Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 10 D E E N E R O DE i 93 o E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G ig. E L F E S T I V A L D E ESTA N O C H E E N E L FRON. T O N BET 1 S Esta noche tendrá lugar, en el F r o n t ó n Betis, el magno acontecimiento deportivo organizado con l a desprendida cooperación de la empresa del mismo, a beneficio de los Reyes Magos del Ateneo. Los grandes alicientes que se han logrado reunir para dicho festival, del que guardarán gratos recuerdos los aficionados al español deporte, han determinado que la demanda de localidades haya sido extraordinaria, hasta el extremo de quedar muy pocas localidades por vender. Contenderán en los dos partidos de la noche los ocho mejores jugadores que vienen actuando en dicho local E n el primero, Iriondo- Andoain (rojos) lucharán contra Echaniz- Lizarralde (azules) y en el segundo, Onaindia- Goenaga (rojos) contra ArtíaE g u i (azules) jugándose en los intermedios las acostumbradas quinielas. Esto por lo que hace al espectáculo, no superado en ninguna de las veladas organizadas hasta ahora, uniéndose a esto la sugestiva circunstancia de que la sala ofrecerá en la noche de hoy golpe de vista pocas veces logrado, pues se dará cita en sus palcos y canchas lo más escogido de la buena sociedad sevillana, habiendo ya recogido sus palcos los Sres. D Nicolás Díaz Molero, D José Cruz Conde, D M a r í a Teresa Pickman de Alvarez, D Pedro Jiménez de Aragón, D Eustasio Santos, D Juan Miró, D Manuel Alonso, D Agustín Vázquez A r mero, D Francisco P Duque Rincón, doña Luisa Llosént (viuda de Isern) D Manuel Rodríguez Alonso, D José Gastalver G i meno, D Luis Salvador, D Eloy Zaragoza, D Gregorio Escolar, D Ricardo de Z u biría, D Arturo Vorcy, D Manuel Gutiérrez de Rueda, D Fernando Camacho, don Hermenegildo Gutiérrez de Rueda y otros. E l espectáculo dará comienzo a las diez y cuarto de la noche, rigiendo, como se ha dicho, los precios ordinarios, pudiendo adquirirse las localidades que quedan por expender en los despachos de la empresa y en el Ateneo, durante todo el día, y por la noche, en las taquillas del Frontón. N FORMACIONES Y NOTICIAS D E A R T E L a fuente y farola de la plaza del Cardenal L l u c h Para un espectador cualqiera, ante el panorama que hoy día ofrece el arte, hay solamente dos tendencias: una, la insaciable de originalidad, llamada vanguardista, que inventa un esperanto cada seis meses, y otra, la tradicionalista, que construye con cascotes de ruinosos edificios. Tanto una como otra tienen sus razones. ¿Es posible imaginar una tercera tendencia? Esto es, ¿hablar un lenguaje inteligible a todos, sin locuciones gastadas e inadaptables a nuestro moderno discurrir, Sin modas extravagantes, que no aceptaría la plaza del C a r denal Lluch? Lafita nos demuestra que este tercer punto de vista puede ser original empeño, coronado por el acierto. Todo exaltado elogio para este nuevo caso, será justo, porque la preciosa fuente que nos ocupa puede decir a muchas, muchísimas obras que se han hecho en Sevilla en estos últimos tiempos, yo soy otra cosa. José Lafita, desdeñando lo misino degenerados renaecntismos que locas rutas sin norte, deja fecundar su fantasía por los misteriosos genios que ordenaron, con perfecta SEVILLA. E L MONUMENTAL CANDELABRO- FUENTE LEVANTADO E N L A PLAZA D E L CARDENAL L L U C H OBRA E M I N E N T E DEL ESCULTOR DON JÓSE L A F I T A (FOTO SERRANO. lógica, esos lenguajes de la plástica que ornamentaron los sublimes edificios llamados Alcázar, Catedral, Palacio Arzobispal y Lonja, para producir esta fuente, tan entonada en el magno concierto, que nadie dice, ni dirá, se ha hecho en nuestros días. E n t r a a. tono, haciendo oir su voz en ese conjunto de artistas de otro tiempo. Seguramente el escultor, en sus sueños de gloria, acaricia la idea de llenar un intersticio entré Riaño y Montañés, entre L a Roldana y Duque Cornejo. Con volutas, cartelas, molduras, rectas y curvas de todas formas, ha Lecho un tallo rematado en flor de hierro, tan dentro del ambiente que le rodea y tan sevillano al mismo tiempo, que todo elogio vulgar sería injusto. ¡Bravo, Lafita! Y bravo también al Municipio que esta vez acertó dando a este artista el encargo de llenar ese punto vacío de la plaza; lugar donde el au, tor se crió y sigue morando. Digo esto, atándolo a estas líneas, pues con sólo considerar que se hizo hombrón en estos lugares. se comprende su rara originalidad de anularse, como artista de hoy, para aparecer como un resucitado genial. Tanto mejor para Sevilla, que no tiene que lamentar un pegote en este simpático y privilegiado l u gar, y mejor para el escultor, que puede saborear su gloría, pues si a los que forjaron el joyel dé la ciudad, damos tanta, a su heredero de hoy daremos cuánta. N o queremos dejar en el tintero, porque no es grano de anís, la probidad del autor, como contratista de esta obra, que ha hecho lucir en cada centímetro cuadrado más de una moneda de plata. Costosos mármoles pulimentados, forjas, bronces repujados, etcétera. Rara ciudadanía en estos tiempos, en que el flamante automóvil del parventi nos mete, con anuencia del poli, de cabeza en un zaguán. Sevilla debe gratitud al gran artista; si así no lo hiciera, será porque ya, muy mo- dernizada, no sabe estinguí. -A, García Lozano.
 // Cambio Nodo4-Sevilla