Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 3i D E E N E R O D E i 3o. 9 DIARIO DO. ILUSTRA ViGÉ- AÑO NUMERO 10 C T S SIMOSEXTO SUELTO, N 8. 55 4 F U N D A D O E L i. D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U G A D E T E N A AYER T A R D E JURO E L N U E V O G O B I E R N O PRESID I D O POR E L G E N E R A L B E R E N G U E R E l general Berenguer en Palacio. Lista de los señores que forman el U n a conversación con el presidente. Las impresiones de esta mañana. nuevo M i n i s t e r i o L a fórmula empleada en el juramento. L a primera nota del nuevo G o b i e r n o T o m a de posesión del nuevo presidente. Declaraciones de P r i m o de Rivera. S e reorganizará el ministerio de E s t a d o Otras noticias. Las impresiones de esta mañana Madrid 30, 4 tarde. Supimos anoche que el general Berenguer se reuniría con el señor Cambó en el palacio del duque de Alba, para tratar de la aceptación por el ex ministro regionalisía de la cartera de Hacienda. N o pudimos decirlo por causas ajenas a nuestra voluntad; pero, desde luego, suponíamos que alrededor de esta entrevista giraría la solución cíe la crisis, cualquiera que fuese la contestación del Sr. Cambó. al llegar al Palacio de L i r i a y tampoco el general Berenguer, que entró rápidamente. L a conferencia se prolongó hasta las doce y diez de la tarde. A esa hora salió el general Berenguer, y dijo a los periodistas, que, en gran número, le esperaban: -V o y a Palacio. Todavía no puede decirse absolutamente nada, porque, como comprenderán ustedes, antes de hacer pública cualquier noticia, tengo que informar a otras personas. Dentro de una hora ya habrá alguna. Cuento- -añadió- -con que la c r i sis se resuelva hoy, desde luego. Estén completamente seguros de que hoy queda resuelto todo. -A su salida de Palacio, ¿dará la lista? -Y a veremos; ya veremos. nistro de Instrucción Pública, y también puedo añadir que esta tarde, probablemente antes de que ésta termine, se conocerá concretamente el resultado de las negociaciones para formar Gobierno. Una conversación con el conde de la M o r t e r a E l señor Cambó en M a d r i d A las diez y cinco de la mañana, en el segundo expreso de Barcelona, llegó a M a drid D. Francisco Cambó, acompañado de uno de sus secretarios. E n los andenes de la estación del Mediodía le esperaban los señores conde de Vallellano, Recaséns y el abogado Sr. Balnach. E l Sr. Cambó apeóse del vagón y casi sin cambiar palabra con los que le esperaban, les estrechó rápidamente la mano y atravesó el andén, sin que los periodistas que le aguardaban con el fin de interrogarle pudieran entablar diálogo. Subióse al automóvil y dio al chofer las señas del Ritz. E n este hotel estuvo breves momentos y de allí se dirigió a hacer algunas visitas, y, después, al palacio del duque de Alba. L o s señores Cambó y conde de la M o r t e r a no formarán parte del Gobierno Minutos después, salieron juntos los señores Cambó, conde de la Mortera y duque de Alba. Preguntaron los periodistas al ex ministro de Hacienda si se quedará en Madrid, a lo que contestó con estas palabras: -N o mañana regreso a Barcelona. -Y después, ¿se irá usted a París? -N o no, en la semana próxima volveré de nuevo a la Corte. -P e r o desde luego, ¿se queda usted en el ministerio de Hacienda? Rápidamente, el Sr. Cambó contestó: -N o no me quedo con la cartera de Hacienda. ¿Y el conde de la Mortera? -Tampoco entrará en el Gobierno. Don Gabriel M a u r a iba a marcharse en su automóvil, pero el Sr. Cambó le invitó a subir al suyo, y marcháronse juntos. E l duque de A l b a quedó un momento en la puerta de su palacio, en conversación con los periodistas, a quienes saludó muy cariñosamente. Los informadores le dieron la enhorabuena, como futuro ministro de Instrucción Pública, y el duque de A l b a la agradeció, confirmando su aceptación de dicha cartera. ¿Cuándo jurará el nuevo Gobierno? -M i impresión es la de que jurará esta misma tarde. ¿N o forman parte del Gobierno los señores Maura y Cambó? -D e ninguna manera; ni el conde de la Mortera ni el Sr. Cambó figurarán en el nuevo Gobierno. Comprenderán ustedes- -añadió- -que yo nb puedo ser más explícito, pues lo que hay resuelto hasta ahora es preciso comunicárselo a otras personas, que deben ser las primeras en conocerlo. Desde luego sí afirmo que yo soy el m i- En e! domicilio del Xauen conde de Desde muy temprano había numerosos periodistas ante la casa del general Berenguer, con el fin de saludarle cuando saliera para reanudar las gestiones en la tramitación de la crisis. E l conde de Xauen apareció en la puerta de su domicilio a las diez y veinte. Y a ios periodistas sabían, por referencias de las personas allegadas al general, que éste había celebrado varias conferencias telefónicas antes de salir. Saludó cariñosamente a los reporteros y les dijo: -P o r lo visto, madrugan ustedes más que yo... ¿T i e n e usted ya algo resuelto? -A ú n no. De eso trato, de resolverlo. A h o r a voy a Palacio, y después proseguiré mis trabajos. Y no dijo más. Acompañado de su ayudante, Sr. Sánchez Delgado, tomó su automóvil, y se dirigió directamente a casa del duque de Alba. Madrid 30, 11 noche. Los periodistas han procurado, en la tarde de hoy, ponerse al habla con el conde de la Mortera, para conocer lo ocurrido en la reunión del palacio de L i r i a y saber los motivos que haya tenido el Sr. Cambó para no aceptar su participación en el Gobierno. E l conde de la Mortera ha dicho lo s i guiente -Y o entiendo que el problema fundamental hoy en la política española es un arreglo definitivo de la Hacienda; entiendo, también, que el único capaz de resolver satisfactoriamente ese problema y llevar nuestra Hacienda- por los verdaderos derroteros que la conduzcan a su mayor florecimiento, es el Sr. Cambó. Desde luego, yo supedité mi entrada en el Gobierno a la entrada del ex ministro catalán, pero no como alguien, mal intencionado, ha supuesto, en la relación de jefatura política, sino en la coincidencia ideológica en cuanto a los problemas financieros. N o es exacto, y ya veo la interrogación en los labios de ustedes, ue el Sr. Cambó haya puesto condiciones para entrar en el Gobierno del general Berenguer; ha expuesto, eso sí, sus ideas en orden a los problemas de la Hacienda española, y a pesar de los ruegos del general Berenguer y míos, no ha sido posible convencerle; de modo que él no entra en el Gobierno, n i yo tampoco. Como le preguntaran si el Sr. Cambó recordaría su frase, pronunciada hace varios años, de que él es un hombre de pasado mañana dijo el conde de la Mortera, sonriente: T a l vez, tal vez; es posible que el Sr. Cambó sea el hombre de pasado mañana. E l nuevo ministro de Trabajo M a d r i d 30, 11 noche. E l Sr. Sangro y Ros de Olano se encontraba en Roma cuando recibió la invitación del Sr. Berenguer para formar parte del Gobierno. E l Sr. Sangro, que es pariente del v i cealmirante y embajador de España en el Vaticano, marqués de Magaz, salió inmediatamente para Madrid. Importante reunión en el palacio de Liria Esperaban al encargado de formar Gobierno el duque de Alba, D. Francisco Cambó y el conde de la Moriera. L o s Sres. M a u r a y Cambó nada dijeron L a Junta de G o b i e r n o déla A s a m blea, dimite Madrid 30, 11 noche. H o y se ha reunido la Junta de Gobierno Consultiva, bajo la
 // Cambio Nodo4-Sevilla