Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Htf rj. f r WmSms FIGURA X B UN HABITANTE D E L ECUADOR T E R R K S T R É ANDA CON NUHSTKO PLANETA, DURANTE! A í SEGUNDO OCIE DURANTE KI, DÍA t l A IVUAMIIVJ K LV Primores del mundo físico. ENTREACTO ACLARATORIO cante. S i la ciencia fuese de tai modo suave y flexible que se adaptara fácilmente a la sinuosidad mental de cada lector, la comprensión de los conocimientos sería exacta; l a exposición de las teorías, clara como el c r i s t a l nos veríamos ante una blanda adaptación de l a cera al molde. P e r o l a ciencia, m á s de una vez, nos sorprende con ideas de una rigidez inflexible, implacable, y la sinuosidad debe corregirse a manera de curva, que se rectifica y se adapta a un plano. Esta labor mental no se opera s i n esfuerzo, y existen personas que prefieren negar, negar siempre, a padecer, lo m á s mínimo por ese esfuerzo de adaptación a la recta infiexibilidad del principio. M a s el principio subsiste, aunque se niegue. E l fenómeno de esta subsistencia es irremediablemente necesario. E l propósito de divulgación de estos artículos no significa que su autor rehuya la discusión técnica (en otro lugar, o en éste mismo, si así place á la Dirección de A B C) de los principios o hipótesis expuestos, siempre que los contradictores se sitúen, no en dominios de la paleontología científica, sino a 3 a luz. moderna de los conocimientos y con. la amplitud de criterio y recta intención exigidas por vm leal y mutuo examen de pareceres. quien leyere. -Cuando empezamos a escribir estos artículos, respondiendo a una penetrantes ó h ¿Cokr invitación merecedora de toda gratitud, no creímos que tales trabajos fueran raíz o motivo de polé- mica, n i siquiera de disquisiciones m á s o menos c á l i d a s el sitio no es X de Tfóüuec c adecuado para entablar; discusiones técnicas, y menos aún si hay vislumbre de destemplanza. A s í en estas líneas sólo nos tomaremos la libertad de hacer algunas aclaraciones, y a que la cortesía exige respuesta a muchas cartas recibidas en la Redacción de A B C, y por nosotros, particularmente, sobre algunos puntos aquí tratados. Advertencia leal. -E n primer término, y sirva esta advertencia para los casos de discordancia de Jfmarille. r opiniones que pudiera haber en lo sucesivo, téngase muy presente que estos artículos son de divulgación, y claro es que carecen de importancia técnica. Pero c o n s i d e r a m o s oportuno añadir que no corresponderíamos dignamente al amable y honroso requerimiento de A B C si la divulgación dejara de fundaJ e Jifichais y ¡Bearmentarse en principios serios; unos, y a corrientes y admitidos por i n ¿léebriecur vestigadores de nota n o anticuad o s otros, consistentes en teorías e hipótesis de legitimidad indudable y muy lejanos de los cubileFIGURA X A D I S P O S I C I Ó N GENERAL DE LOS RAYOS CONOCIDOS teos al margen del e r r o r a que POR ORDEN DESCENDENTE DE NUMERO D E VIBRACIONES se refiere u n distinguido comuni (FRECUENCIA) Y ASCENDENTE DE LONGITUD DE ONDA A