Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 18 D E 1930. ENERO DE DIARIO DO, ILUSTRAY 1 GÉ- AÑO NUMERO J O CTS. SIMOSEXTO N. o 8.444 SUELTO, F U N D A D O E L i. D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A LA LA ENCÍCLICA EDUCACIÓN TIANA SOBRE CRIS- Llegada del ministro de Instrucción Madrid 18, 2 madrugada. E n el expreso de Andalucía llegó ayer mañana a M a drid el ministro de Instrucción Pública, señor Callejo, que fué a Cádiz a inaugurar el nuevo Conservatorio de Música y Declamación de aquella capital andaluza. Esperaban al ministro el alto personal del Departamento y el de su Secretaría auxiliar. E l Sr. Callejo esperó en la estación de Atocha la llegada de Su Majestad el Rey y del jefe del Gobierno, que regresaban en el expreso de Barcelona, y manifestó a algunas de las personas que le cumplimentaron su satisfacción por el viaje que había realizado y por las atenciones recibidas. Ante e 2 Senado de Washington, un orador ha combatido vivamente la última E n cíclica de Pío X I creyendo ver en ella un ataque al régimen de la enseñanza en aquella República. Si se pueden hacer aplicaciones particulares del documento en algún país, no es en los Estados Unidos donde hay que buscarlas. Únicamente después del tratado de L e trán, y el 14 de mayo en un discurso a los? colegiales de Mondragoní, y el 6 de j u n i o en una carta al cardenal Gasparri, S. S. expuso ya el concepto católico de la educación, reivindicando para la Iglesia la formación religiosa de la infancia, frente a las aseveraciones de Mussolini. L a última Encíclica recoge y desenvuelve el mismo tema desde un punto de vista general, sin alusiones directas al concepto de la educación en cualquier país. Pero actualmente sólo en Italia está planteada ¡a cuestión fundamental de la Encíclica- -saber a quién pertenece la misión de educar a la juventud- -es evidente que el Papa ha querido una vez más oponer la doctrina católica al concepto fascista. Según la Iglesia, y según el derecho natural, el Estado no puede en modo alguno absorber y anular al individuo y a la familia, que en este respecto de la educación poseen derechos imprescriptibles e inviolables. L a misión del Estado es puramente material, y, en términos generales, todo lo que es de orden moral pertenece a la esfera religiosa. Pero el fascismo sostiene que el Estado es un fin absoluto, que absorbe al individuo y a la familia. S i se le reconoce al Estado- -dice Mussolini- -la m i sión de defender a la colectividad en sus i n tereses presentes y futuros no se le puede negar el deber y el derecho de presidir y regir la educación de los ciudadanos L a doctrina católica no supone conflicto ni dificultad en la República norteamericana, ni en país que no profese la doctrina delEstado absoluto. Y la última Encíclica de Pío X I es nueva demostración de lá firmeza con que la Iglesia mantiene sus atributos de universalidad y de independencia frente a las tentativas del fascismo y a pesar de las interpretaciones tendenciosas que se hicieron del Tratado de Letrán, por lo que se ha hecho más fuerte y expedita la acción de la Santa Sede. 5 Peticiones al ministro Cádiz 17, 10 mañana. Durante la visita del ministro de Instrucción Pública a la F a cultad de Medicina, el decano accidental, señor Alsina, pidió al Sr. Callejo auxilio económico para reorganizar la biblioteca y un crédito para construir un nuevo anfiteatro anatómico, con arreglo a las exigencias modernas. Anunció el decano unas oposiciones para cubrir una cátedra vacante. E l ministro tomó nota de todo ello y ofreció estudiar las aspiraciones del Claustro. U n a comisión del Centro escolar saludó al Sr. Callejo, agradeciéndole la pensión de 2.000 pesetas otorgada para su biblioteca. E l alcalde, marqués de Villapesadilla, acompañó al ministro hasta Río A r i l l o límite jurisdiccional, hablándole de las construcciones escolares efectuadas por el M u nicipio, que importan más de un millón y medio de pesetas, y pidiéndole otorgue una pensión máxima cuando se resuelva el expediente que se tramita. La jornada del presidente Madrid 17, 4 tarde. E l marqués de Estelia, durante esta mañana, recibió, sucesivamente, a los ministros de Hacienda, Instrucción Pública, Fomento y Ejército, al Sr. Soto Reguera y al administrador de las minas de Tharsis. A la una y cuarto se trasladó a Palacio para asistir al banquete en honor del residente francés, M Saint. Nota oficiosa del señor presidente del Consejo M a d r i d 17, 11 noche. H a sido enviada a la Prensa la siguiente nota: B i e n se me alcanza la gravedad de las palabras que he de dedicar al incidente, cuyo conocimiento me ha impresionado, de la discusión surgida recientemente entre Le Temps y A B C, y por eso quise que ellas fuesen meditadas. Más inclinado al elogio que a la censura, empezaré por consignar el que en esta ocasión merece A B C y el Sr. Pérez Caballero, y señalar que si todos los periódicos y todos los políticos, cuando se trata de casos como éste, demostraran igual calo, mucho mejor sería el ya favorable concepto que España disfruta en el mundo. Desgraciadamente, el silencio y la indiferencia responden generalmente a los ataques de esta índole. Ahora debo decir que juzgo altamente censurable la conducta de Le Temps, dando cuenta fuera de toda oportunidad y actualidad a un artículo como el del Sr. Ladreit, que ni siquiera defiende n i favorece intereses de su país: Sería pueril ocultar que España mantiene una organización adecuada para velar por sus intereses y buen nombre en la Prensa extranjera y que esta organización ha sostenido relaciones con Le Temps, que ha dado benévola acogida en sus columnas a artículos de escritores acordes con ella. Esta relación se interrumpió por desacuerdo en la estimación del servicio por parte de los que lo prestaban. Desde aquel día, Le Temps, acaso con- ignorancia de su dirección, ha- dejado de tener para el Gobierno español la benevolencia que guiaron sus relaciones, durante más de dos años. H e de reconocer que el caso es singular en la Prensa europea, pues cuando la necesidad de combatir el frente general de ataque de que fué víctima España hace más de un año llevó al Gobierno al intento de despejar el falso ambiente creado, lo logró de gran parte de la Prensa americana, inglesa, italiana, alemana y portuguesa, sin más que apelar a la rectitud de su juicio y mediante la demostración de la verdad. También otros grandes periódicos franceses enviaron corresponsales especiales, cuya corrección y desinterés fueron exquisitos. Recordemos el caso de M r SauerVein, de Le Matin, que a duras penas admitió algún agasajo oficial y familiar, a los que correspondió con largueza y cortesía. De parte de la Prensa española, los hechos y sus actitudes demuestran claramente la imprudencia de su proceder. A mí me contraría mucho tener que hablar con tanta claridad, pero es que lo ocurrido es inaudito por la estemporánea injustificación 3 contrario a las estrechas relaciones cordiales existentes entre los dos pueblos vecinos, cuidadosamente mantenidas por sus Gobiernos. Seguramente, a la dirección de Le Tempe no le contraría en menor grado que a mí ver que sus columnas, justamente respetadas en el mundo, dan acogida alguna vez a plumas que la pasión o el interés conducen a destemplanzas o actitudes injustificadas, haciéndose eco de la ofensiva desatada contra España, con grave daño al crédito y a l a economía de la nación, por intereses que se dicen lesionados por la obra de resurgimiento de la Dictadura española, que pone su mayor cuidado en atender todos los requerimientos y mantener todas las cordialidades. x INFORMACIONES NOTICIAS Y Manifestaciones del marqués de Esteíla M a d r i d 17, 11 noche. A l llegar esta mañana a Palacio, para asistir al almuerzo en honor del residente general de Francia en Marruecos, M Lucien Saint, el presidente del Consejo, dijo a los periodistas: -N o hay nada de particular. Traigo muy poco a la- firma. Algún decreto de Hacienda y uno sobre nomenclatura de la D i rección de Marruecos. POLÍTICAS E l director general de Aduanas, en Tortosa Tortosa 17, 2 tarde. Procedente de San Carlos de la Rábida ha llegado en automóvil el director general de Aduanas, D. P a blo Verdaguer. H a recorrido la ciudad, visitando los edificios más importantes y será obsequiado. con un banquete en el restaurante de la estación. Reales decretos de varios departamentos Madrid 17, 11 noche. L a Gaceta publi- ca, entre otros, los siguientes: Presidencia y Asuntos Exteriores. Con-