Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 30 D E ENERO D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G ifr ustedes- -dijo el general- Allí donde me encuentre, estaré para cuanto quieran. Aunque esta noche lo tenía todo dispuesto para retirarme a m i casa, vendré al m i nisterio porque, después de tantos años aquí, no quiero abandonar los timbres y los teléfonos, a fin de que, en caso necesario, no me, tengan que buscar. Aún soy Gobierno, y lo seré hasta que esté constituido el que ha de formar el general Berenguer. Más que nada me quedaré aquí para vigilar el orden público y por esto mismo he rogado. al general Martínez Anido, con quien he conferenciado, que continúe en Gobernación con este mismo objeto. E l presidente hizo una pausa, y luego d i j o ¿Y del nuevo Gobierno, qué hay? -Sabemos tan sólo que el general D E n rique M a r z o ocupará la cartera de Gobernación. Hemos oído decir, además, que probablemente será suprimido el ministerio de Economía. -N o lo creo- -contestó el general P r i m o de R i v e r a- N o lo creo, porque es un m i nisterio de un gran volumen, muy necesario para la máquina administrativa del Estado. Además, en todos los países se ha establecido es ministerio como imprescindible. -También se afirma- -agregaron los periodistas- -que al ministerio de Estado v a el conde de la Mortera. -Pero si no hay tal ministerio. E l m i nistro es el presidente del Consejo. Y o creo nue el nuevo Gobierno tendrá que constituirse y luego abordará su reorganización. -I Piensa usted ausentarse de M a d r i d? -S í Quiero descansar. M e hace verdadera falta. Antes, sin embargo, reorganizaré mi secretaría. E l marqués de Estella se despidió afectuosamente de los periodistas y se dirigió, acompañado de su ayudante, Sr. Rapallo, al local de la Unión Patriótica. lista del nuevo Gobierno. S i hay alguien i n teresado en que se restablezca cuanto antes la normalidad, con la jura de un nuevo Gobierno, ese soy yo. Desde luego, afirmo que Gobierno hay. Inmediatamente e! conde de Xauen salió, acompañado de su ayudante, Sr. Sánchez Delgado, y de su hermano D Luis, para continuar las gestiones. E l G o b i e r n o dimisionario A l mediodía se reunieron, en. el ministerio del Ejército, con el marqués de Estella, todos los ministros dimisionarios, a excepción del general Martínez Anido. A buena parte de esta reunión asistieron los ex m i nistros señores Calvo Sotelo y Yanguas. Había numerosos amigos del general P r i mo de Rivera en el antedespacho. Con ellos charló animadamente el presidente dimisionario y les dijo que a las cuatro y media de la tarde se. dedicaría, con el jefe de l a secretaría auxiliar, teniente coronel Cuervo, y su secretario, Sr. Cuerda, a la recogida de papeles, y a las ocho y media de, la noche abandonaría, definitivamente, el M i n i s terio. El conde de Xauen regresa a su domicilio A las dos de la tarde en punto, el general Berenguer dio por terminado su trabajo de la mañana y fué a su domicilio para almorzar. E n el domicilio del general renguer Be- M a d r i d 29, 11,30 noche. Después de almorzar el conde de Xauen recibió al comandante general de Inválidos, general Vallejo, y poco después al teniente general D. Agustín Luque. A las cuatro recibió a los informadores. ¿Qué hay de nuevo? -les preguntó. -N o sabemos nada; precisamente venimos a saber si usted ha ultimado alguna gestión. Se barajan algunos nombres, que se dan como seguros en el futuro Gobierno. E l general Berenguer insistió en que, como no es político, la crisis tiene que ser algo laboriosa, porque no se trata de un partido organizado que va ya a ocupar el P o der con todos los nombres posibles a su disposición. -S e indica al general D Enrique M a r zo, capitán general de Baleares, para la cartera de Gobernación. ¿Es cierto? -S í eso es verdad- -contestó el conde de X a u e n- H a aceptado la cartera de Gobernación, y me comunica que sale de Palma de Mallorca, a fin de llegar a M a d r i d cuanto antes. ¿Y el duque de A l b a? -Í- Ie sostenido con él un cambio de impresiones, como lie leído esta mañana en A B C pero no puedo decir nada respecto de esta conferencia. Añadió el conde de Xauen que había estado en Gobernación para sostener una conferencia con el general Martínez Anido y el director general de Seguridad, para enterarse de la situación general de Orden Público. -H a y normalidad- -agregó- -en toda E s paña. Se refirió luego el general a la expectación que había notado esta mañana en la plaza de Oriente, y dijo que no era de extrañar, porque él recuerda que al constituirse el Gobierno nacional, presidido por don Antonio Maura, había tal muchedumbre frente a Palacio que parecía que se acababa él mundo. E l nuevo presidente no realizó gestión alguna durante la noche Recibió el general Berenguer en las p r i meras horas de la noche numerosas visitas de amigos, que acudieron a saludarle, y ya no salió de su domicilio. Constantemente se reciben en casa del conde de Xauen numerosos telegramas de provincias y del extranjero, que clasifican I) Luis Berenguer y el ayudante del general, Sr. Sánchez Delgado. Los informadores que acudieron a saludar al nuevo presidente no pudieron verle. E l general permaneció en su domicilio r- su hijo, que por la ma. lana había llegado en avión desde Cádiz. E l general Berenguer debió de sostener numerosas conferencias telefónicas, pero i g noramos con ouién, así como sus resultados. L o que sí podemos afirmar es q u e h o y por la mañana temprano irá a Palacio y desde allí saldrá para realizar tres visitas, volviendo de nuevo al regio Alcázar. Podemos afirmar también, porque es una manifestación explícita del nuevo presidente, que esta tarde o en las primeras horas de lá noche, a lo sumo, Su Majestad el Rey tendrá en su. poder la lista del nuevo Gobierno, y si la. aprueba se verificará, sin pérdida de tiempo, la jura. E n la U n i ó n Patriótica Importante discurso del general P r i m o de Rivera E l conde de Xauen visita al g o bernador del B a n c o de España E l general Berenguer se dirigió al domicilio del actual gobernador del Banco de España, Sr. logueras, con quien conferenció una media hora para enterarse de asuntos económicos y financieros de actualidad, trasladándose- luego a su domicilio. E l general Berenguer desiste de ir a Palacio A última hora de la tarde, el ayudante del conde de Xauen, por encargo de éste, envió un recado a los periodistas que hacían información en el regio Alcázar, participándoles que na se molestaran esperándole, por haber desistido de ir a Palacio y que no lo haría hasta la mañana de hoy. Los informadores palatinos agradecieron esta atención del general Berenguer. E l marqués de Estella llegó al domicilio de la Unión Patriótica a las ocho de la noche. Se hallaban esperándole todos los Esta noche, a última hora, eran ministros miembros del Comité Ejecutivo Nacional, seguros los Sres. Marzo, en la cartera de los jefes provinciales que se encuentran en Gobernación; Sangro y Ros de Olano, de M a d r i d y casi todos los directores generaTrabajo, y Matos en la de Fomento. Juegan les de la situación dimisionaria. en el acoplamiento de carteras el duque de A l aparecer el general Primo de Rivera A l b a y el Sr. Estrada. Como decimos anen los salones, que estaban invadidos por tes, está pendiente de aceptación la cartera los socios, fué objeto de una larga y entude Hacienda, y para la de Instrucción Púsiasta ovación. blica se aseguraba el nombre de una perE l general P r i m o de Rivera se dirigió sonalidad académica. a los socios, para agradecerles aquella maE l conde de la Mortera, según declaranifestación de cariño. ciones que anoche publicó en la Prensa, Y o no pensaba encontrar tal recibimienniega terminantemente que hubiera de figut o- -d i j o- pero, ya que la ocasión me lo rar en el Gobierno. depara, diré que- precio y estimo en chanto vale este acto de fervorosa adhesión. Realmente, esta actitud me ha conmovido. L a b o r dei nuevo G o b i e r n o Es inútil explicar los acontecimientos- -Conocemos el pensamiento del conde de añadió- L a dictadura se gastó desde el Xauen, como ya dijimos anoche, y asegumismo momento en que anunció su pr. no ramos que el nuevo Gabinete se orientará fin. Todas las dictaduras, sin excepción de hacia el restablecimiento de la normalidad constitucional en el plazo más breve posi- s: ninguna clase, deben terminar lo mismo que empiezan. E n eso hemos cometido un ble, y que, como derivación de ello, irá a error. S i cuando surgió el golpe de Estado la convocatoria de unas elecciones generade 13 de septiembre hubiéramos tenido un les, con arreglo a la Constitución restableprograma completo y unos planes definidos, cida. E l Gobierno tendrá, además, una m i aquél y éstos estarían realizados, del mismo sión pacificadora de espíritu, y esta orientamodo que se logró la pacificación social. ción se traducirá en las oportunas disposiHemos gobernado con firmeza y de ello ciones. estamos satisfechos y contentos. Mañana- -siguió el presidente dimisionaInteresante conversación de los r i o- nos reuniremos a comer los trece experiodistas c o n el presidente d i- ministros del pasado Gobierno. E s un número simbólico. Sólo faltará, porque le permisionario dimos, el llorado duque de Tetuán. E n casi Los informadores políticos, a las siete siete años de régimen sólo ha habido catory media de la noche, saluda: on al marqués ce ministros, y. esto es de notar porque en de Egfcella para despedirse de él. el régimen pasado, y en dos lustros tan sólo, desfilaron setenta y tres ministros. -Y o siempre estaré a la disposición de Ultimas impresiones