui- tablecido comparaciones- -en este caso nada daron en la rebatiña. E n suma: excepto los odiosas, como ha dicho muv bien Roberto indígenas, nadie que perteneciese a este mun- Castrovido- entre el urbanismo de M a d r i d DIARIO ILUSTRADO. N. AÑO V 1 GÉ 8.437 ü OLIVE, S 1 MOSEXTO lg SUSCRIPCIONES Y ANUNCIOS: MUÑOZ SUELTO KKI; ACC 1 UN T A L K 1 ES c LO Q U E HA H E C H O UN A Y U N T A M I E N T O y el de Barcelona, y de esta comparación ha salido bastante mal parada la capital de España. E l nombrado Roberto Castrovido, Alcalá Gahano, Royo Villanova, Antonio Zozáya y Fernández Flórez, en sendos y hermosos artículos, se han hecho eco. del magnífico estado de nuestras calles, deslumbrante alumbrado, ornamentación de plazas y paseos y prestancia de los servicios municipales. Ante esta realidad se lamentaban del horrible afirmado de Madrid, de su deficientísimo alumbrado, de sus taxis desvencijados conducidos por chauffeurs abusones e irrespetuosos con el público, del desorden, fuera de la calle de Alcalá y Puerta del Sol, de la circulación pedestre y rodada y de otras cosas que no pueden criticarse en Barcelona, reconocida su perfección y ejemplaridad. Pues a buen seguro que los ilustres escritores mencionados, durante su breve estancia en la ciudad condal, no se capacitaron del esfuerzo que ha hecho Barcelona en los últimos cuatro cinco años transcurridos para ponerse al nivel, en punto a urbanización y servicios municipales, de las primeras ciudades europeas. Esto no se pued ver paseándose por las Ramblas ni visitando la Exposición. E l esfuerzo ha sido enorme. Los propios barceloneses, en su inmensa mayoría, lo desconocen. H a y que pasar la vista por textos, y, luego de leídos, tomar un taxi y recorrer la urbe algunos kilómetros y en direcciones diversas. Sólo así se. puede dar cuenta uno de la inmensa labor del último Ayuntamiento de Barcelona, presidido por un alcalde de la iniciativa y fuerza de voluntad del barón de Viver, acreedor al nombramiento de alcalde perpetuo. Daremos sucinta relación de tan copioso esfuerzo. E n un artículo de periódico no es posible m á s He ahí! a obra realizada en cinco años por el Ayuntamiento de Barcelona: aperturas y ensanchamiento de calles, paseos y plazas a trechos o en su totalidad: 8 c. P a r a esto, se han tenido que hacer derribos y expropiaciones de varias casas. Entre las calles ensanchadas, prolongadas y de nueva planta las hay tan importantes como la A v e nida del Marqués de la Argentera, paseo Nacional de la Barceloneta, Avenida de Miláns del Bosch, paseo de Torres y Bages, calle de Cortes, paseo de San Juan, paseo de Gracia, calle de Balmes. Viaducto de la calle de Marina, Avenida de Alfonso X I I I y otras más de 20 a 50 metros de anchura. Las Ramblas se han canalizado de nuevo y pavimentado con cemento asfáltico. E n la Vía Layetana sé han terminado todos los servicios subterráneos. Se h? n construído la plaza de Cataluña, el túnel de la calle de Balmes, y se han asfaltado v dotado de nuevas cloacas la Ronda de la Universidad y calle de Pelayo. Se han construido bellos jardines en distintas plazas y paseos. Se ba terminado, además, por cuenta del A y u n tamiento, el Palacio Real de Pedralbes. En el interior, aparte- las Rarnb- a se ha dado cima a las obras de la Casa de C o rreos, se ha procedido a la terminación del decorado del Salón de Ciento, ampliado las dependencias municipales y hermoseado la Casa Consistorial con gusto exquisito. Parques: Se ha acondir onado totalmente el de la Cindadela, ampliado su lardin Zoológico y construido un Acuario, que puede figurar entre los mejores de Europa, y adecentado y dotado de agv. as y otros
 // Cambio Nodo4-Sevilla