Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 1 D E F E B R E R O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. 1 a fecta y homogénea la novísima forma escénica, el drama mímico que nació de la música sinfónica, y obediente a. la humana necesidad de ver materializado el gesto y l a visión sugerida de la lírica. A n a Pavlova, trasunto fiel, ánfora preciosa en la que se contienen las puras esencias del arte imaginado por León Bakst y J. F E R N A N D E Z D E L V I L L A R el lirismo musical de Moussorgsky, Rimsky, Korsakow y Stranwisky, reaparece triunfante interpretando la famosa danzarina lo E n el teatro Fontalba, de M a que pudiéramos llamar el ballet de cámara. drid, se estrenó anoche La felicidad de ayer, comedia en tres acTres obras de diversa modalidad, Amaritos, de Juan José Lorente. lla, de Glazounoff; el baile Chopiniana, glosa de temáticos motivos del romántico Intentar una autocrítica es algo así como Chopin, y el gracioso divertimiento Bal eosdar vueltas a la noria del tópico. turné, mensuraron la artística variedad de la Seguro de no ser buen juez de sí mismo, Pavlova y su técnica insuperable. Los cuanunca se atreve uno a escribir su verdad. dros, compuestos con elegante originalidad, Cohibe también el miedo a las torcidas i n y el espectáculo en conjunto, discretamente terpretaciones. L a verdad lisa y llana, se presentado, en el que sobresale Pierre V l a achacaría a petulancia, en unos casos; en dimiroff, fueron adecuado marco para el arte otros, a falsa modestia, l a más odiosa de las fulgurador de la Pavlova, a la que él público La Pavlova, en M a d r i d virtudes postizas. A todo, menos a honrada dedicó el cálido homenaje de sus aplauA n a Pavlova, hada tutelar del ballet ruso, sos. -F. sinceridad de! pensamiento. Partiendo, pues, del principio, de que el nos brinda desde el escenario de la Zartópico es ineludible, hagamos la menor can- zuela, las excelencias de su arte maravilloso, de académico clasicismo, en una moderna y tidad de prosa topicista. La felicidad da ayer es- -en mi propósi- estilizada realización. De nuevo, transcurrito- -una comedia sencilla y clara. U n con- dos algunos años, de aquella briosa irrupflicto, leve quizá, pero muy de ahora, as- ción en el Real, del desbordante espectáculo M a r í a Palou, la actriz profundamente hupira a servir el designio de mover persona- de luz y de poesía que fueron los primeros mana, corazón de mujer y de artista, sigue jes obedientes al impulso de acciones y re- ballets rusos, A n a Pavlova, la musa inmarrecorriendo en triunfal campaña los esceacciones humanas, para llegar a la conclu- cesible de tan elevada manifestación escé- narios de provincias. Después de su brillansión optimista de que, en las personas fun- nica y lírica, nos deleita con sus fascina- te actuación en Barcelona, San Sebastián damentalmente buenas, la bondad se impone doras gracias y su artística virtuosidad. Las la recibe con encendido y cordial aplauso. a todas las ventoleras del desequilibrio ner- m á s leves palpitaciones humanas, todo el E n el teatro del Príncipe reanuda sus proarco iris que va desde el ensueño a la reavioso. lidad en las metamorfosis más bellas, se longados éxitos al representar las comedias Eso es La felicidad de ayer... en mi proadaptan con inefable armonía al ritmo in- Pipióla, de los Quintero, y Paloma, de Fepósito. E n la realidad, ¿quién sabe lo que lipe Sassone, preciadas ejecutorias de su grávido de la genial artista de la danza. ¡habrá resultado? Y o no, ciertamente. L l e talento interpretativo. No es posible al hablar de A n a Pavlova, gué a este mundillo proceloso del teatro en- -L u i s Fernández A r d a v í n y Valentín de esa edad, un poco triste, en la cual todo trofeo el más rico del ballet ruso, olvidar- Pedro han leído en el Español, de la corte, alecciona. Sin embargo, la única verdad que se de León Bakst, el creador del ballet ruso. Los tres mosqueteros, que han extraído, en Es interesante recordar que Bakst, como lie aprendido en él es la de que cada día una libre adaptación escénica, de la novela muchos otros artistas de Europa, estaba i n- de Dtimas. L a obra tuvo un excelente éxito sé menos de estas cosas. fluenciado por los académicos, realistas, de lectura, y comenzará a ensayarse inmePara los devotos de Talía tiene La felicidad de ayer un interés de orden extrínseco. simbolistas, por el pasado y por los pintores diatamente. Como Emilio Thuillier se sepaE s la primera obra española que estrena mundanos. E n Rusia advertíase una enorme ra de la compañía, el papel de cardenal R i- -en el sentido estricto de la palabra esti- confusión estética. L a diversidad de modos chelieu, escrito para él, lo interpretará el semar- -la exquisita actriz argentina Camila de expresión correspondían exactamente a ñor Juste. Athos, Phortos y Aramis tendrán Quiroga. A esto, sin duda, se debe el cari la diversidad de los espíritus y al exagerado su encarnación escénica en los Sres. Díaz de ñ o con que acogió la comedia. Y lo mismo individualismo del que más de uno aparecía Mendoza y Guerrero, F á b r e g a s y Salas, resque la gran actriz, su esposo, el perspicaz animado. E l milagro se produjo cuando Ser- pectivamente. L a escenografía se le ha cone inteligente animador escénico D Lléctor gio Diaghileff asumió la dirección de los fiado a Fernando Mignoni. G. Quiroga, y la brillante hueste que acau- bailes rusos en la compañía de la Pavlova y- -Y a está dispuesta para salir en su ruta Fokine, Karsanisca, N i j i n s k i e Ida Rubinsdillan. tein, espectáculo deslumbrador de imponde- a provincias la expedición artística formada Acogida tan cordial por parte de Camila rable armonía, policromo y fantástico, en por la elegante actriz Irene López Heredia. ¡Quiroga- -que señorea las cimas de su el que rivalizaron poetas, músicos y deco- E n la nueva agrupación figuran L i s a A b r i arte- -es premio sobrado a mis afanes de radores de la Rusia de entonces. A l conjunto nes, Socorro González, A n a M a r í a Custoautor de los de l a pedrea Y en esta hora coreográfico, ardiente y prodigioso, contri- dio y Camino Garrigó. De ellos, Mariano de incertiduínbre, tanto como desconfío del buyeron los elementos líricos y plásticos sus- Asquerino, Martiánez, Vicente A r m o y Elias propio esfuerzo, fío en el arte de la actriz citadores del gesto, realizándose así aquella San Juan. maravillosa y en el talento de quienes devo- fusión del arte que había sido el supremo E l 15 de febrero se presentarán en V a l l a tamente la secundan. dolid, primer punto visitado por todas las ideal de W á g n e r Danza, luz, música, color, mímica, plás- compañías, y después, en sucesivas etapas, J U A N JÓSE L O R E N T E tica, todo fué conseguido para rendir per- irán a Bilbao, Santander, San Sebastián y Burgos. E l sábado de Gloria, en el teatro de la Exposición de Sevilla, y mego Algeciras P a r a hoy. sábado, se anuncia en Madrid, en el teatro Eslava, el y las plazas de África, Ceuta, T e t u á n y l í e estreno de La picarona, libro de lilla. González del Castillo y M a r t í n e z Obra de presentación: La escuela de las R o m á n música del maestro Alonso. princesas y los siguientes estrenos: La prinHemos pretendido hacer de La picarona í Oírramas. C o n t e s t a c i o n e s P r e p a r a c i o n e s cesa del marrón glacé, de Suárez de D c z a E D I T O R I A L KETJS Preciados, 1. ¡Krac! comedia de Ugarte y López Tíul ío: una zarzuela muy lírica y muy española, soEl cuento del lobo, de Molnar, versión casbre el fondo de Segovia, a la que tanto adtellana de Révész y López Rubio; La última miramos y de la que nos contentaríamos aventura o e Yolanda, adaptada por Araqttisdon haber podido reflejar, uno solo de sus B E N Z O- CINÁMICO t á i n La novia misteriosa, comedia de! stop destellos. norteamericano, puesta en Madrid por P L a acción de la obra se desarrolla en la Sedante lar Millán Astray, y una comedia de Sánpintoresca época del año 68, pero de la corchez Mejías, Ni más ni menos. Y este es el Jarabe Madarsaga te y su política sólo se- percibe un eco lejano. programa, ni menos ni más. Especial p a r a la T O S fatiga y alecHecha la obra para un músico como Paco- -Sánchez Rexach, el empresario verticiones c a t a r r a l e s Alonso, creemos que éste ha realizado en ginoso, prepara para su rápida facturación F a r m a c i a s y en l a del a u t o r ella una de sus mejores partituras. a P a r í s Londres, Berlín y Roma una gran- Plaza Independencia, 10, Madrid. De los figurines se ba encargado el gran compañía de revista española, de la que ¿wjjfflK E g g ggrer. x de ¡realizar sus, mar sera, ¿quién mejor? A u r o r i t a García A l o e lozana y la maestría de estos comediantes que se llaman Hortensia Gelabert, Consuelo Esplugas, Carmen Sanz, Luisa Puchol, Juan Bonafé, Pepe Calle, Mariano Ozores y cuantos intervienen en el reparto. Para ellos mi admiración y mi reconocimiento. ¡Y que Dios nos acompañe a todos! quetas de decorado, un escenógrafo, Olalla, que sabe aprisionar la luz. Con esto basta para saber que la obra está presentada con arte y buen gusto. Como, aun no siendo obra de espectáculo, la Empresa no regateó l a postura en escena, estamos seguros de lograr los efectos de plasticidad soñados. L a interpretación admirable que le da, sin excepción, la compañía de Eslava, 1 c hace acreedora a nuestra gratitud. Todos han puesto en ella cariño, entusiasmo y talento. De la benevolencia del público y de la crítica, esperamos lo demás. EMILIO GONZÁLEZ D E L C A S T I L L O Luis MARTÍNEZ ROMÁN MENSA ERAS D E L ARTE S O B R E M E S A Y ALIVIO DE COMEDIANTES OPOSITORES r