Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡Cazadores! s yda. e Hijos de J O A Q U Í N F E R N A N D E Z de V CURACIÓN RADICAL Y RÁPIDA los f E L L O S y e l PELO P A R A SUPRIMIR G R A N E X J L X O Primer premio, copa del doctor A S U E R O en el Tire de P i c h ó n de Eibar, en competencia con las m á s renombradas escopetas e s p a ñ o l a s y extranjeras. P í d a s e c a t á l o g o gratis a los fabricantes, EIBAR. q MAQUINARIA para 8 a FABRICACIÓN de Detalles y presupues tos: A L M I R A N T E 15 Madrid. de los Flujos Recientes ó Persistentes Tened mucho cuidado en usar un Depilatorio cualquiera. Después de applicarlo, los pelos vuelven a brotar con mayor fuerza y vigor. J t e s SYFiSIA, S 5 nie de Rivoli, P a r í s (1 vióse un j día inducida a experimentar una receta poco conocida, ero que posee verdadera acción sobre la raíz del pelo, os pelos destruidos de éste modo, YA NO VUELVEN ¡A BROTAR Tan original método va explicado con la mayor claridad en un folleto intitulado U n secreto I Egipcio el cual se manda bajo sobre cerrado. GRATIS I y muy discretamente a quien lo pida bastará escribir j adjuntando un sello para la contestación a 3 Productos D SYPS 1 A, Calle Napoiss t! 287- 4 -i 1 Barcelona Hotel Belgravia, Londres, S. W 1, I N G L A T E R R A Enfrente del T é r m l h u s Continental, e s t a c i ó n del Victoria. 250 C U A R T O S D E D O R M I R Y. H A B I T A C I O N E S con agua corriente, f r í a y caliente; t e l é f o n o e t c é t e r a C U A R T O P A R A U N A P E R S O N A desde 10 s. 6 d. C U A R T O P A R A DOS P E R S O N A S desde 17 s. 6 d. H A B I T A C I O N E S D E S D E 2 2 s. R E S T A U R A N T abierto al p ú b l i c o con 300 cubiertos. Cocina y servicio perfectos. Orquesta. COMIDA, 3 s. 6 d. C E N A 6 s. y A L A C A R T A Se habla e s p a ñ o l Golf gratuito. PARÍS S. roe Vtvienne, S y en todas la Farmacia CRISTAS Y PL AS LA ESTERILIDAD curada. No tener hijos da disgustos, p é r d i d a intereses, desune, etc. Informes gratis. Ap. 6.013, Madrid. Caballero joven, solvente, bien relacionado e inmejorables referencias, desea r e p r e s e n t a c i ó n de entidad importante en Barcelona. Esc. a F Sandiumenge, D i p u t a c i ó n 276, l.o, Barcelona. DEPILACIÓN eléctrica, Dr. Subirachs. Montera, 51, Madrid. Revista mensual ilustrada. Director: K a m ó n J Crespo. 24 p á g i n a s de texto, con prof u s i ó n de grabados. Colaboración m e r i t í s i m a Informa- W c i ó n mundial sobre cuanto g ¡se relaciona con la Avicultura. S u s c r i p c i ó n anual, 10 pesetas. Enviamos un ejemplar de muestra, si se nos pide en una tarjeta postal. S o l i c í t e l o gratuitamente, escribiendo a E S C U E L A P R A C T I C A D E K A Ciudad Lineal (Macls- ifl ft ICULTXT- F E R N A N D E Z Y GONZÁLEZ- ¿Reconocéis y juráis del mismo modo por vuestros príncipes a mis dos hijos, Sus Altezas la princesa doña Gabriela y el infante que ha de nacer, ¡mediante Dios? Los tres nobles juraron solemnemente. ¿Juráis- -añadió Gabriel de Espinosa, cuya voz se hacía a cada momento más solemne- si yo ¡muero antes de llegar a Portugal o en la demanda ide mi Trono, sostener con las armas hasta morir üos derechos de la Reina mi viuda y los de los dos príncipes mis hijos? Los tres magnates otorgaron con entusiasmo aquel juramento. -Miradlo bien- -repitió Gabriel de Espinosa acreciendo en solemnidad- mirad que una desgracia ¡cualquiera puede hacer que yo muera ahorcado como un impostor a manos de mi tío el Rey don ¡Felipe. -Vengaremos a Vuestra Majestad y pondremos en el Trono a aquel de vuestros hijos a quien eá ¡Troncf correspondía, o Portugal quedará reducido a sangrientos escombros. -Que Dios premie vuestra lealtad si así lo hacéis; y si no lo hiciereis, que Dios os maldiga por vuestra cobardía y por vuestra traición. -Amén- -dijeron los tres nobles, dando a aquel amén la fuerza de un solemnísimo juramento. Gabriel de Espinosa retiró su espada y la envainó. Lo mismo hicieron los tres nobles. -Escuchad ahora- -dijo Gabriel de Espinosa- nadie nos oye; nadie sabe que vosotros conocéis al ¡pastelero de Madrigal; vivís en su casa como por casualidad, como huéspedes que pagan su posada; cuando me encontrareis con mi humilde, pero necesario disfraz de hombre común y rillano, miradme como miraríais a vuestro huésped el pastelero: ni más ni menos; tratadme con altivez; yo daré ocasión a que delante de todo el mundo me tratéis con desprecio; es ne cesario engañar a mi tío el IRey de España, que tiene ojos y oídos en todas partes. Del mismo modo, -cuando encontrareis a ¡la Reina disfrazada con el humilde traje de labriega castellana, con la princesa doña Gabriela EL PASTELERO DE MADRIGAL s $i humildemente vestida en los brazos, guardaos de rendirla la más leve demostración de respeto; ni aun siquiera llevéis las manos a vuestros capacetes; obrad como obraríais si sólo supieseis que era la hermosa nodriza de la hija de un pastelero, tal vez la manceba de un pastelero. Es necesario pasar ése triste camino, es necesario mentir; es necesario ique el Rey crea que sólo habéis venido para tomar por intercesora con él a. mi prima doña Ana de Austria; os dirá que está destinada a ser mi esposa guardaos de hacerla comprender que yo la engaño, como por necesidad lo hago. Lo que sucede es inevitable, así lo ha querido Dios; me he visto abandonado por Venecia y por Francia; se me han cerrado las puertas de Inglaterra; no he podido esperar en un reino amigo a que Portugal se prepare para el combate, y ha sido una fortuna que fray Miguel de los Santos haya podido seducir, engañar, a doña Ana de Austria, a fin de que, sin que el Rey de España pueda sospechar, pudierais venir a reconocerme, para volver a testificar a los portugueses que su Rey vive y está dispuesto a morir, no sólo por recobrar su Corona, isino también por volver a su patria su perdida l i bertad que lo que ha sucedido aquí quede guardado profundamente en vuestra conciencia; que nadie lo sepa hasta que volváis a Portugal; toma mi espada y guárdala, duque de Coimbra; en mi poder la espada de los Reyes de Portugal es un peligro; guárdala tú, noble descendiente de los heroicos duques de Coimbra; guárdala para entreigarla a tu Rey, desnuda y pronta a herir, cuando ¡tu Rey pise armado la querida, la suspirada playa de Lisboa. ¡Ah, señor 1- -dijo el duque de Coimbra con Jas lágrimas en los ojos, tomando la espada y besándola en la cruz, donde estaban esmaltadas las armas de Portugal- Dios quiera que no tarde el día en que yo devuelva a Vuestra Majestad esta arma sagrada, para que en las manos de Vuestra Majestad sea la espada terrible como el rayo de la patria esclava que rompe sus cadenas y se levanta para combatir. -Guárdala y sé prudente; como desaparece esa espada en tus manos, los trajes que vestimos desa-
 // Cambio Nodo4-Sevilla