Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CÁTEDRA AMBULANTE EN LOS ESTADOS UNIDOS ingenieros agrícola. H. c aquí el interior de un vagón de ferrocarril perfectamente preparado como aula ambulante, donde los agrónomos americanos dan a conocer a tos agricultores de su país los modernos métodos de la técnica (Foto Marín. crisis: una, interior, que forman productores y exportadores españoles; otra, exterior, de colocación ventajosa de ¡os productos, conocimiento de mercados y ampliación de capacidad exportadora. Resueltos los problemas de ja primera, la solución de los de la segunda es una consecuencia obligada. En todos los países exportadores se ha pasado por una crisis semejante, como lastre de la postguerra, y en todos y en las distintas industrias de cada uno ha sido necesario recurrir a la única posibilidad de salvación: la sindicación (forzosa, si no se ha conseguido la voluntaria) de los exportadores del ramo. Reciente está el informe del Comité mixto de las organizaciones de la industria algodonera de Manchester, que, corno remedio a las dificultades de la situación por que atraviesa actualmente, recomienda la concentración industrial y la centralización y control de ventas, y antecedentes de todos conocidos son las concentraciones alemanas y norteamericanas para venta común. L a primera consecuencia de la sindicación es ¡a liberación económica del exportador de manos del intermediario extranjero, ya que el Sindicato puede concertar el necesario crédito (hoy, en esas condiciones posible en España) y deshacer, por tanto, la marcha forzada a que está sometido el negocio. Tras este paso, sin grandes esfuerzos, queda resuelto el gravísimo punto de la organización comercial de la venta. L o que aisladamente no puede sostener casi ningún exportador, no supone apenas gravamen para e! conjunto, y bien por su cuenta, bien por medio del establecimiento de crédito, a cuyo amparo se desarrollase el Comité de Sindicatos, se pondrían en marcha las Agencias exteriores, con su doble misión informativa (al vendedor y al comprador) su inspección a l arribo de mercancías, y todos los anejos que no es ahora oportuno ni discreto enunciar. hoy a nuestra economía: la comercialización de la Marina mercante y la estabilización de la peseta. L a sindicación de productores y exportadores, al liberar económicamente a los que ahora se encuentran sujetos al crédito extranjero, repercute directamente en la valoración internacional de nuestra moneda, haciendo revertir en la economía española un formidable caudal, ya que ¡a huida de! capital español que significa la restitución de los anticipos, sin que por ellos se incremente nuestra riqueza, es una dolorosa sangría! Si, por otra parte, se eliminan las innumerables partidas que van a manos del comisionista y se evita la forzosa sujeción actual a notas informativas inexactas, cumplimiento de compromisos, etc. y además situamos directamente, y bajo xiuestra inspección, la mercancía española, el valor comercial de ésta tiene forzosamente que sufrir un indudable aumentoi Nuestro prestigio comercial, hoy inexistente en los grandes mercados, no obstante la efectiva importancia de España entre las naciones exportadoras, ocuparía el lugar a que tiene derecho en cuanto se conociera la verdad sobre nuestros productos, merced a la publicidad que, salvo nosotros, todos realizan. Por el volumen de la exportación frutera podíamos alimentar holgadamente una importante flota españolaren cambio, hoy dirigimos en forma de pago de fletes y seguros millones y millones de pesetas al exterior. Ello nos fuerza a adquirir para esos pagos divisas inglesas, alemanas, noruegas, etc. v no podemos encontrar la compensación en la contrapartida de venta, ya que n i siquiera nuestra mercancía se coloca en moneda española. Y esto sin limitarse al ramo frutero. Qué ocurre con muchos embarques de mineral? Materias hay en las que ocupamos el primer puesto internaciona! como productores y no hemos conseguido fijar nuestros precios ni ofrecer el producto con precio español Unas veces esperamos a que lo diga Londres; otras, a Que Italia nos mediaEsta política comercial de exportación fru- tice y despoje de un mercado que es nuestro. tera puede coadyuvar a resolver en gran ¿Se conoce el consorcio para la venta de garíe dos graves cuestiones, que preocupan mercurio? ¡Todo menos seguir gallarda- mente el camino que nuestra riqueza no marca! Es preciso. desterrar la rutina, y en cualquier ramo de exportación la realidad nos ofrece base sobrada para abordar la solución mejorando nuestra riqueza. Piénsese que en Canarias solamente, durante la larga época de embarques de tomate y plátano, suelen cargarse alrededor de las 20.000 toneladas semanales, con importe aproximado de 80.000 libras, que, al cambio de 35, arrojan una cifra de 2.800.000 pesetas. Y téngase en cuenta que se aprovecha siempre el flete de retorno con carga de cemento o hierro procedente de Amberes o Amsterdam. Ahora bien; si la principal dificultad para el desarrollo de nuestra Marina fuera la falta de tonelaje en fletamentos, se comprendería que, a pesar de lo imperiosa que es para España la necesidad de una flota mercante, no se abordase por el momento su solución; pero es que el pabellón español en el mástil de proa de buques no nacionales se ve constantemente en los puertos principales de Europa, lo que indica que podemos ofrecer negocio a las líneas de navegación, y que el movimiento de nuestros puertos es ya base suficiente para realizar una primera parte del programa; la de ampliación de tonelaje. 1 Se ha reconocido en el Congreso de Comercio, recientemente celebrado en Sevilla, que nuestra balanza comercial ha empeorado, y a pesar de las amables frases de los delegados americanos- -que hay que agradecer- Jas estadísticas acusan un descenso de exportación que no es nuevo. Hoy puede repetirse como cosa de! día lo que escribió en febrero de rqsS el directo- de la revista La Exportación hidustriaí: L o cierto es que nuestros exportadores pierden, paulatina y silenciosamente, sus mercados ¿Hasta cuándo? hay que preguntarse, i! TOSE L B E N I T O Catedrático, de Derecho mercaniil en la Universidad de Sala JftOltOO,
 // Cambio Nodo4-Sevilla