Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS MOTORES AVÍCOLA C E N T R A L S. L Pl. de San Miguel, 7. MADRID S 0 PEÍES 31 ES SON LOS MEJORES Tres medallas de oro en la feria y el Avenida Conde Peñalver, i Apartado 584. -M A D R I D Tened mucho cuidado en u s a r a n Depilatorio cualquiera. D e s p u é s de applicarlo, los pelos vuelven a brotar con mayor fuerza y v i g o r K i 3 B Y P i á í A 55, r u é de HÍTTOIÍ, P a r í s (l) v i ó s e u n dia inducida a experimentar una receta poco conocida, pero que posee verdadera a c c i ó n sobre la r a í z del pelo. Los pelos destruidos de é s t e modo, Y A N O V U E L V E N j A B R O T A R T a n original m é t o d o v a explicado con la i i mayor claridad en u n folleto intitulado U n secreto 1 Egspoio el cual se manda bajo sobre cerrado. G R A T I S j y m u y discretamente a q u i é n lo pida b a s t a r á escribir S adjuntando u n sello para la c o n t e s t a c i ó n a t 8 MILÁN 1929 í L J! L Pll l? i- 87 Barcelona Sna Piamonte, 7. MADRID A n t i g u a y a c r e d i t a d a A c a d e m i a d e d i c a d a a la p r e p a r a c i ó n p a r a el Ingreso en la ¡Por 50 a pesetas! V a j i l l a r a sel GENERAL MILITAR y ES 6II ELA NAVAL i r o f e s o r a d o c o m p e t e n t í s i m o de jefes d e l E j é r c i t o y l a A r m a d a E x c e l e n t e i n t e r n a d o O p o s i c i o n e s el 15 de m a y o y l.o de j u n i o p r ó x i m o p u d i e n d o p r e p a r a r s e s i m u l t á n e a m e n t e p a r a a m b a s E n ¡a s ú l t i m a s c e l e b r a d a s esta A c a d e m i a o b t u v o 2 1 plazas, e n t r e o l í a s el n u m e r o 2 de l a E s c u e l a N a v a l P i d a i n f o r m e s y reglamentos. n aufflHn íjni P s cubiertos. SerIsl O i! J CIH S c a f é seis t a z a s C r i s t a l e 3 r í a g r a b a d a c o n i n i c i a l o flores, p r e c i o s o j a r r o t a p a n i q u e l a d a V i n a g r e r a pie n i q u e l a do y p r e c i o s o c e n i c e r o ¡7 1 p i e z a s! ¡C u i d a d o! ¡T o d o p o r 50 p t a s N o e q u i v o c a r s e C A R L O S V E L H L A C o n c e p c i ó n J e r ó n i m a n ú m 13, M a d r i d P r o v i n c i a s pedid c a t á l o g o s Regalos p r á c t i c o s a nuestros c o m p r a d o r e s t o d o s los d í a s de l a s e m a n a oIanoa v i c l I 204 F E R N A N D E Z Y GONZÁLEZ E L PASTELERO D E MADRIGAL 301 Prósperi, os sedujeron la pureza y la hermosura ele Gabriela, os enamorasteis de ella, no con el alma, sino con los sentidos, y la pobre niña fué vuestra, porque no podía menos de serlo; porque su ignorancia de la vida no podía luchar con vuestra experiencia; porque os ayudaba ese exceso de vida que se advierte en las mujeres muy jóvenes y que no han amado aún, pero ansian conocer el amor. ¿P o r qué al ser vuestra Gabriela no la hicisteis vuestra esposa? -Porque he sido casado una vez, y aunque me fué muy bien con mi esposa, j u r é no volverme a casar. -Pero no jurasteis no seducir a ninguna mujer. -Sea como quiera, yo no pude ni debí casarme con Gabriela. -Pero Gabriela pudo ser madre por culpa vuestra. Alzóse de repente el alcalde de su sillón y miró espantado a Aben- Shariar. -i Madre decís! ¿T e n g o yo un hijo? -Tenéis una hija que cuenta ya diecinueve años y os reclama su nombre y la enorme suma de veinte mil florines que os dio su abuelo, el padre de Gabriela, y que se perdieron en vuestras manos. -Gabriel Prósperi me dio aquel dinero para hacer una especulación en Ñapóles, y aquel dinero me fué robado en el camino y me ha sido imposible devolverle. -Yo no dudo de que el dinero os fuera robado; pero esto no consta, y sois deudor por lo mismo de veinte mil florines a Marieta Prósperi, heredera de su madre, que ha muerto hace poco tiempo. Yo, que me había interesado por ella desde el día en que la prendí, porque me convenció de que tenía razones bastante para mataros, puesto que vos, l i bre y deudor de ella de una manera doble, porque le debíais la honra que le habíais quitado y el d i nero que os dio su padre, os negasteis a contraer matrimonio con ella, cuando ella permanecía aún joven y hermosa y vos empezabais a ser viejo, cuando ella os sacrificaba su libertad por su honor; cuando yo quise ser mediador de esto, ya no os encontré; habíais cobrado miedo a los puñales venecianos y habíais escapado. Preciso fué, pues, que Gabriela tuviese paciencia; pero yo, que soy muy rico; yo, -Pero sabrás quién te ha mandado dar de puñaladas a ese hombre. -Sabéis demasiado, excelencia, que estas cosas se tratan siempre con antifaz; yo no puedo deciros HEMOS VENIDO A DAR DE PUÑALADAS E N UNA GÓNDOLA... otra cosa sino que ayer, un hombre que parecía criado de casa grande, habló conmigo, me propuso el negocio, y yo convine en él mediante la suma de cien cruzados, que se me entregaron poco después. Se convino que esta noche, a la una, viniésemos en