Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 2 DE DE i 3o. 9 DIARIO ILUSTRADO. S 1 AÑO O VIGÉSEXTO g g FEBRERO NUMERO 20 GTS. EXTRIO. N. 8.457 F U N D A D O E L i D E JUNIO D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A PRIMER H i s t o r i a de la crisis. para despedirse. CONSEJO EVO D E MINISTROS D E L GOBIERNO E l marqués de Estella estuvo en Palacio Importantes acuerdos del Otras noticias. versidad, D Elias Tormo, cuando el duque de A l b a pase a la cartera de Estado. U n telegrama a los capitanes generales. Consejo de ministros. L a visita de la guarnición de M a d r i d al general Berenguer. H i s t o r i a de Ja crisis Las declaraciones con que el general Primo de Rivera se despide por ahora de la publicidad, las que anteanoche aparecieron en L a Nación, contienen un punto interesantísimo de historia y dejan explicado, con perfecta lealtad, el proceso de la crisis. El público ha podido creer que la crisis se planteó el martes. El ex presidente del Consejo hace constar que su dimisión, por consiguiente la de todo el Gobierno, quedó presentada él domingo en el despacho a que le llamó el Rey fundadamente sorprendido y contrariado por la nota de consulta, a los capitanes generales Pero según las mismas declaraciones del general Primo de Rivera el origen de la crisis es anterior. Ya en los últimos días de diciembre empezó a faltar calor y plena confianza donde era indispensable encontrarla para el plan de extinción de la Dictadura y traspaso de. sus funciones Efectivamente, el día 2 de enero el general Primo de Rivera salió de Palacio sin la aprobación del plan político que muchos, días antes había sometido a Su Majestad y que entre otras cosas contenía la institu- ción de una Cámara única con escasa participación del sufragio; una reforma constitucional radicalísima. En su editorial del día. p -i- nte procuró ABC que se conociera la grave divergencia producida entre la Corona y la Dictadura, cuando ésta trataba de establecer posiciones firmes contra la Constitución. Y como epígrafe y referencias periodísticas insistieran en suponer v: i ratificación de confianza y de poderes donde en realidad se- había producido la crisis, aún tuvimos que poner los puntos sobre las íes y escribir esta advertencia: no sabenos qué más necesitan algunos colegas para enterarse de lo ocurrido El franco y leal testimonio, del general Primo de Rivera es del mayor interés para la historia de estos años. La Corona ha estado en su puesto y ha cumplido su deber. La Dictadura no ha sido, ni podía ser, en el ánimo del Rey, más que una interinidad y un expediente. Y cuando ha querido ser otra cosa, no ha tenido el calor ni la confianza de la Corona. Nació la Dictadura con una gran fuerza de opinión. Tememos tener que recordat muchas veces las causas que la provocaron. Ha caído por su propio peso, gastada y deshecha por sus propios errores y, ¿por qué no decirlo... ni sus errores, ni el carácter excepcional y sin ejemplo que ha revestido de poder personal omnímodo, siempre des- cuidado, de su, legitimación, han bastado a conseguir ki reacción suficiente en el espíritu popular más ifluído por el odio al pasado que por el rescate del porvenir. A su hora, la Monarquía, que en 1023 evitó un desastre nacional, ha sabido abrir paso a la restauración del régimen consiitucioml. ¡piala encuentre la nueva políti: 1 ca en la moral de los hombres públicos el concurso y asentimiento necesarios para que el país, primero jubiloso y después resignado bajo la Dictadura, no reaccione contra el régimen liberal, si otra ves lo desacreditan sus paisanos! E n Marina Madrid 1, 11 noche. Esta mañana recibió el nuevo ministro de Marina, general í Carvia, al capitán general y al gobernador militar de M a d r i d ministro de Hacienda, L a mañana del presidente Sr. Arguelles; ministros togados del CuerMadrid 1, 11 noche. E l presidente del po Jurídico Sres. García P a r r e ñ o y F e r Consejo llegó muy temprano a su despacho nández de Castro, comandante general de del ministerio del Ejército y la primera visiInválidos, general F o n t á n D Miguel R o ta que recibió fué la de S. A el infante don sendo, D Emilio R e y los almirantes seFernando. A partir de este momento el ñores Castillo, A n d ú i a r Carranza y Góconde de Xauen no dejó de recibir visitas mez R u b é generales del Cuerpo de la A r de cumplimiento. mada Sres. Mille, Aparicio, Quintana, L e saludaron una representación del ConSanz y Lapcna y capitán de navio D Á n sejo Supremo del Ejército y Marina, otra gel Gamboa. del Vicariato general castrense, de la E s cuela de T i r o y de la de Estudios SuperioL a secretaría auxiliar del ministerio de res, obispode Madrid y Segovia, encargado del ministerio de Trabajo, general M a r Marina queda formada por el capitán de v á conde de San Esteban de Cañongos, fragata D Antonio Moreno de Guerra, cacapitán general Weyler, marqués de R iespitán de corbeta D Juan Bautista Lazaga, tra y muchas personalidades que constany capitán del Cuerpo Jurídico de l a A r temente desfilaban por el despacho del. premada D. Luis Montoto y Burgucro. sidente. A todos dedicó unos minuto el general Berenguer, agradeciéndoles la deferencia. U n telegrama del presidente del Madrid 1, 11 noche. E l conde de Xauen ha dirigido a los capitanes generales de región el siguiente telegrama: Madrid 1, 11 noche. A última hora de la A l encargarme de la jefatura del G o tarde de ayer estuvo en Palacio el marqués bierno y de la cartera del ministerio del de Estella. Ejército es mi primer deseo, en relación Permaneció en el Alcázar una media este último cargo, hacerles saber que, conhora y a su salida manifestó que había hetando con certeza absoluta con la bien procho una visita de cortesía a los Reyes y al bada lealtad, disciplina y elevado espíripríncipe de Asturias y que estas visitas las tu del elemento armado, he de dedicar urcontinuaría ho Añadió el general Primo de Rivera que. gentemente todo mi esfuerzo a mantenerlo en una completa paz espiritual, indispense propone salir de M a d r i d el lunes, pero sable para la eficacia de los servicios de que su ausencia será corta. todo y que permita después afrontar. serenamente, con todo género de asesoramienE l ex presidente d e l Consejo tos y garantías de estudio los problemas marqués de Estella, en el ministe- de la organización y material. P o r todo ello, cuento con la valiosa cooperación de rio del Ejército V E a quien con el mayor afecto saludo, así como a todo el personal a sus órdeMadrid 1, 11 noche. A la una de la tarde el general Primo de Rivera llegó al panes. lacio de Buenavista. E n t r ó en. el ministerio por la escalera principal y seguidamente fué Decretos del ministerio de M a introducido en el despacho del conde de Xauen. Media hora duró la entrevista y al rina término de la misma el presidente del ConL a Gaceta publica los siguientes: sejo acompañó al marqués de Estella hasta Dictando reglas relativas a los beneficios la meseta de la escalera, donde permaneciede rehabilitación y cancelamiento de l a exron todavía conversando unos minutos. tinción de condena. L a despedida de ambos generales fué muy Disponiendo que el contralmirante de la afectuosa. Armada D Mateo García de los Reyes ¡quede destinado para eventualidades de! A l t o s cargos servicio. í d e m que el contralmirante de l a A r m a Madrid 1, i r noche. Creemos que será designado alcalde de Madrid en plazo bre- da D Salvador Carvia y Caravaca cese en el destino de director de la Escuela de ve el conde de Vallellano; ministro de Instrucción. Pública, será el rector de la U n i- Guerra Naval, El rf. arqués de Es! ella estuvo en Palacio para despedirse Consejo a los capitanes generales
 // Cambio Nodo4-Sevilla