Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 31 D E E N E R O D E 1936. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17. riodista le preguntó que s i después de l a jura tomaría posesión de la cartera, a lo que contestó: -S í desde aquí iré directamente al M i nisterio para hacerlo. L a jura se celebró con el mismo ceremonial que por la tarde, acompañando a S u Majestad el Rey las mismas personas. A las once y veinticinco salió el general Marzo, el cual dijo a los periodistas: -N a d a señores; he jurado y voy ahora a Gobernación para tomar posesión, pues allí me está esperando el general Martínez Anido. A las doce menos veinticinco salió el conde de Xauen, y a preguntas de los periodistas contestó: -N a d a H a jurado el general Marzo, y luego hemos hablado con Su Majestad. Después que cada ministro se entregue de sus cosas habrá Consejo; es decir, más que Consejo un cambio de impresiones. Mañana no vendrán los ministros de turno a despachar porque estarán dedicados a las tornas de, posesión; yo sí vendré. ¿Traerá usted algún decreto a la firma? -No. ¿Y lo de Estado? le preguntó un i n formador. -E s o será o no será, contestó. Son cosas que dice la gente, y como todo lo que se dice por ahí, no deja de ser fantasía. Y despidiéndose afablemente de los periodistas, subió al automóvil. -M e permitirán ustedes que se la lea yo mismo, es muy corta. L a nota dice así: Reunido el Gobierno bajo la presidencia de Su Majestad, a las cinco de l a tarde juró con la fórmula tradicional y después, bajo la presidencia de S. M el Rey, el presidente dio cuenta de la tramitación habida desde que recibió el encargo de formar el Gobierno, haciendo resaltar las facilidades que encontró y agradece, pues ellas le han permitido la rápida formación del Gabinete. S i n entrar a concretar, trazó las líneas generales que el Gobierno ha de seguir para tranquilizar los espíritus y atender la administración, marchando con un buen deseo al paso que las circunstancias le consientan, hasta llegar a la muy deseada normalidad jurídica y constitucional. Saludaron a S. M la Reina y al príncipe de Asturias. E l ministro de la Gobernación- llegará esta noche, jurando seguidamente. E l de T r a bajo llegará el lunes, prestando juramento en ese día. EJ genera Berengüer, felicitado Se le preguntó al Sr. Estrada a qué hora juraría el ministro de la Gobernación, y contestó que a las diez y media. Cuando el Sr. Estrada se despedía de los informadores, salía de Palacio, ya vestido de paisano, el general Berengüer. Á la puerta del Alcázar, muchos amigos del presidente, que habían acudido exclusivamente para eso, le felicitaron. D i j o que iba a la Presidencia a tomar posesión. que no hemos descansado un solo momento. Adscrita también a la Presidencia está la secretaría de Asuntos Exteriores y asimismo el Consejo Superior Aeronáutico, que es un verdadero órgano de enlace y compenetración entre la Aviación civil y la militar. También se encuentra en esta Presidencia la Junta de Destinos Civiles, aue ha hecho una labor tan escrupulosa y tan honrada que no hay un solo ciudadano a quien corresponda en derecho un destino y no lo posea. E l general Villalba, ilustre veterano, ejerce esta función tan importante como la de presidir el Comité de Educación Física y Ciudadana. A este organismo se asimilaron los comandantes excedentes por la reforma, quienes encontraron aquí, no sólo el complemento de sus haberes, sino campo extenso para laborar entusiásticamente por la Patria. De mi secretaría auxiliar, que ha sustituido a la asesoría y secretaría particular, sólo he de decir que hizo una labor extraordinaria; lo mismo que la Oficialía M a yor, más disminuida, pero que ha realizado una obra metódica y escrupulosa. H e de dedicar un recuerdo al Sr. Celorrio, recientemente fallecido, y unas frases de elogio para el sustituto, hombre muy trabajador y capacitado. De esta secretaría sólo he de decir que está formada por hombres muy entusiastas que han colaborado conmigo en la obra más grande de nuestra vida, que no es otra que la del iégimen que acaba de finalizar. Estos hombres dejarían de ser lo leales que son si no se pusieran a la disposición del general Berengüer, que representa, en estos momentos, a la Madre España, y es símbolo de la nación; sobre él pesan abrumadoras responsabilidades. Y o le saludo con el mayor cariño y la efusión más grande y le repito que todos estamos siempre dispuestos al cumplimiento del deber. E l conde de Xauen contestó con las siguientes palabras: Agradezco el alto honor que me hace el general Primo de Rivera al presentarme a tan distinguidos y capacitados funcionarios. Conozco las tradiciones de esta casa y sé el grado de capacidad y laboriosidad de los hombres que en ella trabajan. Vuestra cooperación me será más precisa que lo fué para el general Primo de Rivera, porque yo no tengo las cualidades realmente extraordinarias de mi antecesor en este cargo. Y o rindo en este momento al ilustre marqués de Estella el testimonio de mi admiración y respeto. U n saludo para todos. Inmediatamente el general Primo de R i vera se dispuso a abandonar la Presidencia, acompañado de su secretario, Sr. Cuerda, y de sus ayudantes señores Monis y Rapallo. Estrechó afectuosamente la mano de todos los que allí se encontraban y se dirigió al ascensor, acompañado del conde de Xauen. E l presidente del Consejo de ministros inició un aplauso lleno de calor hacia el marqués de Estella, y la ovación fué entusiasta y prolongada. Luego el conde de Xauen fué objeto de cariñosísimos aplausos. E n los salones bajos de la Presidencia fué nuevamente aplaudido el general Primo de Rivera. E n el ministerio del Ejército. V i sitas y conferencias E n una ceremonia muy breve tomó posesión de la cartera de Ejército el conde de Xauen y seguidamente recibió en su despacho oficial al ministro de la Gobernación, general Marzo, que había llegado momentos antes procedente de Valencia y al que recibió el Sr. Berengüer (D. Alejandro) L a primera visita del ministro de la Gobernación fué para el general Berengüer, con quien sostuvo un breve cambio de i m presiones. L e abordamos a la salida y como le recordáramos algún hecho militar de África en el que intervino, nos contestó: Aquellos eran otros moros distintos de estos de por acá. Nos añadió que después de la jura, señalada para las diez y media de la noche, tomaría posesión de la cartera y sostendría un cambio de impresiones con el general Martínez Anido. E i conde de Xauen recibió después al general Vallejo y más tarde al capitán general de Cataluña, general Barrera. Cuando éste entraba en el despacho del presidente le preguntamos: ¿Vuelve usted a Barcelona? -Indudablemente. -S e ha hablado de la posibilidad de qué ocupe usted un alto cargo de confianza, hoy vacante. -N o hay nada de eso. Y o no soy más que capitán general de Cataluña. L a conferencia del conde de Xauen y el general Barrera duró una media hora. T o m a de posesión de nuevo p r e sidente. L o s discursos Desde Palacio, el general Berengüer se dirigió a la Presidencia del Consejo de m i nistros, con objeto de tomar posesión oficial de su cargo. Se hallaban esperándole el presidente d i misionario y todos los altos funcionarios de l a Presidencia, entre ellos el secretario general de Asuntos Exteriores, el presidente del Consejo Superior Aeronáutico, el de la Junta de Destinos Civiles, la secretaría auxiliar, con su jefe, el teniente coronel señor Cuervo; el director general de Marruecos y Colonias, Sr. de las Barcenas, y todos los funcionarios dependientes de la Presidencia. Su Alteza Real el infante D Fernando acudió a la Presidencia para saludar a los presidentes entrante y saliente. Conferenciaron una media hora los generales marqués de Estella y conde de Xauen, y luego invitaron a pasar al despacho a los funcionarios que allí se hallaban. E l marqués de Estella se expresó en estos términos: N o tengo por qué presentar al ilustre general Berengüer. E n un ligero cambio de impresiones que con él he tenido he exaltado con justicia las condiciones de capacidad, laboriosidad y fidelidad del personal que me ha ayudado en esta Presidencia del Consejo. Y o requiero a todos los que me escuchan para que continúen prestando, mientras se les reclamen, sus servicios a la Patria. Tiene el general Berengüer muy fácil inteligencia, y tan pronto como empiece a actuar se dará cuenta de la labor tan compleja que aquí se realiza. H a y agrupados aquí centros importantísimos. E n primer lugar está la Dirección general de Marruecos y Colonias. E l general Berengüer se dará pronto cuenta de la vitalidad que en cuanto a las Colonias ha recibido este Centro por la labor persistente que en ellas se realiza; y no hablo de Marruecos, porque en este problema el general Berengüer es un maestro que todo lo sabe y nada ignora. S i n embargo, en la parte civil se ha hecho una gran labor, en l a E l nuevo ministro de la G o b e r nación jura el cargo A las diez y cuarto llegó a Palacio el general Berengüer, de paisano, al que acompañaba su ayudante, teniente coronel Sánchez Delgado, y dijo a los policías que hacen servicio a la puerta del Alcázar: Cuando llegue el general Marzo, que le espero en la Casa M i l i t a r Minutos después llegó éste, de uniforme de gala, cruzando su pecho la banda del Mérito M i l i t a r roja, y su ayudante. U n pe- Después de la toma de posesión, l i n a s palabras del conde de Xauen. E s t e es un G o b i e r n o constitucional Antes de salir de la Presidencia el conde de Xauen recibió al director de l a E x posición de Sevilla, Sr. Cruz Conde, que deseaba presentarle la dimisión de su cargo. Ignoramos el resultado de la breve entrevista; pero creemos posible que el señor Cruz Conde continúe hasta la terminación- del Certamen, ya que parece perjudicial una solución de continuidad en la dirección del mismo.
 // Cambio Nodo4-Sevilla