Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BARCELONA. D E L II COXc RI 0 I T E R V TONAL D E L A VISA Y D E L VINO (FOTO TORRENTS) JURADO CALIFICADOR D E L O S V I N O S ACTUANDO E N U N A D E LAS SALAS D E L A EXPOSICIÓN. arroba al remanso para que 3 a busque el perro. Pero el Rey ignoraba que el. perro estuviere. presente, porque iba cubierto con los atavíos personales de la etiqueta palatina. Hay una especie de cortesía a la cual no todo el mundo puede rendirse. Es la cortesía de la atención. Hablan muchos de tal suerte, que nunca dejan de ser el centro del asunto a que aluden. L a distracción consoladora del auditorio substituye al más descortés y raás visible taponamiento de los oídos. Sólo así nos permite l a impertinencia que parla libre- u n merecido reposo espiritual, N o tuvo razón el orador más insigne de Atenas al increpar a ios ciudadanos que empezaban a dejarle con la palabra en la boca, porque no les interesaba su discurso, y que contuvieron su marcha para seguir escuchcrticole al empezar un cuento. Iba yo a M e l a r a y alquilé un asno. Quise acogerme a su sombra, sofocado del calor; pero me la disputó el arriero diciéndome que lo que me había alquilado no era la sombra, sino el asno. Con que sus palabras anteriores al cuento hubieran exigido el mismo o menor esfuerzo de voluntad para ser atendidas que la sombra del asno, hubiese evitado el tedio de Ja multitud. L a lisonja es a la cortesía lo que la hipérbole a la verdad. Linda la primera con el desatino cuando es extremada. L a alabanza cortés que se contiene en los términos del buen gusto merece aplauso. F u s disparate el elogio a Isabel la Cató- lica de Antón de Moníoro, que se atrevió de sus libros, cortesía o buena crianza para a escribir: el reo que cae en sus manos! Alta Reina soberana, Entre los consejos que Don Quijote da a si fuerades antes vos Sancho para oue. le saquen a puerto seguque la fija de Santa Ana, ro del mar jííoceloso de la ínsula Barataría, en vos el fijo de Dios, figura éste: A l que has de castigar con tomaría forma humana... obras no trates mal de palabras, pues le bas- Y íué también desatinada loa a la belleza ta al desdichado la pena del suplicio, sin la de una mujer esta salida del enamorado con- añadidura de las malas razones. destable D Alvaro de L u n a U. Y en el famoso entremés de la Elección de los alcaldes de Dagaroso, hace decir a Rana: Si Dios nuestro Salvador trobier de tomar amiga, I Nunca deshonraría a l miserable fuera mi competidor. queante mí le trujesen los delitos, que suele lastimar una palabra E n cambio, leed esta estrofa, que ba sía de un juez arrojado de afrentosa, para inmortalizar a quien la escribiera, y mucho m á s que lastima su sentencia, que hallaréis entre las que eligió el abate aunque en ella se intime cruel castigo. lYlasden, en el tomo preliminar de su HisNo es bien que el poder quite la crianza... toria de España, para poner en su punto, Ved cómo no tenía razón Antonio de T o r con testimonios irrefutables, la altísima exquemada al burlarse, en uno de sus coloquios celencia del ingenio español: satíricos, de las formas en el saludo de su Aquí yace un jabalí; tiempo, y al impugnarlas, porque con ellas se a manos de una deidad, mentía, muriera de vanidad Quería Torquemada que desaparecieran del si otra vez volviera en sí, uso común las palabras halagadoras de las Cazador que por aquí fórmulas corteses, sin advertir el profundo en busca de fieras vas, vuelve los pasos a t r á s sentido con que aconsejó el arcipreste de ninguna hallarás con vida, Hita que quien no tuviese miel en la orza, que C. sta murió de la herida la tuviera en la boca. y de envidia las demás. Fecunda en bienes es la buena cortesía que ¡Cuántas veces el mundano Cervantes, que recomendó Pedro Crespo. Atengámonos a había padecido persecuciones de la Justicia, ella. Por lo menos, hace vivir un instante las ya por sospechas de complicidad, ya por ilusiones dei amor propio. atribución de acciones o de omisiones delicJOSÉ R O C A M O R A tivas, pide a los jueces, en distintos pasajes v inmsniniíTTnríi; -1 irmnnrii. m i mrtmni una mu iwn i i r rn- 1- ni nmni i g i m ir sim mu am ari U I I U J numuiiUM. Mii. l. lililí IlaalalliiaMIiaaWnmi