Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 31 DE ENERO PE 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 18. cia de la responsabilidad podía desertar del cumplimiento del deber. Nos dijo, por último, el Sr. Matos, que, después de aceptar la cartera escribió al Sr. Sánchez Guerra, participándoselo, y que tuvo, poco después, una contestación efusiva y cariñosa. E l nuevo ministro de Fomento está muy mejorado de las graves lesiones que se produjo en el brazo derecho en un accidente. E l general Berenguer se detuvo un momento a conversar con los informadores, antes de tomar el automóvil para dirigirse al ministerio del Ejército. E n realidad- -dijo- -la nota oficiosa facilitada después de la j u r a es bien explícita. Se ha jurado de modo constitucional, y se dice así para que no quepa duda se v a a la reintegración jurídica y también a la tranquííización de los espíritus, si es que hay algo de intranquilidad en ellos. Y nada más. Los periodistas le preguntaron si el m i nistro de Trabajo juraría el próximo l u nes. S í Ese día por la mañana llegará a M a drid. H e recibido hoy un telegrama suyo de Montreaux. E l sábado lo pasará en París, y ese mismo día saldrá para Espa a. A h o r a voy al ministerio del Ejército- -añadió- -para tomar posesión, sin ceremonia alguna. De otras declaraciones nada puedo decir hasta que pausen unos días. Desde Juego, el próximo sábado tendremos Consejo, a las seis y media de l a tarde, aquí, en la Presidencia. U n a conversación c o n el p r e s i dente Constitucionalidad y normalidad Se restablecerá el ministerio de Estado y continuará el de Economía L a proverbial amabilidad del presidente del Consejo encontró tiempo en el cúmulo de ocupaciones que anoche mismo le angustiaban para sostener con uno de nuestros redactores una interesante conversación. L e requerimos para que nos trazara breve. mente las directrices del nuevo Gobierno, y el conde de Xauen se expresó así: H e dicho antes, que en la nota- declaración facilitada anoche en Palacio, está cuanto por el momento puede decir el Gobierno a la opinión pública. Nadie dirá que esa declaración es confusa y poco concreta. Afirmamos en ella nuestro deseo de llegar a la normalidad jurídica y constitucional. U n a y otra tienen importancia, y por eso se marcan bien en el documento. Se afirma también el compromiso de i r a la pacificación de los espíritus, y se agradece las facilidades encontradas para la formación del Gabinete. Respecto a esto último, nadie podía pensar que de la Dictadura se saliera en 36 horas, sin dificultades de ningún género. Y o estoy satisfecho realmente de la buena disposición que he encontrado en todos los sectores que han jugado en la tramitación de esta crisis. rio tiene muchos puntos de contacto con el de Hacienda; es decir, que la función más importante, tal vez, que le está encomendada no puede separarse de la gestión de H a cienda. Por eso he creído preferible encargar interinamente de la cartera al titular de Hacienda, con el fin de que haga un estado de acoplamiento y de reorganización, y me indique luego la persona que a su juicio debe encargarse del desempeño del departamento, claro es que previo examen del Consejo de ministros para la oportuna propuesta. N o contestó el conde de Xauen de un modo categórico a nuestras preguntas relativas al restablecimiento de las antiguas subsecretarías, si bien creemos que muchas de ellas se restablecerán, según las necesidades y la importancia de las mismas. Nada ha hecho aún el general Berenguer en orden a la provisión de altos cargos, y así nos lo declaró de una manera explícita y terminante. Hicimos alusión a la visita que acaba de hacerle el general. Barrera, y nos explicó que obedecía al deseo suyo de conocer todas las noticias posibles de Cataluña. Nos agregó que el general Barrera regresaría inmediatamente a su destino. Mañana- -nos dijo por último el conde de Xauen- -iré a Palacio, y luego a la Secretaría de Asuntos Exteriores, para saludar a los funcionarios y enterarme de los Asuntos principales que están pendientes, y después vendré al ministerio del Ejército, para continuar la labor. E l presidente del Consejo, antes de marcharse a su domicilio, conferenció con el jefe del Gabinete de Información y Censura, D. Celedonio de la Iglesia. E l señor E s t r a d a E l nuevo ministro de Justicia recibió á los periodistas, a las diez de la noche, en el Hotel de Roma, donde se aloja. Con la mayor amabilidad y cortesía departió con ellos. Se refirió a su antigua amistad con el genera! Berenguer, y dijo que cuando recibió el requerimiento de éste sólo supo ponerse incondicionalmente a sus órdenes. Recordó los cargos que ocupó en anteriores Gobiernos, entre ellos la subsecretaría de Fomento, pues la de Hacienda no llegó a desempeñarla en ocasión en que fué designado para ella. Respecto de sus propósitos en la obra que como ministro de Justicia haya de emprender, apenas udo adelantar nada concreto. Deseo- -dijo- de acuerdo con el criterio general del Gobierno, i r al restablecimiento de la Constitución, para lo cual habré de derogar aquellos decretos del departamento de Justicia que están en viva oposición con ella. Puede citarse como eiemplo el Real decreto referente a las facultades del Gobierno para suspender la ejecución de las sentencias dictadas en la vía de lo contencioso- administrativo por el T r i bunal Supremo, disposición que está en pugna con el Estatuto Constitucional, Pero habrá que i r no tan deprisa que tropecemos- -añadió el Sr. E s t r a d a- -n i tan despacio; que nos hagan tropezar. Nada dijo e! nuevo ministro de Justicia respecto a la posibilidad de provisión de los altos cargos del ministerio, pero no ocultó su pensamiento sobre la atención que piensa dedicar a la Justicia municipal, por entender que, no obstante la modesta esfera que lo compete, en orden a la cuantía dej los procedimientos a ella sometidos, su función es sumamente importante, por referirse sus sentencias, generalmente, a las cía ses populares, que sienten vivamente cualquier irregularidad. Dedicó el Sr. Estrada palabras de cariñei a Málaga, pues, aunque cordobés de nacimiento, reside e i ella hace treinta años, y la representó en Cortes, así como a Ronda, en varias ocasiones. Manifestó que recibiría en el ministerio a la Prensa en cuantas ocasiones fuera so licitado para ello. Manifestaciones del ministro de F o m e n t o L a obra del conde de Guadalhorce Conversamos anoche, a última hora con el ministro de Fomento, D. Leopoldo M a tos. L e requerimos para que nos adelantará algo de sus propósitos en orden a la gestión que ha de desarrollar en el departamento, y he aquí sus palabras. E l dinamismo y la preclara inteligencia del conde de Guadalhorce, m i antecesor, han logrado en el ministerio de Fomento una obra de t. l envergadura y transcendencia, que difícilmente podrá nadie superar. Sólo hombres verdaderos, geniales, pueden llegar a obras de tanta importancia y que reauieren tanto sacrificio. H a y sin embargo, problemas dentro del departamento, que requieren un detenido y minucioso esE n cuanto al deseo de i r a la normalidad tudio. De ellos, considero dos como muy y a l a convocatoria de unas elecciones, ¿quién puede dudarlo? principales: el de ferrocarriles y el de la Confederación Hidrográfica. H a y en cuanPulsando l a opinión- -agregó el presito a los otros, una contracción en los pagos dente- -se ve en ella un anhelo general para encontrar pronto esa normalidad, que es de los qué están en ejecución, y sólo esto también el deseo del Gobierno. E s posible necesita maduro examen. De cualquier moque nos distanciemos únicamente en los do, necesito enterarme bien de la situación plazos, pero no en la aspiración. actual de Fomento, donde se ha hecho tanto, y tan importante, que sólo el enterarse Y se explica: los que piden, tienen la medida de su deseo, pero los que otorgan ha de necesitar lentitud. M i misión será, tienen asimismo la medida de su responindudablemente, deslucida, djespués de la sabilidad. brillantísima realizada por el conde de Guadalhorce. Y o creo, y lo digo porque así lo- ¿Piensa usted restablecer la cartera de siento, que de la Dictadura, lo que ha de Estado? quedar es la obra gigantesca de mi antece- -Indudablemente. Las representaciones sor en el cargo. extranjeras prefieren el tratar con miembros de Gobierno de su misma categoría; pero, E l Sr. Matos nos di i o que hoy, a las doademás, los asuntos de verdadera importance, tomaría posesión de la cartera. cia, que tramita y resuelve ese Ministerio, N v 3 explicó que al proponerle el geneno pueden ser contenidos en un simple desral Berenguer la cartera de Fomento no dupacho de trámite, ya que requieren una asidó un momento en aceptarla; de tal modo duidad de estudio, de permanencia y de consque hubiera ido a cualquier otro puesto subtante preocupación. P o r otra parte, esa caralterno. tera es quizá la más antigua de España, y S i quiere el general Berenguer- -le dijo de una mayor tradición. al amigo que en su nombre le visitó- -salga- ¿E l ministerio de Economía se supripara Barecelona. o para cualquier otro gomirá? I bierno, lo haré inmediatamente. Y o creo- -No. L o que sucede es que ese ministeque en estos momentos, nadie con concien- L o s trece ministros que constituy e r o n la dictadura. U n a comida Anoche invitados por el marqués de E s tella, comieron en el domicilio de éste los trece ex ministros que formaron parte del Gobierno de Dictadura que sustituyó al D i rectorio militar hasta anteayer. Manifestaciones del general M a r zo. Sustituyendo a A n i d o E l generaL Marzo, al abandonar esta madrugada el ministerio de la Gobernación, saludó a los periodistas. D i j o que recibiría a la Prensa después de medio día, y, por último, hizo notar una persistente coincidencia que tiene mucho de curiosa: al cesar el general Martínez Anido en la dirección de la Academia de Infantería, fué sustituído por él; algún tiempo después recibió también de sus manos la Comandancia general de Melilla, y, por último, ha venido también ahora a sustituirle en el desempeño dé la cartera de Gobernación.
 // Cambio Nodo4-Sevilla