Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A fe C M I É R C O L E S 22 D E E N E R O D E 1930. É D I G I Ó Í Í D i ANDALUCÍA. Pk ¿2. INFORMACIONES Y NOTICIAS VARIAS D E M A D R I D M a d r i d al día. S e descubre en C o r r e o s un r o b o de más de dos m i llones de pesetas. D e l r o b o en el Banco de España. Noticias e informaciones diversas. M a d r i d al día Se había perdido l a costumbre de ver plantearse y resolverse las crisis ministeriales; así es que cuando circuló ayer la noticia de que ya no era ministro de H a cienda el S r Calvo Sotelo, que pasaba a serlo el que lo era de Economía, S r conde de los Andes, y que entraba en Economía el Sr. Castedo, costó trabajo creerlo. Pero nada, así e r a el citado S r Calvo Sotelo que se iba y el Sr. Calvo Sotelo que se fué; la sustitución, hecha en un abrir y cerrar de carteras; la crisis resuelta en un periquete, ¡y a otra cosa! Se sorteó la Lotería y se adjudicaron a Madrid los tres premios primeros, y a volver a jugar en espera de mejor suerte: E n ¡a de lograr que deje todos los premios en la villa, y si pudiera ser a domicilio. E l alcalde manifestó que algunas de las farolas que se están instalando son de l a época en que Fernando V I I gastaba paleto. Agregó que ayer dijimos- ¡picaro Madrid al día! -que el día anterior no había asistido a su despacho, sin duda porque todo lo tenía despachado, y lo cierto es que asistió. Conste así que asistió al despacho, y, si se quiere, que hasta lo tenía todo, y sigue teniéndolo, sin despachar. E n el banquillo de los acusados se sentó un procesado parricida. De la vida cultural otro concierto de la Sociedad Filarmónica en la Comedia, y reuniones y conferencias en el Real Colegio Farmacéutico, Sociedad- de Propagandistas de España e Instituto Francés. Fué día pródigo eri atropellos, vuelcos y otros variados y sangrientos accidentes de la implacable circulación. Con tendencia a la implacabilidad, el tiempo. Por la noche, a jurar los nuevos ministros, y en paz. -Aemecé. mendó el servicio al comisario don Ramón Blanco San Coloma, al inspector don Juan Alfaro y al agente don Eugenio Poveda, afectos a la división de ferrocarriles que dirige el Sr. Castro Peinó. L o s valores sustraídos U n a de las primeras sustracciones advertidas fué la de una caja que contenía dos carpetas con brillantes y zafiros, enviada por el joyero Sr. Sáinz a París, y otra de cinco diamantes y un collar de 176 perlas, que fueron sustraídas de un paquete destinado a Amberes. Posteriormente se cometieron sustracciones por valor de 2.556 dólares, de cuatro sobres certificados con destino a Nueva Y o r k otra de alhajas, valoradas en 70.000 pesetas; otra de un paquete conteniendo tres carteras de brillantes, y sucesivamente faltaron un paquete de brillantes valorado en 255.000 pesetas, unos diamantes consignadps a Bélgica, por valor de 130.000 pesetas; una carpeta de brillantes y otros muchos envíos de alhajas y dinero. Debido a estas desapariciones han resultado perjudicadas varias casas de Seguros, las cuales han pagado por siniestros una, más de un millón de pesetas; otra, 347.670, y otra, 255.000 pesetas. C ó m o se verificaban las sustracciones perlas, llegó en diciembre á Bélgica, completamente vacío. L a Administración de C o rreos belga no había hecho reserva de ninguna clase al recibir las sacas en la frontera, porque el plomo de ellas estaba intacto. Exactamente igual que en este envío ocurrió con otros, es decir, que las sacas selladas y prescintadas en M a d r i d llegaban intactas al punto de destino, lo que daba motivo para sospechar que las sustracciones sé verificaban en M a d r i d y antes de cerrar las mencionadas sacas. Los paquetes que contenían valores aparecían, al llegar a la Oficina de Correos del Extranjero, con- señales de haber sido abiertos y vueltos a cerrar. Todos estos detalles, y otras observadones hechas por l a Policía, hicieron que ésta fijara preferentemente su actuación en l a oficina de cambio de la Central de Madrid, que es donde se precintan y sellan las sacas de referencia. Fueron examinados detenidamente los sobres violados, que facilitó una de las compañías aseguradoras, y se pudieron observar en los sellos de certificado algunas anormalidades. También se observaron otr as en el sello de la oficina de cambios de l a Central, así como en los sobres, cuyas solapas aparecen cerradas burdamente y con un sello superpuesto y cargado de tinta para borrar, seguramente, las huellas de haber sido abierto. Como por las señales el sello no había sido falsificado, se dedujo que era el mismo que se emplea en la oficina de cambios, el cual estaba, seguramente, a disposición del autor del hecho. 1 H a c i a el descubrimiento d e los autores Los sobres y paquetes eran violados con habilidad, y de ahí que en l a mayoría de los casos los destinatarios se hicieran cargo de los envíos, sin hacer reserva alguna, porque los paquetes llegaban en buenas condiciones, al parecer, y sin que en ellos se. advirtiera señales de haber sido violados. E l primer, paquete, que contenía las 176 S e descubre en C o r r e o s un r o b o de más de dos millones de pesetas U n a dilatada l a b o r policíaca Estómago. BKperclorfaidria. Gastralgias. Madrid 22, 2 madrugada. L a oportuna intervención de la Policía ha sido causa de que no continúe una serie de importantes robos a que se había dado comienzo de de. hace varios años en Correos, debido a la intervención de algunos elementos cuya culpabilidad no parece aún por completo determinada, no obstante los indicios acumulados en su contra. Esta labor policial, con la que se ha pues to fin a las repetidas sustracciones de valores, cuyo importe total pasa de dos millones de pesetas, se está efectuando hace once meses, próximamente, y se ha visto erizada de dificultades. E n la Dirección general de Seguridad se tuvo noticias, hace algún tiempo, de que varios joyeros y comerciantes de Españn v del extranjero venían. siendo víctimas de? de hace años de sustracciones de alhajas y d i nero que, en paquetes postales y en carias, se remitían para España o llegaban del extranjero. Estás sustracciones se hacían en los envíos que no habían sido admitidos en las administraciones de Correos como valores declarados. Con el fin de aclarar los hechos se enco- Las investigaciones policiales realizadas por el personal de la brigada del Sr. Castro Peinó, se encaminaron, una vez conocidos los detalles precedentes, a averiguar la vida de los funcionarios de la oficina de cambios de la Central y la coincidencia de las desapariciones con la presencia de algunos sellos en aquel departamento. Indagando en la vida particular de todos los funcionarios se llegó a conocimiento de la vida poco en consonancia con el sueldo de 4.000 pesetas anuales que hacía uno de ellos, pues además de excesivos gastos en su domicilio, ha emprendido diversos negocios en gran escala, en algunos de los cuales se han invertido muchos miles de pesetas. A esto hay que añadir una vida fastuosa que en algunos centros de M a d r i d ha llamado la atención por el exceso de gastos. Todo esto lo justifica su autor diciendo que obedece a que su familia le envía de fuera cuanto dinero necesita para emprender negocios y para sus atenciones particulares, pero con objeto de que se ponga en claro la intervención en este asunto de este empleado y de otro amigo suyo, empleado también en el mismo departamento, l a P o l i cía les envió ayer, a disposición del juez de guardia, ante el que comparecieron otros dos empleados de la Oficina de Cambios, con el fin de ilustrar al Juzgado sobre diversos extremos que son de gran interés para el descubrimiento de los autores R e c o r t e s d e periódicos e n v e z d e billetes 23 MADRID VENTAS A PLAZOS Otro envío del que se tiene noticias es uno del Banco de Bilbao, impuesto el día 1 de octubre de 1925 en una estafeta de Correos de Sevilla. Contenía 8.365 pesetas en billetes de los Estados- Unidos, o sean 1,105 dólares, con destino a The Equitable Trust Company oj New York. E l envío iba en dos sobres que, al llegar a su punto de destino, aparecieron sin billetes, y en lugar de éstos recortes de periódicos. También hizo el mismo Banco y con igual destino un envío de 289 dólares, que desaparecieron del sobre para dar cabida a recortes de periódicos. Otras sustracciones se verificaron en sobres que venían certificados con destino, a
 // Cambio Nodo4-Sevilla