Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEV 1 LLA 21 DE ENERO DE 1 930. NUMERO 10 C T S CERCANA A TETUAN, SEVILLA DIARIO ILUSTRADO. AÑO VIGÉEXT O tf, íg í SIMOS N. 8.446 SUELTO REDACCIÓN: P R A D O D E S A N S E B A S T I A N SUSCRIPCIONES Y A N U N C I O S MUÑOZ O L I V E h a sido c o n f e r i d o a n i n g ú n S o b e r a n o r e i nante. S i n embargo, el presidente ejerce su autor i d a d de acuerdo con l a Constitución y ias leyes. E s con toda v e r d a d el agente del pueblo, que desempeña las f u n c i o n e s a él e n comendadas. A l g u n o s presidentes pueden h a ber interpretado esto c o m o u n a a u t o r i z a ción p a r a t o m a r i n i c i a t i v a s que l a C o n s t i tución o l a ley no p r o h i b a n e x p l í c i t a m e n te. O t r o s en c a m b i o han creído que sus facultades se extendían solamente a los actos explícitamente a u t o r i z a d o s p o r l a C o n s titución y los E s t a t u t o s A mí me p a r e c i ó siempre que ésta e r a u n a cuestión h i p o t é t i ca, que sería ocioso p r e j u z g a r de a n t e m a n o L o m e j o r será esperar en cada caso p a r a r e solver la cuestión según sus antecedentes. Se dice que J e f f e r s o n sostenía el c r i t e r i o de que no h a b í a justificación c o n s t i t u c i o n a l p a r a a m p l i a r el t e r r i t o r i o de los E s t a d o s C u i d o s S i n e m b a r g o cuando se e n c o n t r ó frente a los hechos reales, no vaciló en neg o c i a r l a adquisición de l a L u i s i a n a P a r a los casos corrientes bastará que el p r e s i dente h a g a uso de sus facultades específicas en beneficio del país. A eso se reducen todos sus deberes. E n g e n e r a l todas las situaciones pueden simplificarse, y m u c h a s de ellas resolverse completamente, a p l i c a n d o l a Constitución y las leves. S i se hace lo que l a Constitución y las leyes dicen que se haga, no puede h a ber l u g a r a críticas, y sería r a r o que p u d i e r a aconsejarse n a d a m e j o r E n u n a o c a sión acudió a mí u n a comisión, p a r a p r o p o n e r m e que adoptase n o r m a s que r e g u l a s e n l a c o n d u c t a de sus m i e m b r o s C o m o los c o m i s i o n a d o s estaban d i a m e t r a l m e n t e d i v i d i dos, cada parte deseaba que y o decidiese c o n t r a l a otra. E n t o n c e s se me o c u r r i ó que el departamento de j u s t i c i a a v e r i g u a s e lo que el E s t a t u t o impuesto a l a comisión e x i g í a en aquellas c i r c u n s t a n c i a s Y efectivamente, con sólo r e c u r r i r a l a ley. se descubrió que el C o n g r e s o había especificado las f a c u l t a des de los m i e m b r o s de l a comisión, y que ellos no podían n i a m p l i a r n i m e r m a r las a t r i b u c i o n e s de sus representados. A q u e l p r o b l e m a como tantos otros, quedó r e s u e l lo simplemente c o n a v e r i g u a r lo que la l e y exigía. L a S e c r e t a r í a de E s t a d o es l a a g e n c i a por medio de la cual el presidente ejerce su a u t o r i d a d c o n s t i t u c i o n a l en el c a m p o de las relacione: exteriores. C o m o estos a s u n tos son objeto de constantes i n t e r c a m b i o s el secretario de E s t a d o presenta al p r e s i dente u n i n f o r m e no a n u a l sobre la m a r cha de sus departamentos, i n f o r m e que éste transmite a l C o n g r e s o T o d a l a c o m u n i c a ción con los G o b i e r n o s e x t r a n j e r o s pasa por l a S e c r e t a r í a de E s t a d o y n i n g ú n n a t u r a l de un país e x t r a ñ o es r e c i b i d o p o r el presidente sin que el representante d i p l o mático acreditado de su G o b i e r n o lo s o l i c i te por él ante el departamento de E s t a d o A t r a v é s de este departamento se a c e r c a n al presidente todos los e x t r a n j e r o s C u a n d o un e m b a j a d o r o m i n i s t r o tiene que presentar sus credenciales, el subsecretario de E s tado le conduce a l a C a s a B l a n c a v le escolta a ¡a- S a l a V e r d e Después que el p r e sidente ha ocupado- su sitio, puesto en pie e n- l a S a l a A z u l v a c o m p a ñ a d o de sus a y u dantes, el diplomático es llevado a su p r e sencia. AHÍ presenta sus cartas c o n u n a b r e ve fórmula, T a que el presidente responda 1 LO Q U E SIGNIFICA SER P R E S I D E N T E D E LOS ESTADOS UNIDOS Las atribuciones del presidente norteamericano ¿Qué es el ser presidente de la República de los Esleídos Unidos de América? La inten agadón no tendría el mismo exacto sentido si preguntásemos qué es el presidente de una República. La estructura de los Listados Unidos, los preceptos de su ley fundamental, la responsabilidad de los que le atribulen las más altas potestades señalarían, desde luego, la singularidad del caso. Pero, además, ¡a red de la vida pública, en la que se aunan con inmediata efectividad las resoluciones presidenciales y en la. que tanto influyen, con influencia magnética, las orientaciones, el programa personal, de ideas y de b. cchuras, del presidente le instituye en una encarnación viva y accionadora que a todas horas, sin paréntesis ni treguas, y por todos sus actos, actitudes y ademanes, significa la directriz para la nación. La Presidencia de ¡a República de los Estados Unidos es, ante todo, itn cargo ejecutivo, no la personificación del poder armónico, llegan hasta su órbita, los más variados v positivos problemas, Porque muchas veces es palabra- dirimente en última instancia. Llegan también cada día las inquietudes y preocupaciones del propio Gobierno, contenido o limitado en. ciertas materias por el disentimiento presidencial. El presidente ha de vivir como en urna cristalina, todos sus movimientos, sus hábitos, sus inclinaciones, el empleo de su tiempo, su norma de trabajo... iodo, interesa: porque es un reflejo de su ánimo. Es más que curioso, pues, el conocer las palpitaciones de esa vida; cómo se nutre de facultades, cómo actúa, cómo interviene, cómo y con qué tacto llena sus tareas; de qué modo distribuye la colaboración que ha de asistirle y de qué manera se conduce para obtener un equilibrio tan difícil como indispensable. Sobre todo ello- nos instruye, en los artículos que hoy comenzamos a publicar, Calvin Coolidqe, que, después de haber pasado polla Presidencia, refiere sus juicios, sensaciones y recuerdos en estilo periodístico, claro y sintético. Se trata, pues, de una información documentada y auténtica, no de un relato pintoresco con adulteraciones para le, exportación. A B C ha contratado la exclusiva de estos trabajos, que procuraremos insertar con el menor intervalo posible. A l r e c o r d a r los acontecimientos c u l m i n a n tes de los a ñ o s que pasé en W a s h i n g t o n c o m p r e n d o que r e s u l t a casi i m p o s i b l e desempeñar como es debido el c a r g o de p r e sidente. B a s t a n unos pocos y breves a r t í c u los de l a Constitución de los E s t a d o s U n i dos p a r a d e s c r i b i r todos sus deberes f u n d a mentales. A l g u n a s leves dictadas en u n período de c e r c a de s i g l o y medio iian a m p l i a do su a u t o r i d a d P o r lo demás, todos sus actos pueden ser a n a l i z a d o s todas sus idas y venidas pueden ser p r e g o n a d a s pueden darse a conocer todos los detal. es de su v i d a d i a r i a se p T de e n j u i c i a r él efecto de su p o- lítica sobre su p r o p i o país y sobre el m u n d o en g e n e r a l se pueden d e s c r i b i r sus métodos de t r a b a j o sus colaboraciones, los s i tios de su residencia. P e r o lá red de afinidades creadas p o r todo esto y más, que es lo que constituye l a m a g n i t u d del cargo, no a d mite definición. C o m o l a g l o r i a del sol m a t u t i n o sólo puede e x p e r i m e n t a r s e no puede describirse. E n el desempeño de los deberes del c a r g o la n o r m a de acción más i m p o r t a n t e es no. hacer n u n c a nada que otro pueda hacer en vez de uno. P e r o esta n o r m a como m u c h a s otras n o r m a s buenas, se c o n f i r m a p o r sus excepciones. Cumpliéndola con todo r i g o r se evitaría, desde luego, entregarse a detalles fútiles, pero se perderían muchas o p o r tunidades de conceder la necesaria consideración a problemas de l a m a y o r i m p o r t a n c i a C o m o sucede c o n otras reglas, tiene ésta un c o r o l a r i o importante, que ha de ser c u i dadosamente observado p a r a asegurar el é x i to. N o basta confiar los detalles a o t r o hay que confiarlos a quien sea competente. L a p r e s i d e n c i a es, ante todo, un c a r g o ejecutivo. E s t á situada en el ápice de nuestro sistema de gobierno. E s u n puesto de última i n s t a n c i a adonde son llevadas todas las cuestiones que otros no han p o d i d o resolver. L a f o r m a ideal de f u n c i o n a m i e n t o es c o l o c a r en los hstintos cargos a h o m b r e s de suficiente capacidad, que puedan resolver todos los problemas planteados bajo su j u r i s d i c ción. S i la situación es t u r b u l e n t a en N i c a r a g u a un general, M c C o y puede resolverla. S i tenemos d i f e r e n c i a s con M é j i c o puede z a n j a r l a s u n M o r r o w S i hay i n q u i e tud en las F i l i p i n a? un S t i m s o n puede a p a c i g u a r l a C o n una docena de hombres capaces, animosos, responsables y e x p e r i mentados en la C á m a r a de Representantes y en el Senado, se pueden r e d u c i r los problemas de legislación a un extremo i n s i g nificante. E l presidente obrará con c o r d u r a al r e c a bar todos los asesoramientos competentes; pero los dictámenes finales han de ser f o r zosamente suyos propios. N a d i e puede c o m p a r t i r con él la r e s p o n s a b i l i d a d de los m i s m o s nadie puede t o m a r decisiones por él. Hállase e! presidente en el centro de las cosas, donde no puede hallarse nadie más. S i otros cometen e r r o r e s podrán ser destituidos, y con f r e c u e n c i a se l o g r a r á remedio. P e r o él no puede evadirse. Sus d e c i í i o nes son definitivas, y, por lo g e n e r a l i r r e parables. E s t o constituye la a t e r r a d o r a carg a de su puesto. N o sólo está confiado a su c u s t o d i a el bienestar de 120 m i l l o n e s de conciudadanos, sino a veces el c o n j u n t o de las relaciones pacíficas del m u n d o A u n a señal de su m a n o entrarían en acción en c u a l quier parte del. m u n d o los cañones de una enorme flota, y el h i e r r o desarrollaría su poder m o r t í f e r o y destructor. S u d e t e r m i n a ción confiere atribuciones para a d m i n i s t r a r j u s t i c i a in fuere castigos, d e c l a r a nulos acuerdos de las C á m a r a s nacionales y del C o n greso, dicta sentencia sobre la v i d a iry. sma de l a nación. Prácticamente, todas las autoridades c i v i l e s y m i l i t a r e s del G o b i e r n o salvo el C o n g r e s o y los T r i b u n a l e s están a su discreción. E l n o m b r a y él puede d e s t i t u i r L o s billones de dólares del E r a n o sóir recaudados e i n v e r t i d o s bajo su direcciúnj E l C o n g r e s o elabora las leyes, p e r o e l presidente es quien hace c u m p l i r l a s P o d e r tan a m p l i o de tr. n vastas d e r i v a c i o n e s nunca
 // Cambio Nodo4-Sevilla