Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 26 D E E N E R O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. R ros recursos de sus conocimientos. Plantea a continuación el estado en que se hallan en la actualidad las investigaciones en materia de A r t e y Arquitectura Hispanoamericana, demostrando la índole de las diversas tendencias y los métodos empleados. Contempla, además, la importancia que los estudios americanistas de arqueólogos geólogos y etnógrafos tienen para el análisis formar de los arquetipos virreinales, y cita las más importantes orientaciones y conquistas científicas de estos estudiosos. Place a renglón seguido la historia del proceso que en la República Argentina ha sufrido la Arqueología, de la que dimana el movimiento literario y luego el a r t í s tico y el arquitectónico. Puntualiza quiénes participaron en este movimiento precursor y el lugar que él ocupó en tan reñida contienda intelectual. Pasa nuevamente a estudiar los métodos a emplearse, fijando ejemplos de Arquitectura para llegar a la conclusión de cuan necesario es el establecer la base documental que permita el clasificar a ciencia cierta los estilos de los arquetipos virreinales. Por fin analiza sobre un gráfico de A m é rica el proceso de la invasión española, que, partiendo del mar de las Antillas, se bifurca hacia México y el P e r ú Observa cómo los centros de cultura indígena van absorbiendo el interés de la conquista y creando los grandes Centros coloniales. Sobre este principio establece la ordenación de las clases de acuerdo con el programa presentado a la Universidad, explicando la razón que informa Cada una de ellas dentro de un método preestablecido que en n i n g ú n momento aleje la visión de conjunto. Termina diciendo: D e Norte a Sur, las culturas precolombinas, primero, y luego el pleito de la conquista y de la estructuración virreinal, se eslabonan y enrielan en círculos o elipses que ruedan, en la cadena del proceso históricoestético de Suramérica. Esto es lo que hemos comprobado frente el gráfico que tenemos delante. Este viaje será, pues, para nosotros el diorama del drama investigativo cargado de imágenes y de sugestivas verdades. Con ello, el Sr. Noel dio por terminada su primera clase, manifestando que en el Laboratorio de A r t e quedará, en misión de seminario, a disposición de los estudiosos que deseen dirigirle preguntas o aclarar dudas. Una larga ovación premió el luminoso trabajo del notabilísimo arquitecto, que escuchó fervorosas felicitaciones. L a estandardización del material sanitario ritu del pueblo. Este despertar se debe al A r t e colonial hispanoamericano Gobierno en pleno, y de una manera espeE l ilustre arquitecto- argentino: D M a r cial al general Primo de Rivera, que tuvo tin S. Noel, ocupó ayer, en el aula máxima la certera visión de que el problema estaba de la Universidad de Sevilla, l a cátedra de en la Instrucción. E l presidente fué el que Historia del A r t e Colonial Hispanoamerillevó al presupuesto extraordinario cien m i cano, dotada por la Junta de Relaciones llones para escuelas. Después de la gran Culturales del ministerio de Estado, expoobra de paz de Marruecos, la obra ele enniendo la materia del curso y el carácter señanza es la mayor propaganda del Go- que habrá de revestir la serie de conferenbierno actual. cias de que- se compondrá. Dice luego que para enseñar hasta un U n selecto auditorio, en el que figuraban maestro y un discípulo; pero que esto no numerosas damas distinguidas, la mayor parbasta, y la obra de educación necesita el te de los arquitectos residentes en Sevilla, auxiliar de la familia, del hogar. profesores y alumnos de nuestro primer centro docente, ocupaban por completo el Se refiere luego al sistema antiguo de la palmeta y la correa en la escuela y dice que- amplio local, en cuyo estrado acompañaban al Sr. Noel el rector, D Feliciano Candau; hay que sustituirla por la blandura y el amor. D Joaquín H a z a ñ a s y el cónsul de la A r Así es como entra la escuela en el niño. H a y gentina, Sr. Molina. que encaminar la cultura hacia el bien. E l E l Sr. Candau dio comienzo al acto con fin. de la enseñanza es preparar al niño hacia la lectura de sendos telegramas del embajala vida, hacia el porvenir. (M u y bien. dor de aquella República y de rfuestro m i L a escuela- -continúa el orador- -no sólo nistro de Instrucción Pública, haciendo voenseña al niño, sino que éste es el vehículo tos por el éxito del curso de Historia del transmisor para la familia. Arte Colonial y dirigiendo efusivos saluHabla luego de los acuerdos sobre el mados a su ilustre titular. gisterio tomados en la Asamblea Nacional y E x c u s ó el rector el hacer la pi esentación que la rigidez y l a estrechez del presupuesto del conferenciante, tan bien conocido aquí lio. ha permitido llevar a l a Gaceta. A l hablar luego de los maestros dice que como en su patria y a l que. puede considerarse tan sevillano como argentino, ya que han surgido como las plantas, como los en nuestra ciudad ha nacido uno de los m á s grandes artistas de la nación, no porque se hermosos hijos de su. inspiración, cual es el hayan formado en los centros docentes. bellísimo pabellón de l a Argentina en la Pasa luego a estudiar la protección a los Exposición Iberoamericana. huérfanos de, los maestros y a los hijos en Asimismo puso de relieve el señor Canvida de los maestros. dau la importancia política, internacional y Dice que se han buscado tres edificios para docente entrañada en el hecho del acceso ello. E n Madrid, en Barcelona y en Sevilla. de un extranjero a una cátedra de UniversiSe ocupa luego. de los estudios compledad española; hecho que, en lo referente al mentarios, señalando el riesgo que corren caso de ahora, afirmará los lazos fortísimos ios niños que sólo tienen una base primaria. que en el orden cultural ligan a E s p a ñ a con Habla de las escuelas de adultos que han sus hijas la naciones del Nuevo Continente. reducido considerablemente el analfabetismo E l Sr. Candau oyó- muchos aplausos, que en España. Dice que con las disposiciones se prolongaron, en cordial salutación al d i sobre analfabetos que rigen en la milicia, sesertante, al levantarse éste para comenzar rán las madres las que empujarán a sus su trabajo. hijos para i r a las escuelas ante la perspecE l Sr. Noel comienza formulando su retiva, de un servicio m á s duro y prolongado. conocimiento al rector y al saludo que éste Con los estudios complementarios, vuelve le ha transmitido ai Sr. Callejo, que le ania. repetir, se habrá elevado el nivel medio mará como un nuevo estímulo. Agradece, de l a cultura nacional, que es el verdadero por otra parte, a Sevilla la espontánea coríndice de la cultura de uñ pueblo. Se ocupa dialidad con que, una vez más, le ha acogide Tos escalafones, diciendo que el Gobierdo, y, por último, se snuestra profundamenno- ha dictado medidas que dejan satisfechas te reconocido a la deferencia con que los las. ansias económicas del Magisterio. señores Murillo H e r r e r a y Ángulo han pues Pasa a examinar la enseñanza en Sevilla to a su entera disposición, facilitándole exponiendo de relieve e l deseo del Ayuntamien- traordinariamente la tarea a desarrollar, el to ¡sevillano en. 1927, de que en l a Exposi- Laboratorio de Arte. ción que. hoy asombra al mundo, la enseñan- Seguidamente, entra, en la. materia. de ésta za tuviera una brillante representación: su primera conferencia, subrayando en p r i Entonces se hizo una ordenación escolar mer término la oportunidad de la creación de para 162. escuelas, que importaba seis, rni- la- eátedra de Historia- del Arte- Hispano Coilonés ochocientas m i l pesetas. lonial- como una resultante de l a Exposición Pero la actividad entera de. Sevilla Ha te- Iberoamericana de Sevilla, que viene a crear ido que constreñirse a. Ja Exposición. Ibeun organismo estable, de vasta proyección. roamericana, y esto ha entorpecido algo la Agr- adece el conferenciante a S. M el Rey, marcha- del proyecto. al Gobierno- -y a la Universidad, el haber Ahora; se pretende llevar a la práctica, sido elegido para iniciar tarea tan significativa, déátacando una vez m á s el carácter con toda rapidez, lo proyectado y hay cuatro político cultural que dimanara de la. acción expedientes; dé- elfos, se- dispone- ya de un solar para rápida construcción. Algunas es- espiritual de eVta 7 cáte a íÁsegiira que pon di á strmáyor errtpeñó- en servir escuetamencuelas ya tienen local; y la instalación se har á con toda -rapidez. te el programaShistó. íico científico de tan hermoso post. ui. adoj eñipléando los m á s puE l conferenciante se ocupa de l a Ciudad Universitaria- de Madrid, dedicando un fervoroso: elogio a la labor del Rey, y dice, que cuando pasea- por la Exposición piensa en una Ciudad Universitaria de Sevilla, que podía tener su asiento en el edificio de la Plaza de España. Calle RecoEsperó: ei. Sr. Suárez que Sevilla sabrá letos, ip. poner l a instrucción a la altura de su ExposiPredilecto de las i áJVnlias M Madrid. Serio. e ción. Distinguido. Máximo confort Precios re Termina su. brillante disertación diciendo 5: ieidos. May económico en temporadas. que lodos los años viene a Sevilla porque es la síntesis de Andalucía, y que si algún día se perdiera la Historia de España, con la historia de Sevilla. y su archivo se podría SANATORIO SANTA ALICIA reconstruir la historia patria. (Grandes aplausos. t Director; Dr. Vital ¿Iza, Madrid Sobre el tema enunciado en el título, el distinguido teniente coronel médico D G u i llermo V a n Baumberghen explanó ayer su anunciada conferencia, a la que, acompañándole en el estrado, asistieron S. A el i n fante D Carlos, el cónsul de Cuba, Sr. Carballal, y el presidente del Centro Cultural del Ejército y la Armada- -donde el acto se celebró- Sr. Gutiérrez de Tobar, quien hizo la presentación del orador, exponiendo sus relevantes merecimientos. E l conferenciante, acreditando una sólida preparación y vastos conocimientos, expuso detalladamente los adelantos que, en orden a los servicios sanitarios militares, se han originado en los dolores y experiencias de la gran guerra, haciendo referencia a las fichas de identificación, a otros muchos servicios encaminados al m á s eficaz socorro de los heridos y, singularmente, al ideal por que se propugna al perseguir la uniformidad del material sanitario de todos los ejércitos, con lo. que se obviarán serios obstáculos ique la diversidad de tipos opuso, durante la conflagración, al transporte de los combatientes heridos. E l Sr. V a n Baumberghen fué efusivamente felicitado por el infante D Carlos y ruidosamente aplaudido por su numeroso y distinguido auditorio.