Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO i DE FEBRERO DE 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G iS. salió en automóvil para Albacete, invitado por el marqués de orre A l t a a almorzar. 1 L a crisis en el extranjero 7 Antes de partir se mostró muy agrade- 1 cido a la Prensa y dedicó elogios a loe alC o m e n t a r i o s s o b r e Sa c r i s i s d e l merienses. G o b i e r n o español Desde Albacete se trasladará a Madrid. París 31, 5 tarde. (Crónica telegráfica. Los periódicos siguen con interés el desFerrol 31, 12 mañana. H a producido en arrollo de la crisis del Gobierno español. este Departamento gran satisfacción la deLe Peiit Journal y L Action Francaise insignación para la cartera de Marina del sisten hoy con nuevos comentarios acerca de contralmirante Sr. Carvia, que es estimala solución de la crisis. dísimo en Ferrol, donde ha residido varios E l primero asegura que el general Primo años. de Rivera deja tras de sí una obra consideEntre los marinos, el contralmirante Carrable de utilidad pública. via goza de gran prestigio. E n el órgano realista, Jacques Bainville Las autoridades y numerosas personalidice: dades han enviado al nuevo ministro tele E l marques de Estella puede ufanarse gramas de salutación. de haber gobernado sin derramar sangre. No se le acusará de tirano ni de cruel. L o que hay que desear es que estas caL a subsecretaría d e J u s l i c i a racterísticas sigan ejerciéndose por los GoBilbao 31, 4 tarde. H a marchado a M a biernos españoles y que no entre España en drid el fiscal de la Audiencia de Bilbao, don una serie de convulsiones y revoluciones coManuel Taboada, que va llamado, según mo las producidas en ios tiempos de la Reparece, por el nuevo ministro de Jus ic pública. y Culto, Sr, Estrada, el cual, como antiguo E l ex presidente del Consejo se dispone, amigo suyo, compañero y correligionario, al frente de la Unión Patriótica, a conseguir con quien ha coincidido en varias comipuestos en las elecciones. Nosotros nos avensiones parlamentarias, le ha ofrecido la subturamos a creer que no le guiará el deseo secretaría de Justicia, que será restablecida, de aumentar el número de partidos políticos, al parecer, con las de los demás ministeya existentes, sino que le guiará más alto i n rios. terés. -Ceria. División de opiniones L a elección de Miss Espaíla tuvo tres actos. E n el primero fué la presentación y desfile; en el segundo nueva presentación de cuatro señoritas seleccionadas del grupo general, después de un minucioso cribado, ejercitado a conciencia por los señores y señoras del jurado. De ias trece concursantes, nueve fueron separadas en este primer ejercicio de la reñida oposición, sin que pueda decirse que las rechazadas no fueran merecedoras de premio. Se les considera algo así como aprobadas sin plaza. Las cuatro señoritas seleccionadas, ílor y nata del concurso, hacia las que el público había señalado abiertamente su predilección, eran Elena Pía Mompó, Polita Bedrós, Vicenta del Castillo y Concepción Cuesta. E n el escenario se había instalado ana batería de reflectores, análoga a la que se emplea en cinematografía, que exponía a las encantadoras concursantes a la faz del público bajo una nube de luz blanquecina, que resaltaba los rasgos de sus rostros, pero que no permitía un examen, que muchas personas hubieran deseado en otras condiciones. No obstante, el público tuvo elementos de juicio suficientes para hacer por su cuenta una segunda selección, en la cual quedaron favoritas del concurso Elena Pía y Polita Bedrós. D i m i s i ó n del a l c a l d e d e B i l b a o Bilbao 31, 4 tarde. H a llegado, procedente de Madrid, el alcalde de la villa, señor Moyúa, acompañado de su esposa, y después de haber pasado unos días en Barcelona. E l Sr. Moyúa ha manifestado que hace algún tiempo había expuesto al jefe del Gobierno su propósito de dejar el cargo y que por consideración al general Primo de Rivera y ante sus insistentes requerimientos había diferido la presentación de su dimisión con carácter oficial. Parece que ahora está decidido a no volver de su acuerdo, si bien lamenta no dejar ultimados algunos asuntos que tiene pendientes y que son de extraordinaria importancia para Bilbao. Bilbao 31, 4 tarde. E l presidente de la Diputación, acompañado de varios diputados, ha visitado hoy al gobernador para manifestarle que ponían sus cargos a disposición del gobernador. H a n dicho que ellos fueron nombrados por el gobernador civil, estando con la confianza del Gobierno anterior y que, por lo tanto, quedaban a resultas de lo que decida el nuevo Consejo de ministros. Las autoridades de Valencia OTRA VALENCIANA HA SIDO ELEGIDA REINA DE LA BELLEZA PARA 9 Madrid 31, 9 noche. Gran lleno en el teatro Gran Metropolitano, a las dos de la tarde. E l motivo de la enorme- afluencia, la elección de Miss España para 1930. Este año ha organizado el concurso la revista Atlántico, rápidamente y sin poder realizar la propaganda por la premura del tiempo. E n verdad que el anuncio- de este concurso apenas se ha difundido, y debido a ello, el número de solicitantes no ha sido muy considerable. N o obstante, el acto de la elección resultó animado en extremo. L a sala de butacas se hallaba ocupada totalmente. Se veían entre los espectadores a muchas señoras y señoritas, -que tomaron partido por unas y otras solicitantes con el mismo calor que los varones. Se presentaron a concurso las siguientes señoritas: Amparito Peris, Adelina de L i s Carmen Monasterio, Carmen Meseguer, de San Fernando de Henares; Sara San José, Carmen de Fez, Matilde Lastra, Juana Martínez, Concepción Cuesta, Mercedes Romero, V i centa del Castillo, Polita Bedrós y Elena Plá Mompó, residente en Valencia, y que se aloja accidentalmente en la Gran Vía número 10 A c o n t e c i m i e n t o sensacional. L a bella desconocida Cuando la elección se hallaba en tal momento surgió un acontecimiento que dio mayor atracción al espectáculo. E n el intermedio de uno y otro de los tres actos en que se dividió la presentación, un grupo numeroso de espectadores empezó a apiñarse en torno de un caballero y dos señoritas vestidas de luto que ocupaban tres butacas de la última fila. Llamó la atención lo que ocurría y el grupo fué aumentando con nueves elementos. Cuando intentamos averiguar de qué se trataba, era ya muy difícil llegar hasta el centro del corro de admiradores, entre los cuales seis o Siete jóvenes trataban de convencer a una de las dos señoritas y al caballero que la acompañaba para que se presentara al concurso y subiera al escenario. Mucho tiempo duró la porfía. E l caballero, amablemente, se oponía. L a señorita enlutada trataba de hacer comprender a todos que asistía al acto únicamente en calidad de espectadora, y que por el luto que vestía no le era posible tomar parte en el concurso. 1 Valencia 31, 7 tarde. E l gobernador civil recibió esta madrugada telegrafías de los ministros dimisionarios y entrante de la Gobernación, despidiéndose y agradeciéndole su colaboración y saludándole y rogándole que continúe al frente de la provincia. E l Sr. Hernández Malulos les ha contestado adecuadamente, y en el dirigido al general Marzo insiste en su dimisión. T a m bién se atribuye al presidente de la Diputación igual actitud. Zaragoza 31, 9 noche. E l presidente de la Diputación, Sr. Lasala, visitó al gobernador, suplicándole le fuera admitida la dimisión, así como a los diputados. E l gobernador le contestó que debía atenerse a las prescripciones dadas por el general P r i mo de Rivera, que, en nombre de Su Majestad el Rey, rogaba a todos que continuaran en el desempeño de sus funciones con lealtad e interés basta que el Gobierno dicte las normas oportunas. L o mismo contestó al alcalde y a los concejales que dimitieron. Primer premio. Elena Plá, M i s s España para ¡930 E l Jurado mientras tanto deliberaba. E l público acogió con protesta la retirada de la bella desconocida, y no quiso oir las explicaciones de quien desde el escenario hacía la aclaración de que la señorita de luto se presentó fuera de concurso. Pero quedaban otras señoritas de formidable categoría estética, y el Jurado no tuvo que ceder a la benevolencia ciertamente para pronunciar su fallo. Terminada la deliberación uno de los señores que lo componían se adelantó a las candilejas y dijo poco más o menos: El Jurado ha designado a la señorita Elena Plá Mompó, de diecisiete años, natural y vecina de Valencia, como primer premio de bellezas españolas para 1930. U n a ovación formidable acogió el fallo y el acto se dio por terminado. Elena Plá es muy joven y ve- slia con sencillez y elegancia en el- acto del concurso. Se peina con bucles: no es muy alta, pero sí proporcionada, y muy bella de rostro. Representará dignamente a España, Señorita Plá, que sea enhorabuena. E l desfile E i desfile de las seductoras concursantes constituye un espectáculo sumamente entretenido, amenizado por estentóreas manifestaciones de entusiasmo de) -público, en el que abunda el elemento joven. L a belleza valenciana fue unánimemente aclamada, y su triunfo no hubiera sido disputado a no presentarse Polita Bedrós, cuya aparición en el escenario fué señalada con lanzamiento de sombreros, americanas y otras prendas de uso personal. L a s exclamaciones de entusiasmo sobrepasaron a cuanto pudiéramos decir, aun cuando gozáramos grandes aptitudes descriptivas. Realmente Polita Bedrós es una señorita que, además de la belleza de su rosero, poco común, reúne un conjunto muy ponderado de sugestivo: encantos. E l público lo reconoció así y lo expresó sin reservas de ninguna clase.