Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 30 D E ENERO DE 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 17: La Nación L o que debe interesarnos a todos, y poi encima de todo, es que España no interrumpa su marcha ni sean turbados otra vez su paz y su avance progresivo. E l hombre que viene a gobernarla es también un soldado, soldado ilustre, de rectas intenciones, de clara, inteligencia, de limpio espíritu, consagrado por entero af servicio de la Patria. L a misma asistencia que hemos practicado y pedido para la obra de estos seis años, aun siendo modestísima la nuestra, la ofrecemos con toda sinceridad para proseguirla. L a previsión del general Primo de R i v e ra, ahora, como sucederá en otras ocasiones, nos releva de improvisar propósitos y de buscar orientaciones a nuestra actuación. L a doctrina que él ha sentado, y los procedimientos que él ha prescripto para todas las incidencias de la vida pública, son guia que no permite confusiones. Mañana, en ese banquete, se demostrará el fervor y el entusiasmo de la Unión Patriótica. Afirmo que estamos más unidos que nunca y que tenemos absoluta fe en los destinos de esta organización. Y o confieso que el requerimiento que h i ce a los capitanes generales no fué afortunada. De todos ellos recibí contestaciones categóricas y concretas. Se me ha preguntado que por qué no las doy a la publicidad y quiero contestar a esa pregunta. Todas las contestaciones que he recibido son de adhesión completa y expresiva, y cuatro o cinco de ellas tan entusiastas que son a modo de un toque de clarín. N o es eso lo que yo quería y por eso no publico las mencionadas respuestas. L a Unión Patriótica, siguió diciendo, debe mantenerse en estos momentos difíciles en una gran serenidad y dar pleno ejemplo de amor al orden. A h o r a voy a reunirme con el Comité, al que llevo una nota y algunos apuntes para la actuación que hemos de emprender. A h o r a es cuando, en realidad, nace la Unión Patriótica, y cuando podrá actuar más desembarazadamente. T r a bajaremos más unidos, con mayor enlace, y si como parece se va a unas elecciones, a ellas acudiremos con una actuación sincera v entusiasta. Y o os emplazo a todos- -terminó- -para laborar, constantemente, polla Patria, por el Rey y por nuestros ideales. U n a gran ovación acogió estas palabras del marqués de Estella, que fueron pronunciadas con cálido acento. E l general Primo de Rivera paso al s a lón de juntas y presidió la sesión del Comité Ejecutivo Nacional. A las nueve y media de la noche terminó el cambio de impresiones ha logrado comunicar esta noche con él telefónicamente, preguntándole qué decisión ha adoptado con respecto al ofrecimiento de una cartera que, según parece, le han hecho. E l Sr. Cambó ha dicho: Y o no tengo que tomar ninguna decisión. Estoy muy tranquilo en casa y voy a reunirme ahora con algunos señores para tratar de asuntos del Sindicato del Corcho, reunión importante y que será larga. Y no ha querido decir n i una palabra más. E n el expreso de esta noche, aunque de lo que se desprende de esta conversación no pensaba marchar, ha salido para Madrid don Francisco Cambó, al que han despedido en la estación algunos amigos. Juicios de la Prensa El Debate Madrid 30, 3 madrugada. N o es ésta la hora oportuna, el momento adecuado, para un balance, que necesariamente ha de hacerse, de la obra del general Primo de R i vera, desde que asumió el Poder, como consecuencia del golpe de Estado del 13 de septiembre del año 23, hasta anoche, que puso en manos del Soberano, con su dimisión, la plenitud de las atribuciones que la Constitución otorga a la realeza. Sí creemos en cambio que es deber nuestro subrayar toda la importancia del suceso político de anoche, hecho feliz que pone término a la interrogación inquietante al ¿Y después... que ha sido obsesión nuestra y del país entero durante los últimos años. Y a no hay solución de continuidad en nuestra vida política; España podrá proseguir normalmente su gloriosa Historia. E l señor Cambó a M a d r i d E n la mañana de hoy llegará a M a d r i d el ex ministro de Hacienda D Francisco Cambó, con quien estuvo ayer en comunicación el conde de Xauen. Ignoramos si inmediatamente después da su llegada conferenciara con el nuevo presidente, y suponemos que en esta entrevista quedará acordado si el Sr. Cambó entrará a formar parte del nuevo Gobierno, con la cartera de Hacienda. Aunque se afirma así, nosotros creemos que es más prudente esperar a que el cambio de impresiones del encargado de formar Gobierno y el Sr. Cambó se verifique. Opiniones de los señores Rodés, R o i g Bergadá y Cambó; éste sale para M a d r i d Barcelona 29, 12 noche. Interrogado por un periodista el ex ministro Sr. Rodés, ha dicho que su impresión acerca de la crisis es de satisfacción completa, y que como no se sabe aún qué es lo que va a suceder al Gobierno dimisionario, no puede adelantar opinión, pero cualquier solución que lleve a la normalidad democrática, le ha de parecer excelente. E l Sr. R o i g y Bergadá, por su parte, ha hecho un cálido elogio del general Berenguer, que fué ministro con él en el año 1918, y ha añadido que él entiende que el Gobierno, sean cuales fueren sus componentes, se dedicará, a su juicio, única y exclusivamente, a preparar la normalidad. Este Gobierno deberá convocar unas Cortes, en las que el Gobierno dimita y dé el Poder a ¡os que tengan mayoría, sean quienes sean. H a opinado que las Cortes se deben elegir mediante una elecciones hechas con absoluta sinceridad, y ha dicho, por último, que las elecciones hechas de esta manera supone que darán u. i resultado favorable al partido liberal. U n periodista ha tratado de ver al señor Cambó, s ¡n conseguirlo. E l periódico La Noche publica una nota de última hora en la que dice que, después de insistir mucho, La Época) A través de las vicisitudes de seis años y medio no hemos dejado de consignar nuestro lema político en estas columnas: M o narquía, Constitución, Parlamento Monarquía, porque es la garantía del orden, de la paz y del engrandecimiento de España. Constitución, porque es el pacto de ¡dos soberanías que hizo posible la Restauración y garantiza al ciudadano en la posesión y ejercicios de sus derechos. Parlamento, porque no hay otra fórmula política para la participación del pueblo en el ejercicio de las funciones públicas. A l cesar el general Primo de Rivera e sus poderes dictatoriales, la persona del sucesor simboliza aquel credo nuestro. E l ge El Liberal neral Berenguer- -todos lo sabemos- -es un E l artículo que en otro lugar reproduci- gran monárquico, un sincero constitucional mos demuestra hasta dónde considerábamos y un convencido parlamentario. Creemos que acertada la designación del general Betiene ante sí una misino muy dura, de marenguer para suceder a la Dictadura del yor lentitud en sus pasos que las que se- general Primo de Rivera en la fecha que rían sus intenciones y las nuestras, y por íué escrito aquel artículo. N o sabemos haseso mismo constituye un deber ineludible ta qué punto será hoy una solución para apoyarle para que venza esas dificultades. las libertades públicasr pero, desde luego, Por fortuna, el nuevo presidente del Concreemos que contribuiría mucho a hacersejo es hombre de ponderación, exento, por las viables produciendo en el país la inteigual, de flaquezas y excesos. De gran carior satisfacción que reste ambiente a los pacidad y cultura; avezado al Gobierno por fermentos revolucionarios. el ejercicio de altos mandos militares, llenos Es, a juicio de todos los que le tratan, de gran responsabilidad y por haber atrave un hombre civil enfundado en un uniforme sado circunstancias difíciles, y todo eso son militar. factores a facilitar sus tareas. El Sol ¿E n qué medida ha variado la situación L a crisis e n p r o v i n c i a s con la entrega del- Poder al general Berenguer? N o podemos saberlo hasta conocer por Júbilo p o r el nombramiento del las declaraciones oficiales los propósitos del nuevo presidente y la composición definitiva señor Estrada del Ministerio. Tampoco es todavía el moRonda 29, 4 tarde. Reina extraordinaria mento de iniciar la expresión libre de nuesanimación por el probable nombramiento tro juicio sobre el Gobierno desaparecido y del Sr. Estrada para la cartera de Justisobre la Dictadura del general Primo de R i cia y Culto. Se abrirá una suscripción povera, puesto que hasta la constitución del pular para regalarle el uniforme de m i nuevo Gabinete, el Poder sigue en las manos nistro, como demostración de las genérales del dimitido. Preferimos aplazar por hoy ese simpatías de que aquí goza. juicio. K Heraldo de Madrid N o hemos de ocultar la satisfacción que nos ha producido el desenlace de la situación política. A l cabo de seis años, cuatro meses y trece días desaparece el régimen dictatorial, encarnado en el general Primo de Rivera. N o es este el momento de hacer el análisis detenido de la obra dictatorial. N se nos permitiría hacerlo, n i disponemos de la serenidad y el tiempo necesario para emprenderlo. E n cuanto al juicio que nos merece la nueva situación, hemos de mantener, como es natural, una actitud especiante. E n este punto nuestro lema es: P o r sus frutos los conoceréis. Se espera mañana Marzo al g e n e r a l Valencia 29, 6 tarde. Se espera que llegue mañana, procedente de Palma, el general Marzo, al que se considera aquí como probable ministro de la Gobernación. E l general M a r z o a M a d r i d Palma de Mallorca 29, 8 noche. E n l vapor Valencia, ha salido el capitán general de estas islas, general Marzo, que marcha a Madrid, con objeto de hacerse cargo de la cartera de Gobernación en el nuevo Gobierno. L e acompaña su ayudante. Acudieron a despedirle en el mue lc to-